En kioscos: Octubre 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

La exposición Exiliadas llega al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos para reivindicar el papel de la mujer chilena en el exilio

 La exposición “Exiliadas” del fotógrafo Ignacio Izquierdo, curada por Carolina Espinoza, busca a través de un trabajo fotográfico documental, visibilizar el papel de la mujer chilena en el exilio que tuvo lugar tras el golpe de estado de 1973.

 La muestra reflexiona en torno a 30 fotografías y testimonios audiovisuales de mujeres exiliadas chilenas que siguieron viviendo en los países de acogida: España, Francia, Italia, Bélgica, Noruega, Suecia, Alemania e Inglaterra.

SANTIAGO DE CHILE, 29 DE FEBRERO.- La exposición “Exiliadas” que se inaugura el 3 de marzo en la sala CEDOC del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, trata de poner el foco en las vidas actuales de mujeres exiliadas, y retratarlas en su cotidianidad que transcurre en los países en que rehicieron sus vidas.

A través de 30 retratos y testimonios audiovisuales, que se han recogido por países como España, Francia, Bélgica, Noruega, Suecia, Alemania, Inglaterra, se busca dar a conocer sus historias, el relato -en sus voces- de cómo llegaron hasta allí y a través del testimonio, conocer cómo son hoy sus vidas. Esta propuesta creativa nace de una reflexión sobre la imagen sesgada que se ha construido en torno al exilio, donde son los intelectuales o militantes emblemáticos (generalmente hombres) los protagonistas, dejando el papel de las mujeres en segundo plano.

Ejes temáticos

Concretamente, el trabajo tiene en cuenta seis ejes temáticos, que inspirarán distintas etapas de la serie: la salida de Chile, la llegada al país de acogida, la evolución que tuvo su familia, el trabajo, su relación con la militancia y la posibilidad -o no- del retorno.

La exposición ha sido precedida por una fase de investigación donde se ha consultado bibliografía y trabajos antropológicos, fotográficos y audiovisuales del exilio. En esta fase han trabajado conjuntamente curadora y el fotógrafo durante dos años.

La exposición “Exiliadas” busca promover el diálogo entre generaciones: personas de la tercera edad, que interactúen con jóvenes. A partir de la observación de la obra, se quiere generar nuevos relatos que traten de reconstruir parte de la historia no contada de nuestro país, que tuvo lugar fuera de sus fronteras.

Creemos que es importante contar estas historias de superación a los jóvenes, resignificando el papel de la mujer en la migración. Se persigue además, un diálogo intercultural necesario ya que Chile se ha transformado también en un país receptor de inmigración. Serviría para crear un clima empático en las nuevas generaciones, al descubrir que hace poco mujeres chilenas tuvieron que migrar, así como hoy lo hacen las haitianas, colombianas o peruanas que llegan a Chile.

Además, se quiere potenciar la perspectiva de género, aprovechando el momento universal que busca promover una sensibilidad en los jóvenes para reconocer la influencia de la mujer en procesos históricos.

Compartir este artículo