Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Yourcenar, literatura de la sabiduría
- Matanza de la escuela Santa María de Iquique
- ADN, del archivo al diagnóstico

- Sumario completo diciembre de 2007





Sobre el autor

Agustín Cueva
Nació en Ibarra (Ecuador) el 23 de septiembre de 1937. Licenciado en Ciencias Públicas y Sociales por la Universidad Católica del Ecuador.
Murió en 1992.

plus...



Página de inicio >> Diciembre de 2007

SUPLEMENTO CLACSO
Cuadernos del Pensamiento Crítico Latinoamericano. Número 2, diciembre 2007

Número 2, diciembre 2007

por  Agustín Cueva

EL ANÁLISIS “POSMARXISTA” DEL ESTADO LATINOAMERICANO
por Agustín Cueva

1. NI TODO BRILLA, NI TODO ES ORO…

(...) Conviene empezar señalando un hecho que no deja lugar a dudas, por lo menos en el área sudamericana: la pérdida de terreno del marxismo en los campos de la sociología y la ciencia política (en historia, irónicamente, el materialismo histórico nunca fue muy influyente). En este sentido, me parece que un comentario como el del investigador estadounidense Scott Mainwaring, publicado en la revista argentina Desarrollo económico, refleja adecuadamente la situación.

Lo mejor de la ciencia social en Sudamérica ha cambiado de marcha significativamente desde fines de la década del 60 y comienzos del 70. Los aportes más sólidos se han alejado del tema de la dependencia y del análisis de clase inspirado en la tradición marxista. El marxismo ha declinado en su frecuente actitud crítica hacia la ‘democracia formal’, aunque su influencia es aún significativa. La mayoría de los intelectuales latinoamericanos han revaluado la importancia de las instituciones democráticas y se han desplazado hacia nuevas formas de ciencia social donde se acentúan los valores políticos, la cultura y las instituciones, mientras se presta menor atención a las clases y a la dependencia.

¿Decadencia del análisis de clase? Ciertamente, en un momento en que fuertes vientos soplan más bien del lado de la “concertación social”, la búsqueda de una “gobernabilidad progresiva de nuestras sociedades” y el “acuerdo sobre aspectos sustanciales del orden social”. Lenguaje que de por sí nos coloca más cerca de Samuel Huntington y la Comisión Trilateral que de Marx, y que hasta nos remitiría a Augusto Comte de no ser porque ahora la idea de orden, pareciera predominar omnímodamente sobre la de progreso (...).

Los Cuadernos del Pensamiento Crítico Latinoamericano constituyen una iniciativa del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) destinados a la divulgación de algunos de los principales autores del pensamiento social crítico de América Latina y el Caribe. Los primeros números incluirán textos de Rui Mauro Marini (Brasil), Agustín Cuevas (Perú), Álvaro García Linera (Bolivia) , Pablo González Casanova (México), José Carlos Mariategui (Perú), Florestán Fernandes (Brasil), René Zabaleta Mercado (Bolivia), Rodolfo Stavenhagen (México), Milton Santos (Brasil), Silvio Frondizi (Argentina), Gerard Pierre-Charles (Haití), Aníbal Quijano (Perú), Juan Carlos Portantiero (Argentina) y Edelberto Torres Rivas (Guatemala), entre otros. Los Cuadernos del Pensamiento Crítico Latinoamericano se publican en México, por el periódico La Jornada y en Argentina, Chile y Brasil en las ediciones nacionales de Le Monde Diplomatique. Además, son reproducidos por diversas publicaciones y páginas web en castellano y portugués.

CLACSO es una red de más de 210 instituciones que realizan actividades de investigación, docencia y formación en el campo de las ciencias sociales en 23 países:
www.clacso.org

Texto completo en la edición impresa de diciembre de 2007.
En venta en quioscos, librerías,
y en la librería de Le Monde Diplomatique:
San Antonio 434 local 14, Santiago.
Teléfono: (2) 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

También puede adquirirlo directamente por internet:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.