Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Represión y Derechos Humanos. Por Carmen Gloria Arancibia
- Gustave Massiah, sobre una estrategia altermundialista: Para una transición democrática, social y ecológica de la sociedad. Por Ana Muga
- MODATIMA: A propósito de los que exigen certeza jurídica para seguir lucrando con el agua

- Sumario completo



Página de inicio

LEY DE PESCA, INMORAL E INCONSTITUCIONAL AFECTA A FAMILIAS Y A CHILE.

La ley de Pesca ha dejado al desnudo que el destino de Chile esta capturado por Grupos Económicos que en su afán de consolidar el control monopólico sobre la cuantiosa riqueza de recursos naturales que posee nuestro país no dudan en mostrarse a la luz pública como si fueran una Mafia Económica y dar demostraciones que como tal tienen el control del Congreso para que este último dicte leyes que la favorezcan sin importarles ni a ellos, ni a Senadores y Diputados que las mismas afecten a un país completo y su destino, entre las que se cuentan dos que nos parecen las más graves y que denunciamos.

1.- LA ALIMENTACION SALUDABLE DE LA FAMILIA CHILENA

La Ley Longueira aprobada por el Congreso no tomó en consideración la tendencia legislativa de los países a nivel mundial que se han planteado como su principal desafío: proteger, fomentar y favorecer el consumo de pescado a las familias de sus países como parte de su compromiso con la alimentación saludable. En Chile producto de la decisión de Senadores y Diputados que el año 1991 aprobaron la ley de pesca vigente que facilitó la monopolización de las pesquerías en un puñado de Grupos Económicos con intereses en la industria de la harina y aceite de pescado y mega industrias exportadoras, el consumo de pescado de los chilenos de 7 kgs. per cápita se mantuvo estancado durante los últimos 20 años el que terminó siendo superado por el de los “ Países de bajos ingresos y con déficit de alimentos “, y que corresponden a los países más pobres del Planeta, quienes en el mismo período consiguieron superar los 10 kilos per cápita, mientras la media mundial alcanzó los 17 kgs. según da cuenta el último Informe FAO 2012. Aunque es válido mencionar que a los Senadores y Diputados por sus niveles de ingresos que alcanzan 40 veces los del salario mínimo este problema no los afecto a ellos ni a sus familias, tampoco a las Elites, pero si al 80% de los familias chilenas.

Las víctimas, generaciones de niños y jóvenes de nuestro país con déficit de consumo de Omega – 3 y de proteínas marinas ricas en aminoácidos esenciales, que los ha impactado en una mal nutrición cerebral, aunque nuestras principales pesquerías de Sardinas, Anchoas y Jurel lo tienen en abundancia.

2.- RIQUEZA PESQUERA, PRODUCTOS SIMPLES, DESIGUALDAD Y SUBDESARROLLO.

La ley de Pesca aprobada en 1991 después de 20 años evidencia que nuestras principales pesquerías ricas en proteínas marinas y Omega – 3 terminaron en una concentración monopólica a manos de un grupo de 7 Familias, que independiente de su cuota industrial sumaron a la anterior el control de la cuota artesanal capturada en las 5 millas por la flota semi industrial, Colusión que les facilitó que el 100% de Sardinas, Anchoas y parte del Jurel pudieran destinarla a sus industrias de conversión de proteínas para la alimentación animal - harina y aceite de pescado -, y el resto como materia prima para sus mega industrias exportadoras – consumo humano, pero no de las familias chilenas -.

Según Cesar Hidalgo, chileno, estudioso del Instituto Tecnológico de Massachusetts ( MIT ) y coautor del libro “ Atlas de la Complejidad Económica “, ha dicho en relación a lo anterior: “ Hemos descubierto que la estructura productiva de los países son los que explican su nivel de Desarrollo y su nivel de crecimiento futuro.” . En Chile tenemos una estructura productiva que esta concentrada en productos que son muy simples.” “ Dada la estructura productiva que tenemos, hay un problema de desigualdad estructural que no va a cambiar fuertemente si no hay una transformación de esa estructura productiva”. “… la estructura productiva de Chile corresponde a la de los países más pobres. “ “ para poder generar mayores niveles de EQUIDAD uno necesita generar productos de sofisticación mayor, de complejidad mayor” ““La diferencia que hay entre distintos productos y entre los países que crean más prosperidad está explicada en gran medida por la capacidad que tienen los distintos grupos de personas de los países de "cristalizar su imaginación" o de concretar ideas.”. http://vimeo.com/32125796

Después de 20 años de vigencia de la actual ley de pesca sus resultados no son otros que un freno a centenares de innovaciones en nuevos productos en el campo de la ingeniería de proteínas marinas y de aminoácidos, omega- 3, nutrición cerebral, nutrición infantil, consumo humano de alimentos saludables para los jóvenes y niños que reciben subvención estatal, todas las que han terminado abortadas por la imposibilidad de romper la Colusión que tenía, tiene y tendrá el control monopólico de las pesquerías. Igual trato discriminatorio debieron enfrentar la pesca de pequeña escala a pesar de ser el sector histórico que proveía el consumo familiar de nuestro país y que con la presente ley se les reduce su campo de acción a la primera milla - 1.800 metros -, otro tanto han sufrido los pueblos originarios, entre estos los huilliches que durante la discusión de la ley los Senadores en su mayoría dieron demostraciones de desconocer su existencia aunque a Darwin le significó un solo viaje a Chiloé a principios del Siglo 19 para anotar que la población mayoritaria de ese Archipiélago no le cabía duda que su ascendencia no era española sino Huilliche-chona. Se agregan a los anteriores las Pymes y los pequeños emprendimientos quienes sufrieron igual discriminación en el acceso a las pesquerías, y quedaron enfrentados a la Colusión hasta que la misma las hizo desaparecer a la mayoría de ellas.

Cuando Senadores y Diputados defienden la aprobación de las licencias a 20 años plazo y renovables de nuestras principales pesquerías que entregaron a los Grupos Económicos y justifican que lo anterior lo hacen con el fin de darle continuidad a las industrias de harina y aceite de pescado de los primeros, lo que están haciendo es hipotecar el futuro de las nuevas generaciones al mismo modelo de economía subdesarrollada que nos identifica por los profundos grados de desigualdad e injusticia de la que somos víctimas las actuales generaciones.

Vale preguntarse si solo será miopía la de los Senadores cuando dicen que su principal preocupación es defender el empleo industrial y a Chile, ya que comprometer a nuestro país de esta forma resulta a lo menos cuestionable, ya que sus decisiones están afectando a nuestro país desde el punto de vista geopolítico, lo que obliga preguntarse el grado de comprensión que tendrían estos del impacto de sus decisiones, que no debiera pasar desapercibido al conjunto de nuestras Fuerzas Armadas, ya que amparar una alimentación deficitaria de nutrición cerebral que afecta al 80% de nuestra población con los 7 kgs. per cápita de consumo de pescado de Chile en comparación a los 22 kgs. del Perú, al fin de cuentas, lo único que han logrado es hacer más frágil a nuestro país.

Se agrega a la anterior situación de fragilidad geopolítica estratégica en el Cono Sur, el apoyo incondicional y de largo plazo de los Senadores a la estructura productiva controlada por los Grupos Económicos que explotan nuestros recursos naturales con fines de exportación de productos de baja complejidad, apuesta suicida que está comprometiendo el futuro de nuestro país, lo que de alguna manera reconoce Cesar Hidalgo, Director del grupo Macro Connections en el MIT Media Lab , quien dice : “Uno de los mitos que rodean a la economía chilena es que es la “estrella de la región”. Una de las economías más saludables y con un crecimiento sostenible.” Luego agrega: “ Dentro de América Latina, Brasil, México, Paraguay y Colombia aparecen como los países que más han aumentado la complejidad de sus industrias entre 1964 y 2008. Al otro extremo aparecen Chile y Venezuela, con canastas exportadoras cada vez más concentradas en commodities. “De hecho, entre 2009 y 2020 se proyecta que el PIB per cápita de Chile se expanda en promedio solo un 2,05%, mientras que el de Colombia y Brasil aumentarían 3,02% y 2,73%, respectivamente.”

Ver: http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=89880

La legitimidad de una ley es que debe estar al servicio del pueblo y no de un grupo de poderosos cuyo único afán es enriquecerse en forma ilimitada, por lo mismo es justo rebelarse contra ella y más aún si la misma afecta al futuro de nuestro país como Nación.

COMITÉ DEFENSA DE SARDINAS, ANCHOAS Y JUREL PARA LAS FAMILIAS CHILENAS MIEMBRO ALIANZA CIUDADANA POR LA DEFENSA DEL MAR.

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.