En kioscos: Junio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Umirpa: Territorio ancestral que ha sabido conservar su valor. Por Bosco González Jiménez

La comunidad de Umirpa ha adquirido importancia en los últimos años producto de un conjunto de actividades dirigenciales de carácter legal administrativo, como por la movilización de recursos sociales en función de la defensa y conservación de los valores del territorio ante iniciativas públicas y privadas en los territorios donde habitan.

En los últimos meses la comunidad, compuesta por sus cuatro troncos familiares y liderada por su presidencia, ha desarrollado diversas movilizaciones de recursos sociales, tramitaciones administrativas e intentos de diálogo con la empresa FÉNIX, la cual ha sido contratada por el Ministerio de Obras Públicas (en el contexto de tres licitaciones) para desarrollar un Camino a Parcoaylla.

Los actores locales señalan que la empresa en cuestión ha desarrollado un conjunto actividades que habrían vulnerado el patrimonio cultural y natural del territorio como de las comunidades y seres humanos que ahí habitan, situación que desencadenó pronunciamientos oficiales y diversas publicaciones en medios de prensa.

Volviendo al tema relativo a FÉNIX y la construcción del camino y considerando las fuentes emitidas por la misma comunidad, es posible sostener que no se trata de una posición per se respecto del objetivo o propósito que moviliza la construcción de la ruta en cuestión.

Hace poco tiempo la comunidad indigena de UMIRPA ha señalado, en un artículo público, que no se encuentran en contra del desarrollo de caminos y otras iniciativas que tiendan a favorecer la vida y la cultura de los habitantes del territorio, señalando: “no estamos en contra de que los caminos del progreso lleguen a nuestros territorios, sin embargo no puede ser que sea a costa de la vulneración de los valores patrimoniales y naturales de nuestro espacio ancestral de habitabilidad como pueblo” (UMIRPA, 2023)

Respecto de años anteriores es relevante señalar que la comunidad ha desarrollado actividades asociadas a la defensa y conservación del territorio y sus riquezas en el marco de incursiones privadas vinculadas a la exploración minera que eventualmente constituyeron, en sus formas, factores constitutivos de amenaza y vulneración a los sistemas de vida , simbólicos y sociales de la comunidad y otras entidades sociales del entorno.

¿Qué defienden con tanto ahínco los comuneros de Umirpa?

La zona precordillerana y altiplánica de la comuna de Camarones contiene valores ambientales y económicos de relevancia -riquezas minerales, hídricas y espacios de reproducción auquénida- como de la misma forma atesora celosamente riquezas patrimoniales que le otorgan un sentido práctico como también simbólico a la relación de las comunidades del sector con el territorio.

En esta área es posible identificar rutas de tránsito patrimoniales reutilizadas durante el periodo colonial y republicano, cuerpos de agua superficiales y subterráneos que otorgan importantes insumos simbólicos a la configuración cultural del territorio, como también grandes extensiones de pastizales y bofedales orientados al desarrollo y mantención sostenible de ganadería auquénida, la cual a su vez constituye una base fundamental para el desarrollo y reproducción de prácticas culturales que otorgan un soporte etnográfico al territorio y sus habitantes.

De igual manera es posible apreciar la existencia de mesas ceremoniales de uso contemporáneo , templos ancestrales, cursos de agua embestidos de una rica significación cultural, como también cerros tutelares distribuidos en sectores de la franja altiplánica de camarones y espacios de articulación con deidades tutelares del actual altiplano Boliviano, los grandes mallkus/tallas de Tarapacá y los existentes en torno a las localidades articuladas al interior de las comunas de Putre y General Lagos. (Gonzalez, 2017)

En lo referido a las dinámicas de relación ecológica entre las comunidades de los segmentos ALTIPLÁNICOS y precordilleranos es posible advertir que el sector de UMIRPATA sostiene una red de distribución hídrica de mucho valor que nutre al Río Codpa y el segmento de Vitor Chaca. De una u otra forma, contribuye sustancialmente a las actividades agrícolas y agro ecológicas que se desarrollan en estos fértiles valles.

Liderazgo y formación de un eje de responsabilidad comunitaria

La defensa de los valores del territorio, como indirectamente de las comunidades y grupos humanos aledaños, han permitido fortalecer prácticas y discursos dirigenciales que han madurado progresivamente hasta la actualidad.

Hoy por hoy, la comunidad de Umirpa, sostenida por sus cuatro troncos familiares, y liderada por su presidencia se han convertido en referentes públicos indispensables a considerar para cualquier institución pública, privada o sin fines de lucro que desee desarrollar algún tipo de actividad en territorios ancestrales que no se niegan a los caminos del futuro, pero no están dispuestos a que las riquezas productivas y simbólicas del territorio se debiliten y pongan en riesgo.

Todo lo mencionado, sin duda constituye la base para nuevos tratos y formas de relacionamiento entre el estado, las organizaciones y las comunidades vivas del territorio, sobre todo aquellas que desarrollan un uso de este basado en prácticas culturales de larga tradición.

Propiedad de la tierra

Es de extendido conocimiento, tanto por la opinión pública como por la literatura especializada y tratados internacionales que la noción de "propiedad de la tierra" supera ampliamente las miradas restrictivas que pueden existir desde el derecho y las miradas relacionadas con la propiedad privada en contextos territoriales con ocupación humana perteneciente a pueblos originarios, sobre todo si en estos territorios actualmente existen grupos humanos y comunidades que contribuyen de manera significativa a la mantención y reproducción de las prácticas sociales y las tradiciones ancestrales.

En este contexto, y con una perspectiva global sobre los derechos de uso del territorio y considerando las interpretaciones posibles de las resoluciones de la corte suprema y el reconocimiento de diversos actores públicos y privados a la comunidad de Umirpa, se puede comprender con relativa claridad que está comunidad posee el reconocimiento como legítimos habitantes del territorio, cuestión que se vincula fuertemente con la densidad de acciones y tramitaciones llevadas a cabo por sus liderazgos para proteger las riquezas de ellos y sus vecinos.

Dr. Bosco González Jiménez
Colaborador Comunidad Indígena de Umirpa

bosco.gonzalez.jimenez@gmail.com

Compartir este artículo