En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Loncoche; la concreción de un proyecto político que busca construir gobernanza junto a la comunidad y la participación vinculante. Por Marco Silva Cornejo

Como un traslapo porfiado que resiste al viento nuestro proyecto político maduro regado por el rio cruces y la sombra de los hualles por más de 16 años para ser gobierno. En este proceso de aprendizajes y afectos llegamos a la convicción de que la tarea política del presente implicaba urgencias asociadas a volver a reconstruir profundos sentido de comunidad y de esta manera recuperar el “nosotros” para avanzar desde un referente colectivo y participativo.

Sin duda que en este trayecto “nosotros” (el equipo) dejamos de ser los mismos, fuimos fundidos o mejor dicho, nos dejamos permear por una intuición desapegada de nuestros paradigmas y escuelas de formación y alimentar en las diferentes dimensiones del teatro operativo local un profundo y genuino sentido de comunidad. Bajo esa determinación, nos dimos a la tera de construir un programa de gobierno participativo que implico más un año de intensa metodología cualitativa e IAP (investigación acción participante), para construir junto a más de quinientas voces y subjetividades una ruta con rumbo sur y el timón con la coordenada incrustada donde se leía; comunidad.

En menos de un mes, asumiremos junto al liderazgo que nos congrega ( Alexis Pineda Ruiz) el desafío de implementar un conjunto de cambios y sentidos en las formas de entender la acción y la vocación de lo público y lo político en el espacio local.

La coherencia y el sentido de servicio son el pulso de las responsabilidades que hemos decidido asumir junto a nuestra comunidad. Luego de 16 años de administraciones locales lideradas por un caudillo insustancial de la derecha criolla: Hemos ganado. En la región más fuerte de la derecha económica y cultural, en la región con los índices más periféricos que suma sus precariedades para darle cara al día a día. Cuando Chile por fin se sacudió del letargo complaciente de la siesta transicional, cuando por fin nuestro pueblo en su conjunto le dijo adiós a la constitución del dictador y resolvió construir una nueva narrativa constitucional. Justo en ese momento y de la mano de nuestra comunidad es que dejamos de pensar en las estrategias para triunfar en lo electoral y nos hemos visto en la urgencia de articular las definiciones que con claridad y participación implementaremos desde el día primero de nuestra administración.

Como diría un amigo del barrio del invisible mar “Loncoche es un traslapo que vence al viento” que ahora inicia una nueva travesía, donde entendemos que la comunidad debe ser verbo y sentido.

Marco Silva Cornejo
Mg. Ciencias Sociales Aplicadas UFRO

Compartir este artículo