Enero de 2019
Un segundo frente popular
La insospechada potencia de las trabajadoras

La presencia de una gran proporción de mujeres de sectores populares, en los bloqueos de las rotondas por los chalecos amarillos, llamó la atención de los observadores. Las trabajadoras aseguran el funcionamiento de los servicios esenciales como la salud y la educación. Más allá de la reciente rebelión, las mujeres representan el poder, a menudo ignorado, de los movimientos sociales.

Llevan puesto un chaleco amarillo, controlan la circulación en las rotondas, hablan de su vida cotidiana, luchan. Enfermeras, cuidadoras a domicilio y niñeras también se calzaron el atuendo fluorescente para hacer caer el velo que no deja ver desde afuera a estas trabajadoras entre bastidores. Mujeres y asalariadas, con jornada laboral doble y bajos ingresos, cargan con todo el peso de la osamenta rancia del Estado social.

Y con razón: los sectores mayoritariamente femeninos de educación, salud, trabajo social y limpieza representan la piedra angular invisible de las sociedades liberales y al mismo tiempo su locomotora. La interrupción de esos servicios fundamentales paralizaría a todo un país. ¿Quién se ocuparía entonces de las personas dependientes, de los recién nacidos, de la limpieza, de los niños? Ni los directivos rompehuelgas ni las fuerzas del orden que arremeten contra las barricadas podrían hacer nada al respecto: en la escuela de gendarmería no les enseñan a cuidar a ancianos...

Texto completo en la edición impresa del mes de ENERO-FEBRERO 2019
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl





http://sc.mondediplo.com/article.php3?id_article=6284

Droits réservés - TOUS DROITS RÉSERVÉS © 2002 - 2004 Le Monde diplomatique