En kioscos: Octubre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Víctor Pérez; el ministro que vino a desatar la jauría de colonos y mestizos en la Araucanía. Por Marco Silva Cornejo

Enmudecidos y consternados, así transita el cotidiano de la Araucanía, las imágenes de linchamiento de simpatizantes de la derecha más dura y reaccionaria a comuneros en las localidades de Traiguén, Ercilla y Curacautín son el fatídico éxito de una estrategia que ha impulsado el gobierno desde que inició el proceso de criminalización y militarización de las legítimas demandas de nuestros pueblos originarios y particularmente del pueblo mapuche.

A dos días de la presencia en terreno del Ministro Víctor Pérez, el mestizaje pobre y desclasado, desprovisto de conciencia social y solidaridad con aquellos que sufren tanto como él, se transforma en el instrumento protagónico de los terratenientes y colonizadores. Sin palabras queda el telediario cuando vemos pobres chilenos masacrando en formato barbárico a campesinos mapuches empobrecidos. Todo ello bajo el ojo impune de una policía que asesina por la espada a Camilo Catrillanca de manera alevosa y criminal y que observa con actitud compasiva y complaciente el actuar impune de la jauría de buitres arengados por el APRA para su macabro festín nocturno. La evidencia señala la gravedad de su proceder y deja de manifiesto que en Chile hay protestantes que merecen ser mutilados, torturados y asesinados, mientras los que linchan, golpean y amedrentan al amparo de la patronal orden, deben ser protegidos y escoltados. Una vergüenza por la que el ministro del interior debe responder y un acto que no podemos naturalizar como sociedad.

Nos invitan a modernos y desgarrarnos mientras siguen importando artillería de guerra a la región, criminalizando a todo que levante su voz para pedir lo justo, ´para proteger nuestros recursos naturales, para defender la cultura de nuestros pueblos originarios. Víctor Pérez, el ministro que desfila orgulloso flanqueando al criminal y pedófilo Schaefer en años pretéritos, el que se ha opuesto a borrar toda memoria del pinochetismo en la nación hoy es responsable de la acción criminal de su peonaje criollo y enloquecido que al amparo de la tropa policial ajusticia a nuestros comuneros por luchar.

Marco Silva Cornejo
Mg. Ciencias Sociales Aplicadas UFRO

Compartir este artículo