En kioscos: Noviembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

SENAME Araucanía; el silencio cómplice de un estado que atormenta y vulnera la esperanza navideña de los pichikeche del Wallmapu. Por Marco Silva Cornejo

Suman navidades en el territorio del Wallmapu y el helicóptero de las fuerzas policiales militarizadas del estado no detiene su sobre vuelo atormentando el sueño y los juegos de los pichiqueche. Siguen los allanamientos y el hostigamiento continuo a las comunidades por parte de ese comando jungla que está en un decreto, el que fue desmentido por el Presidente empresario en su ultima visita, pese a que en la intendencia sus CORE (derecha) votaran por su No Retiro, el que finalmente es anunciado por decreto del Ministro del Interior. Como es posible que los CORE de derecha en pleno pidan que no se vaya algo que el presidente dice que no existe y que finalmente el secuas Chadwick diga que se fueron?.

El caso Catrillanca ha evidenciado la barbarie del estado contra las comunidades y la dignidad de los que de manera justa resisten. Explicitando la mentira y la desidia de un gobierno que muestra su servilismo complaciente con el capital extranjero que pretende apropiarse de nuestras aguas y de nuestros bosques. Suma la derecha su trayectoria de ADN criminal que disfraza la violencia de Paz Social, legitimando y criminalizando de manera activa a los se niegan a renunciar a su identidad y patrimonio.

En medio del horror cotidiano de las tanquetas en escuelas y los pájaros de acero surcando el viento libre de los keltehues y las bandurrias, los niños y niñas del Wallmapu y en particular del sector de Ercilla, siguen padeciendo la violencia y el atropello del estado y sus fuerzas policiales militarizadas. Todo ello bajo la complicidad criminal y la desidia de la institucionalidad llamada a proteger los derechos de los niños y niñas, la misma institucionalidad que promueve la Convención de derecho suscrita por el estado ante la comunidad internacional en el noventa, el mismo estado que firma el convenio 169, no dice nada cuando la tropa gorila luego de asesinar a Camilo, tortura y detiene ilegalmente a un adolescente testigo de un crimen. El mismo estado a través del SENAME que no ha condenado la sistemática vulneración de derecho a la identidad, derecho a la recreación y a la educación en un marco de buenos tratos sociales e institucionales.

Resulta fundamental que la sociedad civil y los organismos colaboradores asuman un rol activo en el emplazamiento a la institucionalidad pública a tomar una posición clara sobre la violencia institucional en el Wallmapu y en particular en los territorios militarizados por el estado. El SENAMEy su dirección regional, deben fijar posición clara respecto de si está disponible para hacer el juego de su gobierno de pedirle a la ciudadanía el resguardo de derecho de los niños y niñas del país mientras contradictoriamente hace el negocio en enviar tropas a golpear adolescentes, allanar domicilios y reciclar escuelas como comando central. Es responsabilidad de la sociedad civil y los organismos colaboradores desenmascarar la rutina de las parodias y las contradicciones de este gobierno en el que el presidente empresario dice y se desmiente mientras sus CORES piden la milicia a gritos para garanitizar una paz social escrita con sangre en medio de los villancicos navideños acallados por el llanto de los pihikeche en medio de los allanamientos nocturnos.

Marco Silva Cornejo
Mg. Ciencias Sociales Aplicadas

Compartir este artículo /