Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- En defensa de la vida de los estudiantes chilenos y la educación pública
- El triunfo de François Hollande en Francia y el fin de una maldición. La emergencia del Frente de Izquierda. Por Antoine Schwartz
- Terminemos con la Constitución de Pinochet. Por Enrique Villanueva

- Sumario completo



Página de inicio

Día del minero y el futuro de CODELCO. Por Nelson Aquiles Soto

Este domingo 10 de agosto, se conmemoró el día de San Lorenzo patrono de los mineros, quién fue uno de los siete diáconos regionarios de Roma, ciudad donde fue martirizado en una parrilla el 10 de agosto de 258, cuatro días después del martirio del papa Sixto II.1 En latín se llamaba Laurentius (‘laureado’)] (1)

Según dicen los libros, aprovechando el reciente asesinato del papa, el alcalde de Roma, que era un pagano muy amigo de conseguir dinero, ordenó a Lorenzo que entregara las riquezas de la Iglesia. Lorenzo entonces pidió tres días para poder recolectarlas y en esos días fue invitando a todos los pobres, lisiados, mendigos, huérfanos, viudas, ancianos, mutilados, ciegos y leprosos que él ayudaba. Al tercer día, compareció ante el prefecto, y le presentó a éste los pobres y enfermos que él mismo había congregado y le dijo que ésos eran los verdaderos tesoros de la Iglesia. El prefecto entonces le dijo: «Osas burlarte de Roma y del Emperador, y perecerás. Pero no creas que morirás en un instante, lo harás lentamente y soportando el mayor dolor de tu vida».

Lorenzo fue quemado vivo en una hoguera, concretamente en una parrilla, cerca del Campo de verano, en Roma. Se dice que en medio del martirio, exclamó: Assum est, inqüit, versa et manduca (Traducción: Asado está, parece, da la vuelta y come. Traducción aproximada: Dadme la vuelta, que por este lado ya estoy hecho). Su santo se celebra el 10 de agosto, día en el cual recibió martirio.1Lorenzo fue enterrado en la Via Tiburtina, en las catacumbas de Ciriaca, por Hipólito de Roma y el presbítero Justino. Siendo después venerado hasta la fecha como el patrono de los mineros.(1)

Es así que en todas la empresa mineras de muestro país y especialmente en la Divisiones de Codelco Chile, se efectúaron distintas actividades conmemorativas para tal efecto, organizada por organizaciones sindicales.

Sobre la base de lo anterior, me pregunto: ¿Qué se está conmemorando o transmitiendo a las nuevas generaciones de trabajadores por partes de sus líderes sindicales y la administración, en relación a este día?

Según mi modesta opinión, solo sirve esta fecha para disponer de un día libre de jolgorio y fiesta, y para quienes lo trabajan, un mayor ingreso en sus remuneraciones, sin embargo, es muy poco o nada lo que se rescata y se transmite en valores en relación a este día, principalmente los valores de humanidad y entrega hacia los demás, como lo hizo San Lorenzo quién entrego su vida, para cuidar el tesoro que se le había encomendado.

Pero si hiciéramos un símil de lo que se le encomendó a San Lorenzo, y de quienes trabajamos en Codelco Chile, a quienes también se nos ha encomendado un tesoro, cuya única diferencia es que no ha sido el Papa que nos ha pedido cuidarlo, sino un grupo de legisladores visionarios que tuvieron la valentía de ponerse de acuerdo el 11 de Julio de 1971, bajo el mandato del Presidente Allende, para Nacionalizar la Gran Minería del Cobre y entregársela a sus propios ciudadanos para su administración.

Es así que este tesoro que ha durado 43 años, que es el cobre de todos los chileno, con altos y bajos en las administraciones de los guardianes que ha tenido, han hecho una posta en mantener firme dicho mandato, sin dejar de lado que algunos han querido usar esta empresa, como quería usar el tesoro el Alcalde de Roma de esa época , y así también decisiones en negociaciones poco acertadas como ha sido las ventas de mercado a futuro.

Por lo mismo creo que después de más de cinco meses de incertidumbre, el nombramiento de Nelson Pizarro como Presidente Ejecutivo de Codelco Chile, considerando la cantidad de profesionales que postularon ha sido una buena selección, y que al igual que San Lorenzo, quienes llegamos inmediatamente después de la nacionalización del cobre, esperamos cuide de este tesoro que es el cobre chileno, para beneficio todos los pobres, lisiados, mendigos, huérfanos, viudas, ancianos, mutilados, ciegos y tantos ciudadanos, que al igual que en esa época esperan que el estado pueda resolver sus problemas con parte de los recursos generados por esta empresa.

Ahora bien este nombramiento los trabajadores y profesionales de esta empresa, según mi interpretación, espero no equivocarme, deben verlo como una buena señal del Directorio de la Corporación liderado por el joven Oscar Landerretche,, en cuanto a respetar la experiencia de quienes han permitido a pesar de todos los obstáculos y dificultades mantener Codelco en manos del estado, experiencia que durante el gobierno de anterior, fue arrinconada en algún modo inmovilizada, incluso me atrevería a decir, desmotivaron a muchos trabajadores, haciéndole sentir ineficiente producto de la llegada de los denominados tecnócratas, que apostaron a reforzar la organización con los denominados talentos, graduados o savia nueva, que si bien es cierto, es importante el ingreso de este segmento de trabajadores a una empresa, para producir el recambio generacional, no se puede desplazar abruptamente la experiencia, por sobre la teoría, ya que Codelco tiene una historia de construcción de la misma, cuyo objetivo es generar riqueza al igual que las empresa privadas, diferenciándola de estas últimas, que los trabajadores de la corporación, especialmente los de mayor experiencia, tienen una impregnación de espíritu de cuerpo con la ella, por tanto el mercado no es su principal preocupación, en otras palabras los trabajadores de Codelco se ponen la camiseta y la historia así lo ha demostrado.

Lamentablemente en estos últimos tiempos no solamente en Codelco, sino también en el país, tenemos una generación de trabajadores jóvenes que han llegado al mundo del trabajo con la Pirámide de Maslow al revés, vale decir, llegan satisfaciendo primero sus necesidades del Ego y Autorrealización, lo cual es sinónimo de Impulsividad, falta trabajo en equipo, soberbia y todos aquellos conceptos negativos que no deben tener una organización moderna, pues creen que sus necesidades Básicas que son el Pan, Techo y Abrigo, ya la tienen satisfecha, tempranamente tienen casa, auto, y lujos, pero todo ello es producto del sobreendeudamiento.

Por todo anterior el gran desafió de Nelson Pizarro será re direccionar el rumbo de esta empresa, para beneficio de todos los chilenos, cuya tarea principal es lograr armonizar las distintas visiones internas que existen al interior de la Corporación, donde los Sindicatos cumplen un rol fundamental, que no es otro, escuchar primero el pensamiento y la opinión de sus trabajadores de base, evitando lo que ha sucedido de un tiempo a la fecha, la desvinculación que existe entre los dirigente, tanto de los sindicatos bases como de la Federación del Cobre, con quienes efectivamente hacen trabajo diario que son sus asociados y así transmitir fielmente lo que opinan los trabajadores de la situación actual de Codelco, que me atrevería a no equivocarme, está en una situación de confusión.

Por último recordar el doble rol que tienen quienes trabajan en Codelco Chile, primero son trabajadores de esta empresa, pero también por el hecho de ser chileno debemos cuidarla, no solo en beneficio personal, sino además, para aquellos que hoy no tienen salud, educación vivienda y pensiones dignas, que si bien es cierto no se solucionaran en forma integral, pero ya llegará la hora que se renacionalice todo El COBRE PARA CHILE

Fraternalmente,.

Nelson Aquiles Soto Aguilera
Ex – Consejero Nacional Federación de Trabajadores del Cobre

Domingo 10 de Agosto 2014

(1) Wikipedia La enciclopedia libre

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2017 Le Monde diplomatique.