En kioscos: Agosto 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

“Vencedores de la Vida” Por Carlos Ernesto Sánchez

Al ver imágenes de miles de personas en calles, centros comerciales, ferias y espacios públicos, sin duda la pregunta obvia es que ha pasado con el publicitado confinamiento al que ha sido sometido gran parte del país.

El Ministro de Defensa, alabó el trabajo de las fuerzas armadas e hizo rimbombantes anuncios de “Tirar toda la carne a la parrilla” que por los resultado eran solo unos escuálidos chorizos. La gente sigue en calles, negocios abiertos, fiestas por aquí y allá y el no uso de mascarillas un mal chiste que no produce risas.

De un tiempo a esta parte las Fuerzas Armadas han demostrado que la sentencia de Korry, embajador de EEUU en Chile hace años, parece ser cierta “Los soldados Chilenos son soldaditos de juguete” nada de lo encomendado lo han hecho bien, no logrando imponer orden y respeto.

¿Cómo es posible que a metros de un control con presencia de uniformados se asalte un camión blindado y se roben 1.500 millones? Y nadie vio nada.

Hoy con toque de queda se asalta con más impunidad, que en dia normal. Sin dudas todas las promesas y amenazas de Piñera de terminar con la delincuencia, no pasaron de ser una bravuconada de campaña y de descalificación de la ex presidenta Bachelet. Por la boca muere el pez, dice el viejo refrán.

Mejor de carabineros ni hablar; Han demostrado pericia en reprimir demandas ciudadanas y en participar en ilícitos, lo cual tiene a varios uniformados en tribunales encausados por delitos. Y su ineficiente general director sigue en su cargo, gracias a la porfía y una mala entendía lealtad expresada por el gobierno.

A pesar de la incapacidad de carabineros y fuerzas armadas, de mantener el orden público, no ha sido malo el trabajo salud realizado frente al tema de la pandemia, se ha informado bien sobre la enfermedad, instalando espacios y equipos, que den respuesta a los requerimientos de la población. En este punto sin duda hay reconocer y agradecer el trabajo de la Iglesia Católica, que ha puesto a disposición de las autoridades su infraestructura para ayudar en momento muy difíciles.

Quienes también han desarrollado un trabajo valioso han sido Investigaciones de chile. No solo ha sido apoyo en labores de calles, sino seguir atendiendo sus trabajos propios, con éxito en temas investigativos.

Molesta que varios Ministros desarrollen un discurso rimbombante frente al rol de las Fuerzas Armadas, cuando los hechos, la realidad muestran un resultado mínimo, en el tema de orden público.

Este gobierno tiene especialidad en armar parafernalia, promesas vacías que en el transcurso de horas y días, van cayendo y solo queda el gasto de promesas incumplidas.

¿Qué hacer? ¿Cómo logramos se entienda el peligro que vivimos, especialmente aquellos que tenemos enfermedades de base? Los ancianos, enfermos, pobres, desvalidos son sin duda las victimas que pagaran con su vida, la irresponsabilidad de seres que salen sin medidas de seguridad a transitar por calles u otros espacios, y luego contagian a los más débiles de su cercanía.

Tal vez algunos deban salir, por causas bien fundamentadas, pero deben hacerlo con el máximo de seguridad, y eso no es lo que se ve en calles o centros comerciales.

Chile ha vivido grandes dolores, de toda índole, no ha aprendido a valorar la vida, a protegerla, luchar en solidaridad por lo más débiles y marginales. Hoy deberíamos sentir vergüenza que ancianos estén muriendo, no solo de esta enfermedad, sino de la peor pandemia; Soledad, miseria, abandono, olvido. Ellos que dieron todo, en la lucha del dia a dia, por años.

Esta pandemia es la radiografía que nos plasma, la sociedad neoliberal que algunos rinden culto, donde el hombre no es sujeto de la historia, sino objeto, transable en el mercado.

Hoy la expresión de repudio a este sistema y tanta injusticia, es quedándonos en la casa, asumir la cuarentena, y vivir y ser testigos de la historia, vencedores de la vida.

Compartir este artículo