En kioscos: Septiembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

La ciencia como civilidad. Por Rubén Rojo Maturana

Todavía es demasiado pronto para decir si el hidrógeno logrará establecerse como estándar. Como toda tecnología, tendrá que atraer el apoyo de los usuarios finales para poder integrarse definitivamente en la cadena energética. Hoy las importantes inversiones realizadas por muchos países, junto con los cambios de mentalidad sobre la preservación de nuestro medio ambiente y las cada vez mayores innovaciones tecnológicas sugieren que puede convertirse en un serio vector de cambio, con capacidad para revolucionar los sectores de la energía y el transporte.

Pero la ciencia, que contribuye significativamente a la producción de conocimiento, se enfrenta a nuevos desafíos.

Se redefinirá el papel de la ciencia en una sociedad cada vez más fragmentada y digital, así como su significado para la política y la sociedad civil. La ciencia nunca puede ofrecer una verdad universal o una representación objetiva del mundo. Puede, sin embargo, ofrecer interpretaciones metodológicamente verificables y puede cuestionar certezas y desencadenar reflexiones. La ciencia tiene un papel social importante y, al mismo tiempo, tiene una gran responsabilidad precisamente cuando la situación no está clara.

En un mundo ideal, la ciencia es una búsqueda totalmente objetiva. Los hechos son indiscutibles, pero tal modelo es demasiado simple para representar la realidad. Todos los días nuevas investigaciones desafían principios arraigados, probando nuestra comprensión para asegurar que realmente tenemos los hechos correctos. Cuando todos los datos conocidos se ajustan a una teoría declaramos que entendemos. ¿Cómo nos aseguramos de que prospere el discurso abierto? Comienza con la civilidad. El civismo es el compromiso de dejar de lado la vanidad y la competitividad para trabajar juntos. Recordamos que nuestro propósito común es encontrar los hechos. En las interacciones con colegas que no son amigos cercanos, la civilidad es necesaria para allanar el camino para un debate honesto.

Rubén Rojo Maturana
Director Gerente
Centro de Investigación Científico y Tecnológico de la Región de Antofagasta, CICITEM

Compartir este artículo