En kioscos: Julio 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Juan Sutil: impuestos a los super ricos y la huida de los empresarios. Tácticas del miedo. Por Cristopher Ferreira Escobar

Las declaraciones de Juan Sutil, presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), no han pasado inadvertidas el día de hoy. Tres son los dichos que tomo para esta columna: «el promedio que pagan las empresas en la OCDE es de 23,5%, y en Chile es de 27%», “las inversiones se van a países que tienen menos tributos” y “el mundo va a quedar mucho más pobre”.

En Chile, y después del 2014, se tributa con el sistema semi-integrado del 27%, no obstante, el papel aguanta mucho. Sin embargo, los impuestos pagados se consideran como adelantos, los cuales un 65% puede ser usado como créditos sobre los impuestos personales. Es decir, que realmente se descuentan del 27% el 35% restante, dando un impuesto real de 9,45%. Es este el impuesto que pagan las empresas. De esta manera, Chile paga un impuesto inferior al de la OCDE.

En segundo lugar, las inversiones no se han quedado retenidas en el país en los momentos de economía boyante y paradisiaca. Muy por el contrario. En Chile las grandes empresas representan un porcentaje muy inferior en comparación a las otras categorías. Aquellas no sólo son las más escasas sino las que posibilitan empleabilidad muy baja; por el contrario, las pymes abarcan casi el 70% de la empleabilidad. Pero como si esto fuera poco, las grandes empresas abarcan un 80% del mercado y un 90% de exportaciones e importaciones. En grandes cuentas, las grandes empresas dan poca empleabilidad, no pagan un impuesto alto, acaparan una parte sustantiva del mercado y generan las exportaciones e importaciones. En consecuencia, no hay que preguntarse por la cantidad de las inversiones como foco de discusión, sino por lo hechos de aporte, puesto las ganancias la redistribuyen con el salario mal pagado dicho sea de paso, pues el “INE 2019 de Presupuesto Familiar” da cuenta que el 80% de lo hogares en Chile vive con un egreso superior al ingreso. PLOP! Otro punto, según Jorge Lavandero, el gran ingreso del Estado es de 64%, el cual corresponde a impuestos a las masas. ¿Y cuál es la gran masa? Los trabajadores con un sueldo inferior a 400.000 son casi el 50%. O sea, raya para la suma, los que tienen problemas de vivir bien, porque de vivir Auschwitz demostró que se vive con lo mínimo, son los que pagan y aportan. ¿Quién realmente hace un aporte al país? Los grandes empresarios no.

Por último, “el mundo va a quedar mucho más pobre” lo comparto, porque la frase da cuenta de una pobreza como dato primero; no se es más pobre si ser ya pobre.

Cristopher Ferreira Escobar. Cientista Político. Coordinador general de Politología. Centro de Estudios

Compartir este artículo