En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Por qué un líder no debe dormir bien. Por Slavoj Žižek

Nicol A. Barria-Asenjo: El proyecto ARDE CHILE convocó en 2020 a miles de personas, entre escritores y ciudadanos, a manifestarse por el Apruebo. Ahora, la campaña vuelve con más fuerza en vista de la elección de constituyentes. El llamado es a escribir un texto libre sobre la pregunta «¿Qué queremos?». Todos los textos se recopilarán en un libro colectivo digital que se hará entrega a cada uno de los constituyentes. En palabras del escritor Tamym Maulén, organizador de ARDE: «esta iniciativa colectiva crea un espacio necesario de manifestación popular, donde cada chileno, chilena y cualquier persona del mundo puede expresarse por el Chile que queremos construir y las ideas que necesitamos en la nueva constitución. Por primera vez, tenemos la oportunidad de escribir y decidir nuestro destino, ¡tenemos que alzar la voz!». La convocatoria está abierta hasta el 01 de Mayo en el correo: proyectoardechile@gmail.com y las bases en el Instagram oficial @arde.chile

A continuación compartimos el texto inédito que el filosofo Slavoj Zizek, preparó para la convocatoria en el marco el proceso político que vive Chile.

Slavoj Žižek: Estos días celebramos el 150 aniversario de la Comuna de París, que duró del 18 de marzo al 28 de mayo de 1871. Tras la derrota de Francia en la guerra con Alemania, con el ejército alemán a las puertas de París, el pueblo parisino tomó el mando y organizó rápidamente su propio poder fuera de las coordenadas del poder estatal existente: la Comuna de París fue el primer gobierno obrero de la historia. No es de extrañar que Lenin bailara en la nieve en un tribunal del Kremlin cuando el poder bolchevique duró un día más que la Comuna. El propio Marx se sorprendió de la Comuna. La «sorpresa» de la Comuna fue la autoorganización local del pueblo, su intento de una democracia que crece desde abajo, desde los consejos locales, con la participación activa del pueblo.

¿Puede la Comuna seguir siendo un modelo para nosotros hoy, en Chile? Cuando la forma predominante de representación política se agota, ¿puede nuestro compromiso político cobrar nueva vida a través del despertar directo del pueblo? Esto ocurrió con el Apruebo, pero hoy, la tarea que tenemos por delante es más difícil y menos atractiva. La energía bruta del despertar tiene que traducirse en un nuevo programa político, con una organización estable y nuevos líderes. No basta con que un líder escuche al pueblo y formule en un programa lo que éste quiere. El viejo Henry Ford tenía razón cuando comentó que, cuando ofreció el coche de producción en serie, no siguió lo que la gente quería. Como él mismo dijo de forma sucinta, si se le preguntaba qué quería, la gente habría respondido: «¡Un caballo mejor y más fuerte para tirar de nuestro carruaje!». Y lo mismo ocurre con un líder político que se necesita hoy en día. Los manifestantes de los chalecos amarillos en Francia querían un caballo mejor (más fuerte y más barato), en este caso, irónicamente, un combustible más barato para sus coches. Hay que darles la visión de una sociedad en la que el precio del combustible ya no importa de la misma manera que, después de los coches, el precio del forraje para los caballos ya no importa.

Pero esto, por supuesto, es sólo un aspecto de ser un verdadero líder. El otro, opuesto, es la capacidad de tomar decisiones difíciles cuando no se pueden evitar: qué grupo de soldados escarificar en un campo de batalla, qué paciente dejar morir cuando no hay suficientes recursos, etc. - O, como dice un viejo médico en la serie de televisión New Amsterdam «Los líderes toman decisiones que les quitan el sueño. Si duermes bien, no eres uno de ellos».

El tiempo del carnaval sin líderes ha terminado. Ahora llega el momento de organizarse y hacer el trabajo duro.

Compartir este artículo