En kioscos: Julio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

InES Género: la avanzada feminista en la academia. Francisca Rodó Donoso y Nathaly Pizarro Vidal

No deja de ser relevante situar los aspectos que hilan desigualdades de género en la academia y por tanto en el desarrollo científico de nuestro país. Las brechas de género identificadas por grupos de investigadoras e investigadores, por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID) han visibilizado las conflictividades heteronormativas que reproducen las relaciones de poder en la ciencia.
Hoy las mujeres que se desarrollan en el ámbito científico no sólo deben hacer frente a indicadores que miden la productividad científica sino también, deben ser partícipes y protagonistas de la disminución de las desigualdades mediante el incremento de la participación en mentorías, capacitaciones, cursos y gestión relativa al ámbito académico.

En este contexto el InES género como herramienta de ANID tiene como objetivo disminuir las brechas de género en el ámbito de la Investigación, el desarrollo, la innovación y el emprendimiento de base científica tecnológica en las instituciones de educación superior. Concurso que actualmente tiene a 28 Universidades público y privadas fortaleciendo el trabajo conjunto en RED para hacer frente a una problemática que asienta sus bases en el androcentrismo científico y epistémico. Por tanto, no deja de ser relevante y desafiante el trabajo que asumimos desde nuestras distintas posiciones situadas para dialogar con mecanismos patriarcales que forman parte de la universidad.

En este sentido, nos encontramos ante un desafío que como feministas nos entrecruza comprendiendo que las distintas formas en las cuáles se reproducen las desigualdades de género desde nuestros distintos ámbitos de trabajo, nos invitan también a pensar nuevas formas de hacer y tratar dentro de nuestros espacios laborales profundamente patriarcales. Y entonces nos encontramos transitando: las problemáticas de la gobernanza universitaria en la implementación, ejecución y seguimiento de los Protocolos de Acoso Sexual, la Violencia, la Discriminación de Género en el ámbito de la Educación Superior (Ley N°20.129), la Política de Igualdad de Género, los manuales y protocoles de Conciliación en la vida Laboral, Familiar y personal y las políticas de investigación con perspectiva de género.

Desafío no menor, puesto que mientras estos se transforman en mecanismos para la disminución de las violencias, nuestros marcos de acción se encuentran institucionalizados teniendo que mediar sobre derechos que son fundamentales para disminuir las desigualdades de género en el ámbito de la educación superior y en la academia. Nos interpelan las reuniones y negociaciones, los tratos patriarcales en lugares de trabajo donde enfatizamos colectivamente la importancia del cuidado, los silencios impuestos sobre nuestras acciones, las correcciones gramaticales para asentar las políticas de género.

Como mujeres partícipes de la RED InES Género damos cuenta de estos entrecruces que suceden desde nosotras, los cuales como bien señalan las investigadoras del proyecto Anillo Disonancias: Comunidad, Universidad e Irrupción feminista, la irrupción feminista es silenciada desde la impunidad institucional con relación a las desigualdades y violencias que son reproducidas a partir de la misma lógica institucional.
Por tanto, las fricciones son visibles, se sienten, y en estos espacios que nos interpelan construimos y creamos para hilar conjunta

Francisca Rodó Donoso: Doctora en Ciencias Sociales
Nathaly Pizarro Vidal: Máster en Gestión Universitaria

Compartir este artículo