En kioscos: Junio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Sí al humanismo. Por Carlos López Dawson

LA ÉTICA COMO OBJETIVO

Hoy es recurrente referirse al imperativo categórico, concepto central en la ética deontológica moderna. Pretende ser un mandamiento autónomo (no dependiente de religión e ideología algunas) y autosuficiente, capaz de regir el comportamiento humano en todas sus manifestaciones. Este concepto fue desarrollado por Kant quien lo empleó por primera vez en su Fundamentación de la metafísica de las costumbres (1785). Ahora bien, la moral reconoce normas que provienen de la costumbre y hábitos sociales, en cambio la ética establece normas permanentes, las que podemos identificarlas como imperativo categórico. Su reconocimiento por los Estados conduce a la penalización de conductas que la infringen, en cambio las conductas que desconocen la moral son más bien sancionadas socialmente.

EMPRENDIMIENTO VIL

A pesar de todo aun hay comportamientos que sorprenden y aterran. Quien hubiera pensado que un voluntario bombero y un guardián forestal fueran los autores de uno de las mas graves crímenes de incendios en Valparaíso causando la muerte de cientos de personas y la destrucción de miles de casas. Aun se desconocen las verdaderas motivación de los criminales, pero aparentemente su motivación fue económica, un emprendimiento perverso. Una mentalidad que desprecia al otro al punto de querer robarle o extinguirlo, como sucede a menudo (Pinochet, Netanyahu, colusiones, et.) Las consecuencias de estos actos criminales y genocidas nos obligan a reflexionar sobre las causas de los mismos. A preguntarnos que fallo, que paso con la educación, que sucede con la ética social. Qué tipo de educación tuvieron estas personas, así como otras similares, ¿que no respetan la vida ni los bienes de los demás? No bastan más leyes, hay algo ´profundo en la cultura social que debemos reparar.

PERVERSION LEGISLATIVA

Entendemos que la pasión puede conducir al populismo en iniciativas legales, y lo menos que podemos aspirar es que ese populismo no vaya a afectar los derechos humanos que son derechos de todos. La defensa de estos derechos no pueden ser considerado como la defensa de personas indeseables porque en tal calificativo estaríamos todos sin excepción. Toda norma que implique discriminación solo se puede calificar de perversión legislativa.

PERFECCIONAMIENTO NECESARIO

Recordemos que la sociedad civil mediante diferentes manifestaciones ha exigido a los Gobiernos del país adoptar medidas para atender las situaciones acuciantes en materia de Derechos Humanos, utilizando las facultades reglamentarias del Presidente de la República y su objetivo operativo debiera ser la coordinación de los esfuerzos realizados desde distintas instancias para crear un espacio de encuentro especializado en materias de Derechos Humanos entre la sociedad civil y el Estado. Por otra parte, entre las muchas tareas tanto legislativas como culturales esta reconocer el debido proceso. Y esto viene a colación con la práctica sostenida de la prisión preventiva que ha afectado a miles de inocentes los últimos años. A veces este tipo de privación de libertad se justifica cuando el inculpado no ofrece garantía alguna que no se fugará, siendo el delito y las pruebas que lo inculpan de tal naturaleza que su libertad es un riesgo para la justicia. Pero, el agravante de esta situación es que los inocentes una vez absueltos les cuesta mucho que el Estado los repare.

DERECHO DE LAS VÍCTIMAS

Las víctimas de abusos y delitos no encuentran plena satisfacción a sus demandas. No se puede desconocer que aún es necesario atender y brindar asistencia jurídica a los familiares de víctimas de violaciones de Derechos Humanos y de violencia política ocurridas durante el período 1973-1990 cumpliendo lo previsto en el artículo 6º de la ley 19.123, que reconoció el derecho de los familiares de las víctimas y de la sociedad, de conocer las circunstancias y el destino final de las personas desaparecidas y de los restos no entregados de personas muertas por agentes del Estado; del mismo modo se debe reparar las violaciones ocurridas después de terminada la dictadura, tales como leyes que excluyeron arbitrariamente de políticas de devolució9n de cargos en la administración pública (como la ley 19115), las violaciones de derechos humanos cometidas por agentes del Estado durante el estallido social. Una tarea esencial no solo para no olvidar sino para la cultura y respeto de las víctimas, es fortalecer las instancias de acopio de información que facilite la tarea de ubicar y/o determinar el destino de dichas víctimas y que contenga bases de datos jurídicas sobre estos hechos, a fin de ejercer y defender los Derechos Humanos y elaborar propuestas tendientes a promover cambios en la legislación. En el mismo sentido se requiere fortalecer Programas Prevención de la Tortura para que estudie las denuncias e investiga la situación de las personas afectadas por ellas, analizando los procedimientos o protocolos y prácticas policiales que favorecen la comisión del delito y las causas profundas que las motivan.

MAS PROMOCIÓN

La red de coordinación nacional entre los organismos públicos de diversos sectores y niveles vinculados al tema de los Derechos Humanos requiere ser activada. El Programa de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos busca, desde su creación contribuir a la plena vigencia de los derechos humanos a través de la investigación con pertinencia social, la incidencia en el contexto político y social y la promoción de la justicia, considerando que su misión es promover y proteger los derechos humanos de todas las personas, mediante la articulación de organismos públicos nacionales y la cooperación técnica para las respuestas estatales ante los sistemas y organismos internacionales de derechos humanos. Ante violaciones a los derechos humanos, generar los mecanismos para garantizar verdad, justicia, reparación, memoria y no repetición. Del mismo modo el Instituto Nacional de Derechos Humanos es una institución estatal que en forma autónoma y pluralista, promueve una cultura respetuosa de los derechos humanos, monitorea el quehacer del Estado de Chile a partir de estándares en la materia y protege la dignidad de todas las personas que habitan en el territorio nacional. Mediante estos programas se coordinan las actividades y el intercambio de información entre organismos públicos preocupados de temas de Derechos Humanos tales como los que se ocupan de la Defensa de Niños, Jóvenes, de la Mujer, Pueblos Indígenas, de las Comunicaciones, la Ecología y el Medio Ambiente, de los Privados de Libertad, de la Pobreza, de la Seguridad Ciudadana, de las tareas de la ex-Corporación de Reparación, de la Justicia. También debiera coordinar sus acciones con las Municipalidades sobre las materias atinentes, lo que es evidente. Entre las tareas pendientes, que son muchas, se encuentra establecer la conmemoración de Fechas Simbólicas para elevar la conciencia democrática y sobre los Derechos Humanos, como el Día Internacional de los Derechos Humanos y otros, tal como lo han hecho muchos países, es una forma para combatir los discursos de odio.

DEBERES Y DERECHOS

Todas las personas naturales y jurídicas tienen deberes y derechos establecidos en el ordenamient4o jurídico. La situación actual del deber de reparación y de justicia del Estado muestra que aún queda mucho por hacer toda vez que los mecanismos judiciales y administrativos no lo han podido satisfacer plenamente y con prontitud, lo que demuestra la necesidad de fortalecer las instancias gubernamentales dedicada a esa tarea, dando pleno cumplimiento a las recomendaciones contenidas en el Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación", en el de la Corporación Nacional de Reparación y Reconciliación, y las recomendaciones de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, así como dar cumplimiento a los establecido en los tratados internacionales sobre derechos humanos.

COMBATIR EL ODIO

Una palabra puede ser mas destructiva que un arma, las heridas que puede causar un discurso de odio es muy difícil de sanar. Por ello es necesario combatir el negacionismo y reconocer que las leyes que discriminan deben ser modificadas. Hacerlo abre la posibilidad de un reencuentro con el humanismo que todos los sectores políticos proclaman. La forma es parte de la esencia. La esencia, según Aristóteles, es el objeto de estudio de la filosofía y es a través de su conocimiento que podemos llegar a una comprensión más profunda de la realidad. Lo que debemos exigir a los representantes políticos es que piensen objetivamente y no para aparentar algo que no es, no para beneficiar a unos en desmedro de otros o para usar las facultades de representación en la lucha de egos. Recordemos que en filosofía se señala que la forma debe ser igual que su contenido, forma y esencia y que todos pasaremos a la historia quedando nuestras actuaciones como un karma que heredaran nuestros descendientes.

Compartir este artículo