Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Pluralismo cultural y tolerancia religiosa, Alex Ibarra entrevista a Francisca Márquez
- Las feministas al frente contra las derechas, el fascismo y el imperialismo
- OPECH: Propuesta de Medidas Esenciales para una Nueva Educación Pública [1]

- Sumario completo



Página de inicio

El crudo trasfondo de la controversia por la sobreexplotación de las pesquerías entre Sonapesca y el Subsecretario de Pesca. Por Pablo Fernando González

El 31 de marzo del 2019, Subpesca ha reconocido que las principales pesquerías que representan el 90% de los desembarques del país se encuentran todas colapsadas-agotadas y sobreexplotadas. Lo que ha despertado la ira de Sonapesca quien reclama que este reconocimiento de Subpesca boicotea su campaña comunicacional de desinformación al país que ha acusado que la sobreexplotación tiene que ver con la pesca ilegal. Queda claro que la anterior le reclama al Subsecretario por qué no ha manipulado la entrega de la información mientras este último insiste que lo informado es lo mandatado por la ley: "El Mercurio’ publicó (17 de abril) una nota en la que Sonapesca cuestiona el informe anual sobre pesquerías confeccionado por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura. Algunas de esas críticas son equivocadas y otras, derechamente, mendaces. Así, Sonapesca, a través de su gerente Héctor Bacigalupo, sostiene que nuestro reporte ’desinforma’. Aquí corresponde aclarar que el documento es confeccionado por expreso mandato legal, desde 2014."

Más adelante afirma que : "Finalmente, el gremio falta a la verdad cuando acusa que ’la actual subsecretaría’ no se ha referido a la pesca ilegal." "Lo anterior ha redundado en un alza de las incautaciones de captura ilegal vinculada con recursos de alta demanda. La reineta es un ejemplo. Entre enero y abril de 2018 se requisaron 4,5 toneladas del recurso. A igual fecha de 2019, las confiscaciones casi se quintuplican y suman ya 20,8 toneladas." Con esta respuesta el Subsecretario Riquelme ha ahondado la controversia ya que ha dejado en claro cuál es la incidencia de la pesca ilegal sobre el colapso y sobreexplotación de las pesquerías (20,8 toneladas en 4 meses, en el caso de la reineta ). Vale hacer presente que la sobreexplotación de la que da cuenta el Estado de Situación de las Pesquerías 2018 es un problema de decenas de miles de toneladas y en algunos casos cientos de miles de toneladas, lo que ha estado ocurriendo amparado en la Ley Longueira (2013 en adelante), de allí la furia de Sonapesca, ya que ello es un reconocimiento a que la responsabilidad principal la tienen quienes poseen el monopolio de las cuotas de pescas y esas son las 7 Familias, y sus mega negocios de exportación. https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2019/04/21/reflexion-de-semana-santa-subpesca-supera-por-lejos-el-millonario-desfalco-patrimonial-ocasionado-al-pais-por-fraude-en-carabineros/

Sonapesca recurre a la tergiversación de la realidad para explicar lo inexplicable.

En el caso hipotético que fuera cierto lo que acusa Sonapesca de que existiría una organización criminal detrás del colapso y sobreexplotación de las pesquerías, ello nos lleva a pensar que con la complicidad de los funcionarios de Aduanas se estaría facilitando la exportación al margen de la ley de cientos de miles de toneladas por año de pesca ilegal, lo que daría pie a reconocer que los puertos chilenos bien podrían estar sirviendo para exportar grandes cantidades de droga al mundo, otro negocio tan bueno como el de la pesca ilegal y el de la sobreexplotación, Pero Aduanas indica que ello es un delirio y que solo debe resultarle razonable a los que inventaron esta sarta de mentiras. Hemos indagado la arista mercado interno por si la organización criminal de la que da cuenta Sonapesca pudiera estar haciendo su negocio dentro del país. Pero en consultas con el Ministerio de Salud estos han descartado que estas cantidades - miles de miles de toneladas - se estén consumiendo en Chile ya que no se han reportado intoxicaciones masivas por exceso de consumo de pescado dentro del país. Tampoco ese ministerio reconoce tener programas ocultos a través de los cuales esté abasteciendo de estos peces ricos en Omega 3 a través de Consultorios en programas dirigidos a mujeres embarazadas, niños del SENAME o niños en condición de pobreza ya que en nuestro país estos últimos alcanzan a un 1/3 del total, cifra revelada en el CEP por neurocientífica norteamericana, en seminario "La desigualdad desde la cuna: pobreza y desarrollo cerebral infantil" quien de pasada indicó que está comprobado que los niños en condición de pobreza tienen un severo daño en el desarrollo de sus cerebros. "Los niños que viven en la pobreza tienden a desempeñarse peor que sus compañeros en la escuela en una serie de diferentes pruebas. Es menos probable que se gradúen de la escuela secundaria y luego continúen en la universidad, y son más propensos a estar subempleados una vez que ingresan a la fuerza laboral". En Chile los niños pobres queda claro que no están consumiendo peces ricos en Omega 3 ya que esta biomolecula previene la mala nutrición cerebral y aquí ocurre justo lo más dramático. En la figura de más abajo Kimberly G. Noble compara un cerebro de un niño bien nutrido y otro en condición de pobreza, si algún diputado o senador estuviera interesado en el tema dejamos link de su conferencia: https://www.youtube.com/watch?v=Uvbk0Jr3TVA&t=2729s

(JPEG)

Consultado lo denunciado por Sonapesca con la JUNAEB estos reconocen que las cerca de 3 millones de raciones diarias destinadas a los niños y jóvenes de nuestro país se les alimenta pobremente con peces importados como Pangasius, Tilapia y atún en conserva de cuarta calidad de Thailandia, que tienen casi nada de Omega 3 así que resulta imposible se les confunda con los peces ricos en Omega 3 de Chile agotados según lo reconoce Subpesca. Esta información ya se ha pedido por ley de transparencia así que consta en documentación oficial e incluso se puede corroborar con los dirigentes de la FECH, del Colegio de Profesores y de las federaciones de estudiantes secundarios quienes confirmaran lo anterior.

Consultado lo mismo a nutriólogos confirman que la obesidad y sobrepeso que afecta a dos de cada tres chilenos no tiene su origen en el consumo excesivo de pescados ricos en Omega 3 -que son los agotados- ya que ésta última biomolecula sirve para prevenir dichas enfermedades y si es que hemos llegado a estos indicadores es porque no los estamos consumiendo. Estos últimos dan fe que el consumo per cápita de los chilenos no supera los 6,9 kilos de pescados reportados por Subpesca durante el gobierno Piñera 1. Que la alteración realizada por el gobierno Bachelet 2 del consumo per cápita a 13,5 kilos y que hizo suya Subpesca, Sonapesca y gobierno Piñera 2, todos los anteriores saben que solo se hizo para engañar a la ciudadanía ya que de ser cierto tendríamos el mismo consumo que Perú, y ello es tan burdo que por lo mismo no se da a conocer en los foros internacionales en que participa Chile ya que serían el hazmerreir de todo el mundo, por ello se utiliza solo para mentir dentro del país, como en el caso de la Ley Longueira y ahora para justificar la Ley Corta, que mantiene el monopolio de estos peces hasta el año 2032 en manos de las 7 Familias para sus negocios de alimentación animal.

Consultado si estos peces ricos en Omega 3 pudieran estar alimentando a los Casinos de los suboficiales y soldados del ejército, marina o carabineros, como ocurre en Perú , los mismos informan que no los consumen ni como pesca ilegal ni como legal, simplemente no tienen acceso al consumo de pescado- en Perú por decisión política 300.000 toneladas de anchovetas por año son destinadas al consumo humano-. Lo mismo afirman dirigentes de la ANEF quienes informan que en los Casinos de los funcionarios públicos a lo largo de todo el país ( funcionarios de hospitales, universidades, ministerios, municipalidades, etc. ) no se consumen los pescados ricos en Omega 3. A lo más en los Casinos del Congreso se consume salmón, un pescado que pasó a ser vegetariano y que tiene un pobre contenido de Omega 3 comparado a anchovetas, jurel, sardinas, caballa, etc. https://inta.cl/investigadores-logran-determinar-cantidad-de-omega-3-presente-en-pescados-chilenos/

Vale recordarle a nuestros legisladores la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 1996, donde dirigentes de 185 países y de la Comunidad Europea reafirmaron, en la Declaración de Roma sobre la Seguridad Alimentaria Mundial, " "el derecho de toda persona a tener acceso a alimentos sanos y nutritivos, en consonancia con el derecho a una alimentación apropiada y con el derecho fundamental de toda persona a no padecer hambre." y que en Chile se vulnera todos los días.

A toda la ciudadanía nos preocupa que los peces ricos en Omega 3 que posee el país hayan sido reconocidos como agotados y sobreexplotados por SUBPESCA a través del Estado de Situación de las Pesquerías 2018. También el que diputados y senadores no le coloquen extrema urgencia a la anulación de la Ley Longueira que permitió que todos ellos sean destinados a los negocios de alimentación animal, en manos de las 7 Familias. Chile necesita con urgencia una nueva ley de pesca lejos de la corrupción que coloque como prioridad de la misma, la alimentación saludable de niños, jóvenes, mujeres y adultos que habitamos Chile, ya que hace rato hemos pasado el límite de lo tolerable para un país que proclama que en él impera la democracia y que dice respetar el estado de derecho.

Pablo Fernando González, PYME Innovación, NO + Corrupción - NO + Ley Longueira.

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.