Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Longueira en el gobierno de la Nueva Mayoría: el síndrome de Estocolmo. Por Enrique Villanueva
- La sociedad civil ante el plan Nacional de Derechos Humanos. Por Mariana Zegers
- La UDI mentiras y venganza. Por Enrique Villanueva

- Sumario completo



Página de inicio

Fraude electoral. Por Nelson Aquiles Soto

En estas últimas semanas hemos escuchado del candidato presidencial de la derecha Sebastian Piñera Echenique, que en la primera vuelta presidencial, muchos de los votos ya venían marcados por preferencia de la candidata del Frente Amplio Beatriz Sánchez, como así también por el candidato de la Nueva Mayoría Alejandro Guillier, dejando mañosamente instalada la duda de un eventual fraude electoral. Sin embargo, ningún hecho fue denunciado al Servicio Electoral ( SERVEL ).

¿Pero qué se entiende por Fraude Electoral, bueno fraude electoral?

¨Fraude Electoral es la intervención ilícita de un proceso electoral con el propósito de impedir, anular o modificar los resultados reales.¨. Dicho de otra forma, definitivamente son acciones que atentan contra la legalidad de la democracia (Google). La consulta es ¿ Como han sido los diversos procesos básicos electorales que ha tenido nuestro país desde que recuperó la democracia, y desde antes que esta se perdiera? Todos sabemos que al momento de sufragar al elector, se le entrega un lápiz grafito, para que emita su preferencia, pero deseo preguntar.

¿Porque habiendo pasado muchas décadas de años electorales, no se ha variado este procedimiento, y en su reemplazo se entrega un lápiz pasta, para marcar la preferencia? Muchos podrían aducir que ante la eventualidad de error en marcar la preferencia por parte del elector, es fácil que este corrija al momento de sufragar, si fuera así:

¿Por qué no se le entrega una goma de borrar, junto con el lápiz grafito al momento de emitir el voto?

Imaginémonos en Chile que esta elección sea estrecha, como se pronostica y como ocurrió recientemente en las recientes elecciones presidenciales de Honduras, donde la diferencia de votos es menos de mil votos, entre los dos candidatos. ¿Qué pencil ayuda más a la transparencia, un voto marcado a lápiz grafito o un lápiz marcado con lápiz pasta?

Otra pregunta que hago:

¿Por qué no eso uso en algunas mesas de sufragio, el sistema de la marcación de la huella digital con tinta, al lado de la firma de la personas que ejerce su derecho de voto? Respecto a este punto, creo que no se debe excluir esta práctica, ya que hoy vemos que en todas las tramites financieros de un ciudadano, especialmente cuando se refiere a solicitud de préstamo, el sistema financieros y los bancos, además de la firma, exigen la marca de la huella digital, exigencia que no hace unos años atrás. Sobre la base de lo anterior, y ante una auditoria electoral, pregunto ¿Cómo compruebo que la persona que firmo el libro, sea la misma persona que coloco solo su firma al votar, sin poner su huella?

Finalmente consulto, ¿Por qué la nueva ley electoral, no ha considerado la presencia de un representante del organismo encargado del proceso (Servel) que entregue los resultados parciales y definitivos de dicho proceso?

Cabe señalar que esta información se entregaba tradicionalmente a través de una red nacional de televisión y radio, incluso en periodo de la dictadura militar, cuya responsabilidad recaía en el Subsecretario del Interior. Esta situación que se dejó de hacer a contar de las primeras elecciones primarias que se hicieron en Chile, producto del cambio del Sistema Electoral, aprobado mayoritariamente por parlamentarios de los dos bandos que actualmente pretenden gobernar al país, los próximos cuatro años.

Desde esa fecha, solo sabemos de los resultados de las elecciones a través la información computacional, que se entrega a la prensa, sin que una autoridad de carne y hueso, encargadas del proceso electoral, mirando a la cara y los ojos de todos los chilenos se haga responsable ante la ciudadanía de los resultados de las elecciones, independiente del respaldo computacional que exista para ello.

No obstante lo anterior solo he podido visualizar, que la población finalmente se deja influenciar, por las proyecciones estadísticas que entregan algunos medios de comunicación, como por ejemplo la radio Bío Bío, quienes a través de un muestreo producto de un porcentaje de mesas cerrada, dan a conocer la proyección de los resultados. Sin desconocer que este medio efectúa su trabajo, mi opinión es que los chilenos nos merecemos por la seriedad y trasparencia del proceso eleccionario, sea alguna autoridad responsable de este proceso quién lo selle el proceso electoral dando los resultados finales del mismo, distinto es quedarse con proyecciones de los resultados de alguna empresa privada, que en algún momento se pueda equivocar.

¿Por qué planteo esto? Porque esta elección presidencial será muy estrecha entre los dos postulantea en la cual el ganador, según mi modesta opinión, solo sobrepasara al perdedor entre un 0,3 % y un máximo del 1 % de votos.

Por tanto llamo a la una reflexión a los electores de este proceso, independiente del sector político al cual pertenecen, en cuanto no solo basta decir que fui a votar e irse a sus casas esperando el resultados finales, esa es la postura más cómoda que hemos tenido los chilenos. La otra es comprometerse con el proceso, vale decir, cuidar, controlar, denunciar y corregir situaciones anómalas durante el proceso electoral, independiente se gane o se pierda, pero queda con la tranquilidad de haber cuidado la democracia.

Nelson Aquiles Soto Aguilera
Ex. Consejero Nacional Federación de Trabajadores del Cobre

Los Andes 14 diciembre 2017

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.