Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- ¿Reforma universitaria o reformulación de élite? Por Luis Nitrihual
- ¡Todos fichados! por Ignacio Ramonet
- Nuit Debout: ocupación de plazas, convergencia de luchas y derecho a la ciudad en Francia Por Claudio Pulgar Pinaud

- Sumario completo



Página de inicio

El sábado 4 de agosto todas las causas confluyeron en pos de los principios que les unen. Por Patricio Segura

Miles marcharon por más democracia y en rechazo a la criminalización de la legítima protesta social.

Encuentro de organizaciones en Parque Forestal fue un paso más en el proceso de la articulación de los movimientos sociales

Miles marcharon. Miles se sumaron a la convocatoria que múltiples agrupaciones y organizaciones hicieron para el sábado pasado en Santiago, para conmemorar al Día de los Movimientos Sociales y del Despertar Ciudadano en alusión al masivo caceroleo que el 4 de agosto de 2011 recorrió todo el país.

En Parque Bustamante con Avenida Matta se fueron congregando desde las 14:00 horas hombres y mujeres comprometidos con las más disímiles causas que hoy hacen sentido a la ciudadanía: educación pública, gratuita y de calidad, Patagonia sin Represas, Asamblea Constituyente para una nueva Constitución, derechos de los pueblos originarios y minorías sexuales fueron algunas de las reivindicaciones presentes durante la movilización, que confluyó al Parque Forestal donde se presentaron Florcita Motuda, Anita Tijoux y Sambaigo.

En la explanada dispuesta frente al Museo de Bellas Artes Christopher Sarabia, vocero de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), expresó que “aquí estamos todos reunidos para demostrar que queremos crear verdaderamente una plataforma política de construcción social hacia un nuevo modelo. Cambiar esa dictadura del mercado que nos ha dejado una Constitución que viene precisamente de una dictadura, de un régimen militar que ejerció una presión sobre nuestros padres, sobre nuestros abuelos”.

El vocero de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces), Pablo Toro, relevó que “la represión institucionalizada no se hace esperar y parte de la Ley Hinzpeter ha sido aprobada por la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara”. En este sentido explicó que el objetivo de fondo de tal legislación es “la criminalización de los movimientos sociales. La represión que podrá ejercer sobre las organizaciones ciudadanas será cada vez mayor, busca facilitar la represión y persecución de quienes ponen su humanidad a disposición de las demandas populares”. Ante esto, recalcó que “los movimientos sociales decimos fin a la criminalización de la ciudadanía movilizada”.

Los dos conceptos subyacentes a la actividad, que concluyó con un cacerolazo a las 20:00 horas, fueron “Luchemos por una democracia real para Chile” y “No a la criminalización de los movimientos sociales”.

La actividad fue convocada además por Confech, Mesup, Estafados por Corfo, Corpade, Mums, la Mesa Social, el Colectivo Acción Directa, las agrupaciones de rechazo a la hidroeléctrica Alto Maipo, la Asamblea Constituyente de la Provincia Cordillera, la Sociedad de Escritores de Chile, la Federación Nacional de Pobladores, Asesoría Ciudadana y Democracia para Chile, entre otros.

Todas las demandas unidas

“El gobierno ha mostrado una indolencia y falta de respuesta absoluta a las demandas del movimiento estudiantil y nosotros durante el primer semestre tratamos de buscar espacios de diálogo, tratamos de buscar puntos de encuentro, presentamos propuestas, hablamos con parlamentarios y, sin embargo, no se llegó a nada. Y el silencio de la clase política, el silencio de la institucionalidad es para nosotros una invitación a la movilización” señaló al finalizar el acto Gabriel Boric, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech). En este contexto, y dadas las actuales condiciones, explicó que “agosto va a ser un mes de movilizaciones para volver a decirle al gobierno que el movimiento estudiantil está fuerte, que el movimiento estudiantil está unido y que no vamos a cejar hasta lograr las demandas que estamos levantando en conjunto los universitarios y los secundarios”.

Estos requerimientos se basan esencialmente en cuatro ejes: el fortalecimiento de la educación pública; el fin al lucro y el control del sector privado; la democratización de las instituciones educacionales; y el bienestar estudiantil.

Para Patagonia sin Represas, uno de los convocantes al acto, la actividad fue un “reinicio de la articulación de los movimientos sociales en pos de unir causas comunes y poder reivindicarlas con más fuerza frente a un gobierno que no escucha, un gobierno que reprime y autoridades políticas que se enceguecen sólo en sus campañas y objetivos, y no miran las dificultades que hoy tienen las distintas organizaciones” señaló Patricio Rodrigo, secretario ejecutivo del Consejo de Defensa de la Patagonia.

En la ocasión se convocó a la movilización de los estudiantes secundarios para este miércoles 8 de agosto, que se ha programado para las 11 horas con un recorrido que comprende partir en Plaza Italia y llegar por la Alameda hasta Los Héroes, concluyendo en un acto cultural.

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.