En kioscos: Julio 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

La renacionalización del cobre en la Convención Constitucional. Por Marcelo Castillo Duvauchelle

Poder transnacional por sobre la soberanía nacional El sábado 7 de mayo al final del día se rechazaron las normas claves, referidas nacionalización del cobre y fin de las concesiones, cabe destacar que en cada rechazo hubo un alto número de abstenciones. Si bien se aprobaron normas referidas al Estatuto de aguas y otras normas o indicaciones que se pueden considerar alineadas con las demandas sociales, esas pocas excepciones no pueden ser humo que oculte los rechazos a normas fundamentales en materia de soberanía y derechos y que apuntan a resolver los problemas de fondo que tenemos en Chile. LO QUE ME NACE DECIR Ustedes señoras/es Convencionales Independientes No Neutrales (INN). Desde que eran candidatas/os se autodefinen como representantes de los intereses de la gente, pero una y otra vez con su voto se han entregado a intereses norteamericanos y a las fauces del lobby de poderosas transnacionales, las mismas que llevan 5 décadas saqueando y robando nuestros minerales. Por otro lado, ustedes Convencionales militantes, que dicen defender la gente, pero en los hechos, lo que sistemáticamente han defendido son las posturas de sus partidos, a espaldas de las voluntades y esperanzas de quienes les entregaron el voto para que estén hoy ahí en la CC. Es penoso asumir que es un chiste la palabra autonomía y la condición famélica de la palabra coherencia, en espacios donde se toman decisiones que afectan a millones de vidas. Las/los Convencionales del rechazo o la cobarde abstención, están dejando pasar la oportunidad histórica de poner un alto al saqueo y robo de las mineras transnacionales, impidiendo así que las estratosféricas ganancias del cobre y la minería sean para mejorar la calidad de vida de las y los chilenos. Hablamos de 40 mil millones de dólares anuales. Imaginemos cuánto se podría hacer por nuestro bienestar, cuán distinta podría ser nuestra realidad. Los distintos gobiernos se han acostumbrado a mentir cuando dicen a estudiantes, docentes, pensionados, trabajadores de la salud, personas que padecen enfermedades, etc., que no hay recursos para solucionar sus problemas, que no hay presupuesto para garantizar sus derechos. Lo que no hay es voluntad política. Qué presentes se hacen hoy nuestras aprehensiones de noviembre 2019, cuando dentro de 4 paredes se reunió un grupo de partidos y de manera trasnochada reemplazaron Asamblea Constituyente por “Acuerdo por la Paz Social y nueva Constitución”. En la CC, una tras otra fueron rechazadas las normas que hablaban de dominio del Estado sobre el cobre, el litio y la Gran Minería y/o fin de las concesiones (Indicación N° 55, n° 66, N° 125, Artículo 27B y otros), dominio que hoy apenas alcanza a un 28% (CODELCO). A propósito de aprobación/rechazo, la barrera de los 2/3 se ha convertido en el gran candado que bloquea el avance de normas efectivamente transformadoras y con sentido social. CARÁCTER ESTRATÉGICO DEL COBRE No podemos olvidar que el cobre es una riqueza finita y además estratégica para el desarrollo del país, si en la nueva Constitución no se llega a mencionar siquiera un camino para su renacionalización, incluyendo el término de las concesiones, los privados terminarán con las reservas que quedan para unas pocas décadas más. Cuando eso ocurra, nos dejarán como legado una estela de contaminación en las comunidades aledañas a los yacimientos, se prolongarán esas zonas de sacrificio propiciadas por un Estado limitado de atribuciones en materia de fiscalización medioambiental. También se dejará pasar la oportunidad de cambiar el modelo económico, actualmente sustentado en el extractivismo de recursos naturales, que implica auto-renuncia a una economía apoyada en la industrialización y en darle valor agregado a nuestros recursos. Estaría triunfando la lógica vendepatria, Chile seguiría siendo un paraíso para las megaempresas extranjeras, el Estado seguiría “tomando palco” y eso tendría un impacto de postergación, tensión y malestar social asegurado para los próximos años, sino décadas. Dicho de otro modo, continuar sin soberanía sobre nuestras riquezas, sería un duro golpe a las perspectivas de desarrollo de las nuevas generaciones. Creo que las/los señores Convencionales están conscientes que con el tema minero, tienen en sus manos el contar o no con los presupuestos para resolver las apremiantes demandas sociales. El monumento de Allende, quién demostró que la renacionalización del cobre no es utopía, sigue allí en la Plaza de la Constitución, esperando que la clase política que deambula por ese sector, no sólo lo vayan a saludar, sino que le vayan a decir cumplimos: “El cobre es de y para las/los chilenos”. Ah, señor presidente Boric, usted tiene mucho que decir y hacer en todo esto, por la dignidad y por el futuro de todas/os, no permita que continuemos siendo patio trasero de los países del primer mundo y que la Gran Minería sea «caja pagadora» de las mega empresas transnacionales. “El cobre no se vende el cobre se defiende” único financiamiento para nuestros derechos de vida digna, así partió la idea de hacer una constitución.

Marcelo Castillo Duvauchelle

COORDINADORA POR LA RENACIONALIZACION DEL COBRE

Compartir este artículo