En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Un golpe… ¿de suerte? Por Cristopher Ferreira Escobar

La película de Adam Mckay, “La Gran Apuesta”, daba cuenta de la crisis subprime del 2008 en Estados Unidos. Sin duda este hecho, como cualquier afectación económica de este país, tiene repercusiones en varios países, algunos más que otros, como el caso de Chile.

Pero nada de este suceso está pasando ahora. Sin embargo, y hace pocos días, la inflación en el país de la estatua de la libertad está bajo miradas atentas, puesto que, y acá la fecha de la crisis subprime, la inflación llegó a 4,2 en abril del presente año, cuyo máximo pasó al del 2008.

Como ya se sabe, la economía del ex jaguar de Latinoamérica está en crecimiento, siendo el precio del cobre (super ciclo), los retiros de los fondos de pensiones, entre otras cosas, factores importantes de la misma. Un consumidor del cobre, el segundo después de China es Estados Unidos. Por otro lado, nuestra demanda interna es a productos de este país de manera indirecta, puesto que compañías norteamericanas producen en el país chino. De esta manera, también podría verse afectado nuestra importación y demanda interna, las cuales tienen una relación más o menos proporcional; si la demanda interna de nuestro país cae, los recursos para importar se ven disminuidos.

Pero más allá de esta inflación, la cual se entiende como una demanda superior (sobre) a la oferta, tuvo, se piensa, entre otras hipótesis, que fue producto del gran gasto fiscal de Estados Unidos por la situación de la pandemia. El gasto fiscal tiene repercusión directa en la demanda interna, por lo tanto, en el consumo e inversión. La trampa presupuestaria podría ser la fuente de esta inflación, producto del actuar del propio país por medio de mecanismo fiscal para impactar la demanda, esta termina por afectar la economía; la cura es peor que la enfermedad. Pero esta es una posible hipótesis. Los componentes de la demanda interna fueron estimulados por la acción fiscal, y así, se piensa, que la demanda sobrepasa a los oferentes. Más allá de esta visión, se esta observado si la inflación es transitoria o más que transitoria. Lo seguro es que podría haber un impacto en nuestra economía, ya sea a nuestras exportaciones como importaciones.

Creo que ni los vengadores ni el capitán América podrán con esto.

Cristopher Ferreira Escobar. Cientista político y Coordinador de Politología, Centro de Estudios.

Compartir este artículo