Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- La mano de obra agrícola: el nuevo comercio triangular
- Los hombres del dictador
- Una boina roja en medio de un océano azul

- Sumario completo abril de 2013





Sobre el autor

Philippe Rekacewicz
Cartógrafo.
plus...



Página de inicio >> Abril de 2013

Aeropuertos: del espacio público al privado

por  Philippe Rekacewicz

Es una degradación lenta. En las oficinas de correos, las estaciones, los aeropuertos, así como en los planes de ordenación urbana, tanto en el centro de la ciudad como en la periferia, una misma exigencia encierra gradualmente a los usuarios de los espacios públicos: el paso forzoso a través de los espacios comerciales. Para los promotores de esta transformación, el consumo, controlado y asegurado, debe reemplazar toda deambulación soñadora.

Mediados de la década de 2000 en el sur de Noruega. El aeropuerto de Kristiansand acababa de ser remodelado. Mi vuelo estaba retrasado, lo que me dejaba tiempo para tomar algo con mis acompañantes. “Ya no es posible: el café, las mesas y las sillas se hallan actualmente pasado el control de seguridad”. Una hora más tarde: no hay avión, no hay información ni nadie que atienda en el mostrador… Es necesario ir hasta la puerta de embarque para obtener alguna información, pero el acceso a la misma ha desaparecido. Hay un agente en el duty-free: “¿Para acceder a la puerta de embarque? Pase por aquí, cruzando por adentro de la boutique. Está después de las cajas”. Resulta gracioso. Pero, ¿por qué no? “Es sólo para obtener alguna información y volveré. ¿Se va a acordar de mi?”. El agente responde atentamente: “Seguro, pero no puede regresar por aquí. Si entra a la boutique tiene que volver a pasar por la aduana…”.

Tener que pasar por un comercio lleno de juguetes, perfumes, cajas de chocolates y botellas de gin para subir al avión, es una astucia que reemplaza el pasillo de acceso directo. Otrora compuesto de una gran sala única, el aeropuerto en cuestión había sido “modernizado”, fragmentado en tres partes, con severos controles para pasar de una a otra. Al mes siguiente, mi hijo de dos años y medio, caminaba por la pista en dirección al avión, llevando su amplia chaqueta más pesada que de costumbre, a causa de unos paquetes de caramelos y de un frasco de Chanel N º5 discretamente extraídos del free-tax (libre de tasas)...

Texto completo en la edición impresa del mes de ABRIL 2013
a la venta en quioscos, librerías
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.