Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Machi Celestino Córdova en huelga de hambre
- FRANÇOIS HOUTART: el paradigma del bien común de la humanidad. Por Juan José Tamayo
- PROGRAMA LEGISLATIVO DEL ICAL: RAZONES PARA RECHAZAR LA PARTIDA DE EDUCACIÓN EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS por Carlos Arrué

- Sumario completo



Página de inicio

Cien años de la Universidad de Concepción. Por Carlos Poblete

Las instituciones, como los seres humanos y todo lo existente sobre la faz de la Tierra cursan tiempos, cumplen edades, años.

Las entidades sociales y culturales creadas realizan, como sabemos, una valiosa misión, sus tareas son útiles a la Humanidad. Desde muy pretéritas épocas dichas organizaciones se mantienen en pie ejecutando su noble labor.

Las universidades son viva expresión de la inteligencia humana. En verdad las escuelas todas responden a la necesidad de mantener el acervo cultural creado y el objetivo de generar nuevo conocimiento.

En el mundo existen instituciones universitarias que datan desde siglos. Mil años cumplen ya algunas de ellas, particularmente en Europa. En América Latina y en otras latitudes dichos centros académicos son de creación posterior (siglos XVI-XVII-XVIII). La Universidad de Santo Domingo, en la República Dominicana, es una de mayor antigüedad en nuestra área continental.

En el país, como se sabe, la Universidad de Chile (1842),es el primer plantel de carácter nacional creado. Existieron antes otras entidades de enseñanza superior, el registro histórico señala a la Universidad de San Felipe (1747) entre otras, pero no de muy larga existencia, eran organismos principalmente de carácter religioso.

Un plantel que en Chile está cumpliendo este año cien años desde su fundación (1919) es la Universidad de Concepción. Alma Máter que en el centenario que se celebra ha formado en las más diversas áreas del saber a miles de profesionales.Tal institución surgió de la necesidad de la sociedad penquista de su tiempo, y del creador impulso de sus fundadores, integrantes algunos de la masonería chilena, como Enrique Molina Garmendia, su primer rector; Virginio Gómez González, y otras destacadas personalidades de la ciudad de Concepción.

Son numerosos los académicos que enseñaron en sus aulas. Siempre es injusto mencionar a algunos y no a otros, o a todos. El sabio Alejandro Lipschutz (1883-1980), nacido en Letonia, fue uno de esos egregios hombres de ciencia que se desempeñaron en la Universidad. El poeta nacional Gonzalo Rojas fue también docente del plantel. Ilustres hombres y mujeres en las ciencias y en las artes ejercieron su magisterio a miles de estudiantes. La revista ’Atenea’ creada en 1924, es un extraordinario medio de difusión del quehacer académico.

Conocido es el primer verso del himno universitario, ya convertido en lema ’ Por el desarrollo libre del espíritu ’ . Representa lo que debe ser ese plantel de enseñanza superior, según lo concibieron sus inspirados fundadores.

La U de C existe, funciona en un territorio conocido como el Barrio Universitario. Los institutos, escuelas y facultades operan en una extensa y hermosa área de edificios, prados, bosques y jardines. Hasta el golpe de Estado de 1973 también existieron al interior los Hogares de estudiantes, residencias que albergaron a miles de ellos que llegaban desde distintas ciudades del país. Las residencias, la alimentación eran gratuitas, también los estudios. La dictadura en los 17 años expulsó a miles de académicos y estudiantes lo que significó un irreparable y funesto atentado al desarrollo del país.

Corresponde señalar como un dato histórico trascendente la Reforma universitaria, proceso democratizador acaecido a fines de la década de 1960 e inicios de la siguiente. Parte activa en tal período le correspondió al movimiento estudiantil organizado. Se concebía entonces que la universidad no podía ser ’ la torre de marfil ’ como se decía, sino que su compromiso y quehacer debían contribuir en los procesos de transformación que la sociedad requería. El médico Edgardo Enríquez Frödden fue el primer rector elegido de manera democrática por el conjunto de la comunidad universitaria -sufragaron en la ocasión los tres estamentos : académicos, estudiantes y trabajadores-.

Diversas personalidades del mundo de las ciencias, las artes todas, y la política de aquellos señalados años de 1960 y comienzos de 1970 que ahora recordamos de preferencia, visitaron la ilustre institución. Visitantes fueron Violeta Parra; los escritores Octavio Paz, Alejo Carpentier, Carlos Fuentes, Manuel Rojas, Ernesto Sábato, Pablo Neruda, Nicanor Parra; el Presidente Salvador Allende, Fidel Castro; el escultor Samuel Román, y el artista mexicano Jorge González Camarena, autor del Mural de la Casa del Arte de la universidad que representa magistralmente la presencia de Latinoamérica.

La impronta de la Universidad de Concepción en este centenario que cumple es su logrado prestigio nacional e internacional, sello que le otorga su reconocida excelencia académica.

Carlos Poblete Ávila,
Profesor de Estado

Chile, julio de 2019.

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.