En kioscos: Mayo 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

SIMCE 2023: resultados predecibles. Por Ivonne Debaud

Los resultados del Simce 2023, serán de acuerdo con varios análisis los más bajos desde que se inició esta prueba, sin embargo, ¿resulta este un resultado esperable? La única respuesta posible, es sí. Sus resultados reflejarán los aprendizajes ocurridos en los dos últimos años del gobierno de Piñera, 2020 y 2021 período de confinamiento y cierre prolongado de colegios, pero también los ocurridos hasta octubre de 2022, es decir, durante los primeros meses del actual gobierno.

Durante estos tres años hubo situaciones excepcionales. Los estudiantes de Latinoamérica y el Caribe solo tuvieron un tercio de las clases presenciales en comparación con un año regular, y en consecuencia se estiman atrasos entre 1 y 3 de los aprendizajes en la región.En Chile, un reporte OCDE 2022 constató que los establecimientos permanecieron cerrados completamente por 147 días en el año escolar 2020 (77%) y 112 días en 2021 (59%). A luz de estos antecedentes, esperar resultados positivos pareciera ser sólo un optimismo ciego.

Poco importa si algunos denominan a este Simce, el "Simce de Piñera", el "Simce de la pandemia" o el primer “Simce de Boric”, lo que en cualquiera de sus usos busca sólo negar la responsabilidad que cada uno debe asumir. Dependiendo de la vereda ideológica en la que se encuentren, distintas voces intentarán hacer pagar los costos por estos bajos resultados a la autoridad sanitaria de la época, a los directivos o profesores, al gobierno de derecha, a los ministros de aquellos años o al gobierno actual.

Varios criticarán la realización de la prueba estandarizada en un contexto tan excepcional, argumentando que ningún organismo de carácter internacional recomendó su aplicación, Otros, señalarán que el Simce es una prueba obsoleta, de poco valor pedagógico, que no mide aprendizajes y que perpetúa la discriminación en contra de los establecimientos con alumnos de mayor vulnerabilidad.

Terminado el debate y los análisis de los resultados, lo único relevante y tarea de todos, especialmente del gobierno, es apostar por la celeridad en la implementación y buenos resultados del programa de reactivación educativa en curso. Recientemente, el Mineduc entregó un informe que compara distintos indicadores, marzo de 2022 con marzo de 2023, que dio cuenta del aumento de la matrícula escolar en casi 21 mil alumnos. lo que representa un aumento del 0.58% y que revierte la tendencia alcista de la deserción escolar y una disminución relevante de 15 puntos porcentuales, respecto de las inasistencias graves. Esto quiere decir que a marzo 2023 tenemos 457.442 estudiantes menos en situación de inasistencia grave en comparación a marzo de 2022.

Podemos discutir si estos son o no resultados significativos, pero lo que no se puede rebatir es que han mejorado. Los optimistas dirán que muchas de las acciones que incorpora el plan de reactivación educativa, reforzarán estas buenas cifras, mientras que los pesimistas calificarán estos avances como insuficientes. Sin embargo, lo más relevante y por lo que debiéramos todos aunar esfuerzos es en revertir en el más breve plazo posible la baja de aprendizajes de esto últimos tres años, independientemente del valor que le asignemos a la prueba Simce.

Ivonne Debaud
Profesora jubilada

Compartir este artículo