Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- El comercio electrónico y la OMC. Por Deborah James
- Longueira en el gobierno de la Nueva Mayoría: el síndrome de Estocolmo. Por Enrique Villanueva
- Persistir en la música alternativa y de vanguardia: lanzamiento Catálogo 2018 de El Templo Rekords. Por Alex Ibarra Peña

- Sumario completo



Página de inicio

DECLARACIÓN CODEPU SOLIDARIZANDO CON BALTASAR GARZÓN

CODEPU expresa solidaridad con el Juez Baltasar Garzón y manifiesta su rechazo a la condena que le fue impuesta por la Justicia española el pasado 9 de febrero, y que lo inhabilita en su rol de juez por 11 años.

Esta condena es de suma preocupación para la comunidad nacional e internacional ya que Garzón asumió con valentía investigar dos temas relevantes en España como son la corrupción política y los crímenes del franquismo. La condena a Garzón es también una grave señal de la justicia española al principio de la jurisdicción universal que los estados deben promover para investigar los graves crímenes en contra de los derechos humanos.

CODEPU, valora el trabajo y las acciones de este Juez español que se vinculó a las investigaciones de las violaciones de derechos humanos de América Latina. El año 1996 Garzón declaró competente a la Jurisdicción española para conocer las violaciones a los derechos humanos cometidas en América Latina en el marco de la Operación Cóndor, demostrando con gran capacidad y conocimiento lo que fue la maquinaria del terror de estos países en la década de los setenta. Su perseverancia contribuyó a la verdad y justicia denegadas por tanto tiempo en nuestro país. En definitiva, esta acción significó la detención en Londres durante 503 días del dictador Augusto Pinochet. En este marco, CODEPU acompañó testimonios, adjuntó documentación que sirvió a la fundamentación el auto en contra de Pinochet referido a casos de tortura.

Aunque la extradición a España fue denegada por la justicia inglesa y Pinochet no fue juzgado, el principio de la Jurisdicción Universal encontró el impulso que necesitaba. Su trabajó logró avances en las investigaciones judiciales que permitió la condena de autores de aberrantes crímenes en contra los derechos humanos como los argentinos Adolfo Scilingo y Ricardo Miguel Cavallo.

CODEPU da cuenta que el esfuerzo del juez Baltazar Garzón en pos de hacer cumplir e investigar las violaciones de derechos humanos de conformidad con los principios del derechos internacional, marca una senda comenzada a recorrer por algunos jueces chilenos anteriormente: Carlos Cerda Fernández, Alejandro Solís Muñoz, René García Villegas, Lientur Escobar, quienes junto al juez español son testimonio de valentía y decisión al hacer prevalecer la justicia por sobre la impunidad.

CODEPU señala con firmeza que el imperativo de optar por la justicia, sin temor a la independencia, al compromiso incondicional por la verdad y la memoria, es el único camino de los defensores de los derechos humanos.

Santiago, febrero de 2012

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.