Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- África ¿una anomalía demográfica?
- Uruguay: los sindicatos en primera línea
- TPP: El control del poder corporativo sobre Asia-Pacífico

- Sumario completo noviembre de 2015





Sobre el autor

Agnès Sinaï
Periodista especializada en medioambiente. Directora del libro Economie de l’après-croissance. Politiques de l’anthropocène II, Presses de Sciences Po, París, 2015.
plus...



Página de inicio >> Noviembre de 2015

Peligros del calentamiento global
Gobernar el clima en el Antropoceno

por  Agnès Sinaï

La ciudad de Eko Atlantic, que están construyendo sobre una isla artificial en la laguna de Lagos, Nigeria, podría quedar cubierta por las aguas antes de que termine el siglo.

La elevación del nivel de los océanos por calentamiento global podría hacer que el agua ingresara hasta noventa kilómetros tierra adentro en las zonas costeras del país. De ese modo, Eko Atlantic se convertiría en una de esas ruinas del futuro que los geólogos usarán para reconstituir la historia de la Tierra.

Hace tres millones de años, en la época del Plioceno, había tanto CO2 en la atmósfera como en la actualidad. La temperatura era entre dos y cuatro grados superior y el nivel de los mares entre diez y veinte metros más elevado. En la actualidad, la pregunta es por el ritmo con que se derretirá el hielo antártico. Algunas hipótesis –y en particular un escenario del Potsdam Institute– estiman que si se quemaran todos los fósiles, el mar se elevaría unos tres metros por siglo durante el próximo milenio. Desde el punto de vista químico, la composición de la atmósfera actual es excepcional si se tienen en cuenta las variaciones naturales que sufrió el efecto invernadero durante el último millón de años. Comparado con las observaciones sobre el clima en el pasado, el aumento de tres grados (escenario medio) que podría darse en el transcurso del siglo XXI representa un cambio abrupto, de una amplitud semejante a una transición glaciar-interglaciar, pero acelerada, ya que la última se produjo a un ritmo de alrededor de un grado cada mil años. Las trazas de la época industrial –un paréntesis en la historia humana– seguirán estando presentes dentro de mil años. En 3015, la atmósfera contendrá el 30% del CO2 actual...

Texto completo en la edición impresa del mes de NOVIEMBRE 2015
a la venta en librerías
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.