En kioscos: Junio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

La esperanza de una Araucanía que busca trasformar desde la igualdad y dignidad. Por Marco Silva Cornejo

El nuevo proceso constitucional, más allá de los sin sabores antidemocráticos con intenso olor a cocina institucional que proyecta desde su gestación, es un escenario que nos instala nuevamente en la disputa electoral con los sectores de la derecha económica y política tradicional y con los sectores que se reagrupan en los espacios que dieran vida al proceso transicional chileno marcado por el continuismo económico y político pos dictatorial.

La posibilidad de avanzar en las transformaciones estructurales, políticas y culturales que el Chile del siglo XXI reclama, implica instalar y garantizar nueva constitución, donde el buen vivir, la dignidad y la implementación de procesos redistributivos, descentralizadores y de profundización democrática constituyan ejes de sentido del nuevo texto que se juega a partir de las elecciones de mayo.

Nuestra Araucanía, hija de periferias y postergaciones sucesivas e históricas en nuestro país, hoy tiene la posibilidad real de instalar un cuadro político y técnico con dilatada trayectoria en el mundo del derecho y en la gestión del estado y la política pública en sus diferentes niveles de expresión y complejidad. Una trayectoria biográfica al servicio de las luchas por la justicia social y por la construcción de nuevos marcos relacionales para las inmensas mayorías de postergados de nuestra región.

La llegada de Christian Dulansky al proceso constituyente de mayo, sin duda será un hecho político que no solo tendrá implicancias en el proceso de redacción del nuevo texto constitucional. También permitirá reordenar la correlación de fuerzas regionales y posibilitará la construcción de un piso político desde el Frente Amplio que regule la arremetida desplegada de los transicionales en el gobierno de la Araucanía. Todo ello de cara a darle dirección y conducción política a la región desde los sectores agrupados en Apruebo Dignidad y con perspectiva a los desafíos electorales del 2024.

Marco Silva Cornejo, Mg. Ciencias Sociales Aplicadas

Compartir este artículo