En kioscos: Septiembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Proyecto “40 horas laborales” en Chile: ¿Ahora es cuando? Por Julio González Candia

Sean bienvenidas las indicaciones y la suma urgencia del ejecutivo al Proyecto de 40 horas laborales, sólo sugerimos revisar la gradualidad definida para contar más pronto con el proyecto implementado y lograr impactar así positivamente a más de 4 millones de trabajadoras y trabajadores de nuestro país.

 

Se ha planteado que reducir la jornada de trabajo a 40 horas tendría un impacto positivo en las trabajadoras y trabajadores de nuestro país. Podemos agregar que también en sus respectivas familias, en sus entornos más cercanos, favorecería el ocio y el esparcimiento y, si lo hacemos bien, propendería a mejorar la salud mental y el bienestar general de la población al contar con “más tiempo” para que cada persona desarrolle su proyecto de vida, personal y social, más allá del espacio laboral. 

Al observar lo que ocurre con los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) nos encontramos que en Chile se trabaja 1.916 horas anuales, un 11,7% por sobre el promedio de estos países. Un dato muy relevante, 25 de 36 países , es decir, el 70% de quienes integran la OCDE han establecido un límite de 40 horas semanales o menos[i].

El pasado 23 de agosto el Gobierno decidió reactivar el proyecto de 40 horas presentando indicaciones para ser discutidas con suma urgencia por el Senado[ii]. Señalar que estas indicaciones o alcances a la iniciativa provienen de 26 sesiones de audiencias públicas y abiertas a lo largo del país, en las que participaron más de 200 organizaciones representantes de la diversidad de actores del mundo del trabajo[iii].

Entre las principales indicaciones al proyecto de ley del año 2017 ley que “Modifica el Código del Trabajo con el objeto de reducir la jornada laboral a 40 horas”[iv], podemos mencionar:

1)  Extender los alcances de la reducción de jornada a la mayor parte de las categorías contenidas en el Código del Trabajo y no solo al artículo 22 del texto legal[v].

2)  Se incorporan modificaciones a la regulación sobre exclusión de la limitación de jornada, jornada parcial y jornadas excepcionales.

3)  En casos específicos, en los que por la naturaleza de las funciones no sea posible materializar una disminución efectiva de horas de la jornada laboral, el objetivo de mayor tiempo de descanso se alcanzará a través de otros mecanismos, como días libres o feriado adicional.

4)  La reducción de la jornada debe implementarse con cuidado y responsabilidad sobre los efectos que pueda tener en la economía en su conjunto, protegiendo el empleo y las remuneraciones[vi].

5)  Además, la reducción de horas de trabajo debe ir acompañada de medidas de corresponsabilidad social, que enfrenten la desigual repartición de las tareas de cuidados y del trabajo no remunerado[vii].

6)  Se incorporan los avances tecnológicos en la regulación del registro de asistencia y control de jornada, dando cuenta que existen nuevos mecanismos de fiscalización sobre trabajadoras y trabajadores. Y

7)  Por último, se propone una implementación escalonada de la reducción de jornada, sin distinción por tamaño de empresa, para reducir la jornada a 40 horas en un plazo de 5 años; a 44 el primer año, a 42 el tercer año y a 40 el quinto año.

Respecto de esta última indicación, en nuestra opinión es una gradualidad muy extensa, consideramos que, dados los avances tecnológicos, especialmente en digitalización y en transformación digital de un porcentaje importante de Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES)[viii], este tiempo para “adaptación” de las organizaciones podría hacerse en solo tres años. Por otra parte, al 17 de agosto, 84 empresas cuentan con el certificado del “Sello 40 horas” que entrega el Ministerio del Trabajo y Previsión Social. De acuerdo con proyecciones de esa cartera en los “próximos días” se sumarán casi 100 firmas más, sobre todo microempresas de regiones[ix] donde ya han postulado, hasta finales del mes de julio, 565 empresas a esta certificación del Ministerio[x].

 

Es importante mencionar también los planteamientos de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) a través de su líder Juan Sutil quien sumó apoyo de algunas centrales sindicales para respaldar el “avance a esa dirección” (la de reducir la jornada de trabajo) destacando los conceptos de “gradualidad” y “adaptabilidad” para no afectar la productividad y privilegiando el dialogo entre los actores[xi]. Señalar también, volviendo a los países de la OCDE, que todos tienen medidas de “flexibilidad y/o adaptabilidad”, principalmente la definición de bolsas de horas extras semanales y/o mensuales y distribución irregular del total de la jornada a lo largo del año con topes definidos y pagando las horas extras con diferentes recargos[xii].

 

En este entorno favorable a la iniciativa consideramos que un tema a convenir en el Senado por las distintas fuerzas políticas seria el tiempo para implementar totalmente la rebaja de la jornada laboral a 40 horas, reduciendo el tiempo total de 05 a 03 años; a 44 el primer año de aprobada la ley, a 42 el segundo año y a 40 el tercer año.

 

De esta forma, y contestando la pregunta del título de la presente columna, ahora es cuando para aprobar el proyecto y estar a tono con los países con los que nos gusta compararnos regularmente. Por ende, sean bienvenidas las indicaciones y la suma urgencia del ejecutivo al Proyecto de 40 horas laborales, sólo sugerimos revisar la gradualidad definida para contar más pronto con el proyecto implementado y lograr impactar así positivamente a más de 4 millones de trabajadoras y trabajadores de nuestro país.

 

Mientras tanto, podemos avanzar en que más empresas, de diferentes tamaños y rubros, se sumen voluntariamente, al “sello 40 horas” dando una señal de “buenas practicas laborales” a ser replicada prontamente por más organizaciones. Un desafío especial para las entidades públicas, que, al contar con 44 horas semanales en sus jornadas de trabajo[xiii], podrían redefinir e implementar más rápidamente las 40 horas dando una positiva y potente señal al mundo del trabajo en Chile.

Santiago, septiembre 08 de 2022

“El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la posición de la Facultad Tecnológica de la Universidad de Santiago de Chile”.

 

(*) Las opiniones vertidas en esta columna no reflejan necesariamente la línea editorial de «Le Monde Diplomatique Chile»

 

Notas al final del texto:


[i] En https://www.latercera.com/pulso-pm/noticia/jornada-laboral-de-40-horas-semanales-en-la-ocde-25-de-36-paises-la-implementan-pero-todos-tienen-medidas-de-flexibilidad/TDXYGGQ2RVAE7C5FVSR4K35IZY/ consultada el 08 de septiembre de 2022.

[ii] En https://www.gob.cl/noticias/gobierno-reactiva-proyecto-de-40-horas-y-presenta-sus-indicaciones-iniciativa-sera-discutido-con-suma-urgencia-por-el-senado/ consultada el 03 de septiembre de 2022.

[iii] Las sesiones de audiencias públicas y abiertas fueron asesoradas técnicamente por importantes universidades, como la Universidad de Chile y la Pontificia Universidad Católica.

[iv] El Proyecto tiene su origen en marzo del 2017 proviene del Partido Comunista. Partió con un proyecto de ley presentado por Camila Vallejo (entonces diputada) y Karol Cariola. También lo patrocinaron los entonces diputados comunistas Guillermo Teillier, Lautaro Carmona, Hugo Gutiérrez y Daniel Núñez.

[v] Lo que implica abordar las jornadas especiales, como es el caso de trabajadoras de casa particular o choferes y auxiliares de locomoción colectiva interurbana, entre otros.

[vi] Esto implica, por una parte, una aplicación gradual de la reducción de jornada, que permita a las empresas ajustar sus procesos productivos y absorber la reducción con el menor impacto posible. Habrá un acompañamiento especial a las micro y pequeñas empresas.

[vii] El que recae principalmente en las mujeres: 91,6% de las mujeres lo hacen, frente a solo un 73,9% de los hombres. Para ello, se establecen algunas medidas que apuntan en esa línea.

[viii] El estudio “Impacto de COVID-19 en la cultura y operación de las Pymes chilenas” de Microsoft Chile refleja el impacto de la tecnología en estas empresas durante 2021. Este reporte reveló que 9 de cada 10 Pymes considera que la pandemia estimuló la Transformación Digital de toda su operación. El 86% de los encuestados el uso de datos y analítica para la inteligencia del negocio ha aumentado en su empresa. Más información en: https://portalinnova.cl/el-93-de-las-pymes-chilenas-han-invertido-en-tecnologia-para-facilitar-el-trabajo-remoto/ consultada el 04 de septiembre de 2022.

[ix] En https://www.ex-ante.cl/cuentas-empresas-solicitan-certificado-sello-40-horas-jornada-laboral-gobierno-boric/ consultada el 4 de septiembre de 2022.

[x] En https://www.latercera.com/pulso/noticia/mas-de-500-empresas-han-postulado-al-sello-40-horas-y-enami-se-convierte-en-la-primera-estatal-y-de-su-rubro-en-obtener-la-certificacion/QSWSS2JRNZE4TKMF2CIVOTE4YI/ consultada el 04 de septiembre de 2022.

[xi] En http://www.cpc.cl/cpc-y-centrales-sindicales-entregan-a-la-ministra-del-trabajo-acuerdo-sobre-40-horas/ visitada el 04 de septiembre de 2022.

[xii] En la nota del diario digital La Tercera se hace referencia a los siguientes países: Suecia, Luxemburgo, Noruega, Finlandia, España, Austria, Croacia, Polonia y Portugal.

[xiii] Ver artículo 65 del Estatuto Administrativo en https://www.dt.gob.cl/portal/1626/articles-117137_galeria_36.pdf visitada el 04 de septiembre de 2022.

Dr. Julio González Candia

Decano Facultad Tecnológica

Universidad de Santiago de Chile

julio.gonzalez@usach.cl

Compartir este artículo