En kioscos: Junio 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Las elecciones y su efecto económico en Chile, ¿mito o realidad? Por Cristopher Ferreira Escobar

Las malas noticias vuelan dice el dicho popular. Las elecciones tienen mucho paño que cortar aun para los análisis, hacer sumas y sacar cuentas alegres o no. Un sector afectado es el económico. El ámbito especulativo y empresarial ha sido golpeado por los resultados generales de las elecciones. Es así como al siguiente día de las votaciones la bolsa de Santiago, según el índice de Precios Selectivo de Acciones (IPSA), tuvo una baja. Y Hoy, martes 18 de mayo, cerró en su segunda jornada con cifras baja. Sin duda hay un signo claro, el ambiente de los especuladores está con un grado de incertidumbre por la estabilidad del país.

Por otro lado, el mundo económico empresarial también está con una complicación, tomando agüita del Carmen y con crisis de angustia. Por lo menos así se vislumbra. Sin embargo, en este sector parece residir en una complicación un poco apresurada y fantasmal. O quizá, la estrategia es esa, presentarse como complicados, ansiosos y con temores. Pero creo que hay algunas señales que disipan este golpe al imaginario colectivo, puesto que la gente se preocupa, las micros y pequeñas empresas se preocupan, los noticieros se preocupan y es así sucesivamente como por medio de la generalización, Chile se preocupa.

Juan Sutil, presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) dio un descanso a los preocupados con sus declaraciones a La Tercera, “No veo que esté en peligro el modelo de desarrollo…tendrá muchos cambios, pero el sector empresarial es fundamental”.

Algo similar en declaraciones hizo el grupo Lucksic, pero entregando US$ 157 millones para aumentar su participación en la Compañía de Cervecerías Unidas (CCU). Sin embargo, esto parece responder a otro problema, en donde CCU se ve acomplejada por la inserción de Coca-Cola en su alianza estratégica con AB InBev (ex cervecerías Chile), donde tiene un 28,8% del mercado, en tanto que CCU un 60,5%. Según CCU, Cocal-Cola sigue con sus prácticas agresivas en lo comercial. Con este panorama, no me queda muy claro si el grupo Lucksic invierte para poner paños fríos a los espíritus asustados con los resultados de elecciones, o es una jugada para ganar la batalla antes enunciada con la multinacional.

Por otra parte, y ya entrando a las declaraciones positivas que mencioné de Juan Sutil antes, el consumo es un factor central hoy en día, logrando verse políticas keynesianas en muchos países para activar al mismo. La exposición del presidente de la CPC parece anclarse en el consumo como punto de entender la situación de manera buena, por eso los dichos no tienen una intención negativa, sabe que la economía en Chile ha tomado buena posición por parte de este componente de la demanda interna. Este consumo explica por qué Falabella obtuvo ganancias históricas al multiplicar 8 veces sus resultados. Lo mismo pasa con CCU, el consumo por estos productos está también con un buen número.

Entonces, al final de día, el miedo parece ser una señal antojadiza, ha sido el consumo lo que mantiene el ritmo de la economía con buena señal. Es por esto que las preocupaciones no tienen un buen asidero. El mal efecto económico tiene mas de mito que realidad.

Cristopher Ferreira Escobar. Cientista político. Coordinador General de Politología, Centro de Estudios.

Compartir este artículo