En kioscos: Mayo 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

“Otro Sol” de Francisco Rodríguez Teare

"Otro Sol", es una película dirigida por el cineasta chileno Francisco Rodríguez Teare, se presentará en el Centro Cultural del Instituto Nacional este 21 de noviembre. Esta película tiene ciertas particularidades que la hacen única. Al verla, da la impresión de estar leyendo poesía; sus personajes parecen salir de alguna novela de realismo mágico, su composición visual es suave y seca, pero, sobre todo, es una película que resalta una narrativa del tiempo, un tiempo perdido en viajes y memorias. ¿El tiempo no es sino aquel momento donde habita el recuerdo, no?

La película narra la historia de dos ladrones, dos lanzas internacionales, Alberto y Eugenio imágenes que se mueven entre el cielo y el desierto de Atacama, con el pacifico de fondo que contrasta con la vieja ciudad de Cádiz en España, a veces cristiana, a veces musulmana. Y ese mito que tanto molesta a la siútica burguesía chilena. Somos los mejores ladrones del mundo. Cuando el pequeño burgués o ese new rich inicia sus viajes fuera de la cordillera, sabe que ya paso un ladrón chileno, un lanza internacional, y su vergüenza clasista al pensar que no importa donde él esté, la rotería del pueblo bajo siempre le acompañará, porque es chileno y sabe que no exportamos solo cobre, litio y vino, sino también ladrones.

Antes de conocer la película, quería saber más de su director. Encuentro la siguiente entrevista para un medio francés, Rodríguez indica “En la década de los setenta, durante la dictadura militar de Pinochet, se torturaba a los ladrones. Es una larga historia, pero está relacionada con el comercio de drogas; Pinochet quería tener el monopolio en la distribución de cocaína en Chile, conocida como la cocaína negra de Pinochet. Capturar a los ladrones era una forma de llegar a los traficantes, ya que generalmente, si eras ladrón, también vendías o robabas drogas. Así que, al verte robando, por ejemplo, un bolso, no se hacían preguntas y te llevaban al centro de tortura. Es por eso que toda una generación de ladrones huyó del país, ya que les resultaba imposible ejercer su oficio. Descubrí esta respuesta al hacer la película, pero mi interés inicial estaba en la construcción del mito” el mito que Rodríguez menciona es que los chilenos somos los mejores ladrones del mundo.

“Otro Sol” logra llegar a un espacio de conocimiento popular, vidas excluidas, marginadas. La película muestra las circunstancias del cotidiano, suertes, azares, robos, engaños todo atravesado todo por la tragedia de la muerte.

Esta película no solo es una composición artística, aparece también en ella un ensayo político. Cuando Rodríguez señala en aquella entrevista, que Pinochet quería tener el monopolio de la venta de droga, es porque aquí también tuvimos a ese gran ladrón, Augusto Pinochet, alias Claudio López, o decir, por ejemplo cuando la ex ministra del dictador Mónica Madariaga, dice que intercedió indebidamente por el caso del Banco de Talca a favor del ex presidente Sebastián Piñera, hace efectiva la tesis de Rodríguez. Tenemos los mejores ladrones del mundo.

El azar y las circunstancias puede hacer a un ladrón internacional, claro, pero también permea al poder, entonces quizás, solo quizás, necesitamos Otro Sol para ver mejor sus caras y decirles nosotros, -Fermo, questa è una rapina…e non ci fare nessuna mossa. Se no ti ammazo!

Emmanuel FARIAS-CARRION

Compartir este artículo