En kioscos: Mayo 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Svalbard; el hombre es solo un invitado en está tierra. Por Magdalena Arqueros Valer

SVALBARD, HA FASCINADO DESDE SIEMPRE…

Es en el Ártico, en particular en el archipiélago de Svalbard, que ha fascinado a numerosos exploradores durante siglos, se presume que habrían estado los escandinavos los primeros en haber arribado en este territorio en el siglo XXII, sin embargo, no se hayan pruebas ciertas. Estas exploraciones se prolongaron durante cierto período, en una de estas llegó Jan Mayen a la isla volcánica que luego tomó su nombre, situada entre el Mar Atlántico y el Mar Ártico, (jurisdicción noruega). Pero estuvo efectivamente Willem Barents el cual concretó está hazaña en condiciones asombrosas, surca en su primera exploración en esté codiciado archipiélago. De esta manera Svalbard fue descubierta por el perseverante navegante holandés Willem Barents que se convirtió en el pionero del Polo Norte, padeció innumerables contratiempos antes de ver realizado su notable sueño. Pese a las adversas condiciones en su tercer viaje en los días 9 y 10 de junio en 1596 logra plenamente realizar su grandioso e histórico objetivo, inicialmente llega a la Isla del Oso ubicada en una posición más meridional respecto a las otras islas que componen el archipiélago, así subsiguientemente en los días 14 a 19 de junio de 1596, descubrió la isla de Spitsbergen que es la más extensa de las Svalbard.

El 19 de febrero de 1920, fueron representantes de 14 países que firmaron un tratado internacional de Svalbard o también llamado Tratado de Spitsbergen, que reconoce cómo soberanía Noruega a su vez formalizando entre estas naciones el comercio. Toda la zona polar se conoce como el Desierto Ártico (Rusia, Alaska, Canadá, Groenlandia, Islandia, Laponia, Noruega). El nombre Svalbard expresa una costa fría y su símbolo o mascota es el oso polar.

En el archipiélago desde un principio se asentaron colonos, que al pasar del tiempo fueron aumentando hasta los 2.940 habitantes que representan actualmente. Estableciéndose en Longyearbyen que es el área administrativa con 2.144 residentes allí también ubicándose la casa del gobernador. En cuanto a Spitsbergen es la isla más grande en superficie 39.044 km, habitando allí la mayor parte de la población, prosiguiendo a distancia Nordaustlandet es la segunda isla más amplía con 14.443 km y posteriormente Edeoya, la tercera en proporciones sin embargo está deshabitada (5.067 km) siendo una importante reserva natural, seguirán otras islas y fiordos que se unen a la configuración de este hermoso archipiélago Svalbard.

La población total es de 2.940 que incluyen 40 nacionalidades diversas; noruega, tailandesa, sueca, rusa, danesa, alemana, croata y otras.

SVALBARD ...ESTÁ EN LA CIMA DEL MUNDO

Este es el fascinante mundo de aquellas tierras al confín de nuestro planeta donde muchos pioneros trabajaron en las minas de carbón rusas, en condiciones climáticas extremas, sobreviviendo gracias a la excelente y abundante pesca, no sólo de peces igualmente de mariscos además donde se encuentra el hábitat de la oca de cara blanca, de los renos saltarines que se nutren de la tundra característica de este territorio aparte de donde vive el oso polar que es símbolo de la isla más siempre es necesario portar un fúsil por su peligrosidad. Existe la vida silvestre concentrada en la isla santuario de aves, es la reserva del Kongsfjorden (instituida en 1973). Svalbard se caracteriza por su suelo Permafrost que es particularmente polar permaneciendo en ese estado de congelamiento perpetuamente. Otra curiosidad, está prohibido por ley morir o mejor dicho ser enterrado allí en Longyearbyen. No se puede morir en esta isla, ya que está excluido tácitamente ser sepultado en el archipiélago, la razón radica porqué los cuerpos, debido a las bajas temperaturas -32 grados no logran descomponerse permaneciendo perennemente solidificados, adheridos a estos se encontrarán además microbios y virus. Las bajas y duras temperaturas no permiten que el cuerpo del fallecido continúe su ciclo natural de descomposición, por lo que cuando una persona se encuentra gravemente enferma debe ser trasladada inmediatamente a tierra continental.

​En 1917 tanto en la década de 1950 estuvieron contaminados por virus que se fueron propagando velozmente, estuvo la terrible epidemia española: estas bacterias causaron 192 muertes en cuerpos que fueron enterrados y debido al factor permafrost permanecieron congelados, pero cuando se descongelaron luego de años, revivieron nuevamente las bacterias infectando a la población restante. Debido a esta peligrosa causa, se promulgó la ley del 1950, por la cual ningún cuerpo puede ser enterrado en este lugar. No se puede nacer, ni morir a raíz del permafrost sin olvidar que la epidemia del coronavirus que se hubo extenso mayormente en 170 países no tocó a Svalbard. Ni siquiera existe una maternidad, ya que en 1966 nació el último niño en este lugar, si se debe dar a luz se trasladan rápidamente al continente.

Otra de las características es estar bajo esta inmensidad sideral, es un espacio es predominante en la existencia de cada uno de los habitantes, otorgándoles una introspección meditativa ligada a la estasis del ensimismamiento de las noches polares aquellas que permanecen prolongadas 24 horas y en penumbra perdurando así completamente durante 4 meses y los otros 4 meses resplandecerá el sol sin crepúsculo matutino.

El hombre es sólo un huésped entre estas fronteras árticas, aludiendo en particular a la convivencia existente entre los residentes con los 3.000 osos que deambulan en este archipiélago, estos están en un mayor número en respecto a los 2.940 habitantes que viven actualmente. Hay un dominio vasto de osos en Svalbard ofreciéndonos un espectáculo especial de hermosa naturaleza salvaje, pura casi intacta que aparece encarnar el privilégiate hábitat primitivo, que aún este no les ha abandonado. Esto, injiere en el individuo estimulándoles sentimientos de humildad asimismo de magnánimo respeto frente a este ambiente puro y casi ingenuo planteándose cómo ejercer prevenciones adecuadas por los posibles desmantelamientos hacia la natura, es donando preservación hacia el paisaje de Svalbard igualmente sobre estos confines árticos y es en sobremanera total hacia el planeta Tierra protegiendo y salvaguardando cada espacio, cada especie, sin producir contrariedades a un clima actual ya cambiante, ya difícil. Esto va impulsando e insistiendo en favor de nuestra continuidad como especie humana, asimismo para el bienestar del entorno natural y del ecosistema planetario.

Compartir este artículo