En kioscos: Noviembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

¿La pandemia COVID-19 no discrimina? Evidencia para la Región Metropolitana de Chile. Por Francisco Ormazábal y Pedro Chana

Podemos afirmar que esta pandemia “discrimina”, las cifras muestran desigualdad en el impacto por comuna, y lamentablemente las comunas más vulnerables en temas de salud, son las que evidencian peores cifras.

De las 27 comunas con peores índices de fallecidos respecto a su población, 8 de ellas pertenecen al Top14 de las comunas más vulnerables de la Región metropolitana (agregado salud, educación e Ingreso), esto es debido principalmente al tema de salud. (tabla 1) Los habitantes de estas comunas evidencien peor nivel de salud, enfermedades de base más grave, debido a menores niveles de ingreso/educación, lo cual hace más difícil llevar una vida más saludable, balanceada y nutritiva. Si a esto sumamos el hecho de que la gran mayoría de ellas se atiende en el sistema nacional de salud, claramente colapsado por la situación actual, no teniendo cabida nuevos enfermos, lleva a pensar que muchos de los contagiados por COVID-19 de estas comunas, llegan a los servicios de atención de salud con una mayor probabilidad de no volver recuperados a sus casas comparándolos por ejemplo con comunas igual de impactadas (las condes también esta en este sub-grupo), pero que llevan una vida mas saludable, mejor diagnostico previos y siendo la mayoría beneficiarios de sistema privado de salud con mayor capacidad disponible y una relación oferta- demanda de prestaciones de servicios de salud mucho más beneficiosa para los habitantes.

Usando los indicadores de precariedad social del Ministerio de Desarrollo Social y Familia del gobierno de Chile para la Región Metropolitana, se observa heterogeneidad respecto a la situación de cada comuna, pero cierta homogeneidad en cuanto a criterio analizado, es decir, si por ingreso la comuna X, Y, y Z eran más vulnerables, están también lo son respecto a salud y educación.

La relevancia de este análisis radica en la actual situación que vive la sociedad chilena, la pandemia que nos afecta desde el punto de vista de salud, ya llevado lamentablemente a la muerte de muchos compatriotas; uno pensaría que la terrible muerte nos impacta a todos por igual, lamentablemente esto no es tan así. Las cifras muestran que otra vez los más afectados en términos de mortalidad, medida como un índice equivalente al número de fallecidos sobre 100.000 habitantes) son las comunas más precarias y vulnerables en cuanto a ingreso, educación y salud.

El 12 de junio pasado en la Región Metropolitana se habían registrado 2.473 fallecidos (en 52 comunas) de los cuales el 26% fueron reportados en las 10 comunas las precarias en cuanto a salud se refiere. Estas comunas son La Pintana, Independencia, San Ramón, Padre Hurtado, Melipilla, Buin, San Bernardo, Lo Espejo, Recoleta y Cerro Navia. Dichas comunas son también las más vulnerables en cuanto a Ingreso y Salud se refiere. El 7 de agosto, los fallecidos en la región llegaron a 8.081 de los cuales el 27% fueron reportadas en las mismas comunas precarias en salud, lo que evidencia un pequeño empeoramiento en la distribución de los fallecidos.

Si se ordena a las comunas desde la menos vulnerables en cuanto a salud a las más vulnerable y se distribuye el porcentaje de fallecidos por comuna y porcentaje de población de Región Metropolitana, se observan primeras diferencias entre las comunas más precarias en salud que tienen una mayor cantidad de fallecidos que las que tienen menos vulnerabilidad de salud. Si a todas las comunas les impactara de igual forma, sería la línea azul de la figura 1, pero se evidencia una línea naranja que muestra que a las comunas con mejor salud tienen menos fallecidos que las comunas con más vulnerabilidades de salud.

Figura 1: Distribución de fallecidos acumuladas por comuna

Fuente: Datos oficiales gobierno de chile por comuna sobre fallecidos COVID-19.

Ahora si se observa el índice de fallecidos por cada 100.000 habitantes a nivel de la región es de 30,44 fallecidos al 12 de junio y al 5 de julio 99,45 fallecidos por cada 100.000 habitantes de la región metropolitana. Si se aplica este indicador para todas las comunas de la región, se obtiene la cantidad de fallecidos esperadas según el tamaño de su población, luego se contrasta con los fallecidos reales de la comuna y se obtiene el siguiente gráfico.

Figura 2: Fallecidos esperados versus efectivos por comuna a junio 2020.

Fuente: Datos oficiales gobierno de chile por comuna sobre fallecidos COVID-19 e índice de precariedad social comunal del Ministerio de desarrollo social y familia (2019) .

Las comunas están ordenadas desde la menos vulnerables en términos de salud a la más vulnerable. Cada vez que la columna naranja es superior a la Azul significa que la cantidad de fallecidos efectivos superar a lo proyectado según la población que posee la comuna, 26 de las 52 comunas evidencian este comportamiento.   Ahora al hacer el mismo análisis para las cifras a julio 2020, se observa que:

Figura 3 Fallecidos esperados versus efectivos por comuna a agosto 2020.

Fuente: Datos oficiales gobierno de chile por comuna sobre fallecidos COVID-19 e índice de precariedad social comunal del Ministerio de desarrollo social y familia (2019)

El porcentaje de comunas donde los fallecidos efectivos superar la métrica regional son 26, es decir el 50% e las comunas, que contempla a 4.3 millones de personas en una región de 8 millones de habitantes, siendo nuevamente las comunas más vulnerables en salud las más afectadas. Esto refuerza la desigualdad de impacto entre comunas más vulnerables y las no tanto.

  Tabla 1: Comunas más impactadas por el Covid-19 ( a Agosto)

Fuente: Índice de precariedad social comunal del Ministerio de desarrollo social y familia (2019)

Francisco Ormazábal Profesor de Universidad de Santiago de Chile, Facultad de administración y Economía.

Pedro Chana Profesor de Universidad de Santiago de Chile, Facultad de Ciencias Médicas Dirección de Posgrado USACH.

Compartir este artículo