En kioscos: Julio 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

La urgencia constitucional sobre los medios de comunicación públicos. Por Alex Ibarra Peña

«Te manejan con dinero
no con balas de cañón.
Cierran un poco la llave
y se acabó la expresión.

Que locura ver,
te manejan con un sueldo,
que locura ver»
(UPA)

Nada han hecho los medios de comunicación convencionales por sumarse a la relevante discusión política relacionada a los constituyentes. Las cadenas de T.V, las radios no han mostrado ningún debate al respecto. Más bien han seguido sus programaciones de desinformación jugando a favor de los partidos políticos fieles a la «transición» neoliberal. De hecho, medios de comunicación radiales de alta audiencia colaboraron en mantenernos entretenidos por más de una semana escuchando los debates en torno al retiro del segundo 10% tratando de hacernos creer que los políticos trabajan a favor de nosotros y esquivando los debates políticos más pertinentes de estos últimos días.

La falta de una cultura política seria requiere de un uso de los medios de comunicación en cuanto a su función informadora, pero además se podría contribuir a una democratización de la cultura y de las artes, o incluso si se quisiera de los deportes. Hace falta un fortalecimiento de los medios de comunicación públicos y también una regulación de los medios de comunicación privados. La ética suele ser una cuestión reguladora necesaria, pero además podría ser útil una regulación que integrara los intereses de la ciudadanía disminuyendo los intereses del mercado.

Es lamentable esta situación, los medios hablan de si salir o no de vacaciones, mientras en estos momentos se está discutiendo en el senado la posibilidad de liberar a los presos políticos, y mientras el plazo de inscripción de los candidatos a constituyentes está por vencer. Los familiares de los presos políticos han tratado de romper el cerco comunicacional, lo mismo los candidatos a constituyentes que son parte del movimiento social, pero la realidad del control de la información pública en los medios de comunicación juega a favor de los intereses de los capitalistas y de los políticos serviles empeñados en no integrarse al proceso constituyente popular.

Ni el calor del verano, ni la pandemia, ni esta derrota comunicacional son razones para abandonar la lucha a favor del proceso constituyente. Hay todavía posibilidades abiertas para instalar a los representantes constituyente que encarnan el espíritu de la revuelta de octubre y también siempre tendremos la posibilidad para aceptar o rechazar lo que se nos presente como nueva Constitución. Nuestro proceso de transformación política apenas comienza y si los dueños de los privilegios y sus siervos se las arreglan para mantenerse en el poder, tendremos que volver a la calle a defender nuestros sueños.

Alex Ibarra Peña.
Dr en Estudios Americanos.

Compartir este artículo