Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Homenajean a exembajador francés que protegió a 600 chilenos de la dictadura de Pinochet
- Caso Exonerados y guerra sucia. Por Enrique Villanueva
- La sociedad del miedo. Por Aldo Torres

- Sumario completo



Página de inicio

La Corrupción que dejó al desnudo el Desastre Ambiental de Chiloé, en el mes del Mar

(JPEG)

Desde hace un par décadas la corrupción se ha apoderado de las instituciones del Estado a cargo de la administración del Sector Pesquero - Subpesca, Sernapesca; SEA e IFOP - a través de un sofisticado Modelo de Corrupción que ha comprometido en mayor o menor medida a cada una de esas instituciones, y las ha convertido en corresponsables de la devastación de toda la riqueza pesquera del país y de la destrucción de buena parte de sus ecosistemas marinos. Los involucrados en estos hechos por décadas han conseguido burlar con éxito la acción de la justicia y de las instituciones del Estado que nos "protegen " de la corrupción, aunque existen innumerables pruebas que el comportamiento de estas instituciones que son parte de nuestro servicio público ha sido distinto al que debiera considerarse su comportamiento normal.

El Modelo de Corrupción tiene algunos ejes que lo identifican: 1) los corruptos a los que favorece el Modelo de corrupción "generan" una considerable fuente de empleo para el país: la clase política y los gobiernos de turno recurren a la anterior justificación para defenderlos ; 2) Desde hace un par de décadas su actuar al margen de la ley lo encubren en "fines científicos"; 3) Sus principales actores son expertos en el cumplimiento formal de la ley y de esta manera han logrado sortear las ilegalidades a las que recurren con la falsificación ideológica de resoluciones, dictámenes, etc. desde las instituciones del Estado a su cargo; 4) El propósito que los mueve es favorecer a grupos de privilegio - grupos empresariales que controlan el sector pesquero y acuícola- en su enriquecimiento al margen de la ley, lo más probable que al igual que el caso Corpesca sea a cambio de cohecho, financiamiento a la política y otros delitos, por lo mismo los que se benefician de sus ilegalidades los protegen; 5) han sido exitosos en burlar al Ministerio Público y a la justicia, y con ello evitar ser investigados y sancionados por las ilegalidades a las que echan mano; y 6) La corrupción se ha apoyado en los Subsecretarios de Pesca y Ministros de Economía de turno - ahora Ministro Céspedes y Raúl Sunico antes Pablo Longueira y Pablo Galilea - cuyo rol ha pasado a ser el de colocar a disposición de los grupos empresariales que controlan el sector pesquero los servicios públicos a su cargo en todas las necesidades que estos requieran, ayudarlos a priorizar dentro de la Agenda legislativa del Ejecutivo los proyectos de ley que los favorecen ( Felipe Sandoval ex Subsecretario Pesca fue un experto en ello), así como conseguir que el " daño colateral " de tipo ambiental y social que ocasionen las inversiones multimillonarias en el sector pesquero las pague el Estado ( ejemplo de ello es como el gobierno resolvió el conflicto Chiloé con la pesca artesanal). Para los grupos empresariales resultan muy funcionales que estas autoridades públicas no tengan la más mínima idea sobre Gestión sustentable de Ecosistemas marinos, Pesquerías y Acuicultura - Raúl Sunico es ejemplo de ello - ya que de esta manera facilitan la complicidad que necesitan de la clase política que los protege, del Estado y de las instituciones del sector.

A.- Modelo de corrupción Subpesca aplicado a la Industria del Salmón.- Este modelo viene de ser aplicado por esa institución a la pesca pelágica y demersal , con el que consiguió superar el 70% del colapso de las pesquerías país, sin que a las autoridades de esa institución se le persiga por ese Desastre Ambiental.

(JPEG)

El rol de Sernapesca es crítico para entender el modelo aplicado a la industria del salmón, para ello nos remontaremos a lo que sostuvo la misma en el caso del Modelo de corrupción asociado al colapso del 70% de las pesquerías país que se hicieron con pescas de investigación falsas de la autoría de Subpesca. En esa ocasión sostuvo que no era la dada a zanjar la legalidad de las Resoluciones ni de los dictámenes de Subpesca, contrariando a la Contraloría General de la República que sostuvo lo contrario, de ésta manera nuestra institucionalidad se cruzó de brazos ante la corrupción. De allí que lo más probable es que hoy Sernapesca alegue que su rol de fiscalizador de la industria del salmón no incluye verificar que los Proyectos Técnicos contengan falsificación ideológica igual situación para las Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA), ya que la ley no le entregaría atribuciones para ello, la misma afirmará que su ámbito de acción solo es la fiscalización de los aspectos de operación de la industria Salmonera. Con respecto a esto último aunque la ley indica que el no cumplimiento de los Informes Ambientales (INFAs) significara que pueden caducarse las autorizaciones a los establecimientos acuícolas, no extraña que Sernapesca no registre sanciones con esta medida, ya que los salmoneros se han encargado de buscar la forma para que ésta les permita burlar la ley. No es casualidad que el nombramiento del Director Nacional del Sernapesca corresponda al ex encargado de la División Acuícola de Subpesca que por años ha cultivado vínculos de primera mano con los Salmoneros. http://www.revistabagual.cl/2016/04/solicitan-suspencion-de-relocalizacion.html

B.- Modelo de corrupción Subpesca aplicado a pesca pelágica y demersal. Detalles del Modelo que sirviera para sobreexplotar y llevar al colapso al 70% de las pesquerías país con " pescas de investigación " donde la casi totalidad de ellas fueron ideológicamente falsas. Los autores de éstas nunca han sido investigados ni castigados por la Contraloría y menos por la justicia. https://www.youtube.com/watch?v=BpG0OQabXaE

(JPEG)

El anterior modelo de SUBPESCA fue aplicado en el mar interior de Chiloé y Bahía Puerto Montt y en apenas 5 años devastó a la sardina austral y llevó casi a la extinción a la anchoveta de Aguas Interiores (hoy no alcanza al 10% de los desembarques del año 2005 ) después que éstas habían vivido en sus aguas por más de 10 mil años. En este Desastre Ambiental actuaron coludidos Subpesca y la industria de la harina de pescado de los grupos Salmoneros Fiordo Austral y Alimar cuyo fin fue favorecer que esas empresas consiguieran un multimillonario enriquecimiento al margen de la ley. Los culpables de lo anterior aún se encuentra sin castigo. No sería extraño que las autoridades de gobierno justifiquen que lo anterior fue a cambio de empleo para la X Región como ahora defienden con igual argumento a la industria del salmón. http://www.sindicatoifop.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=174:2015-02-24-22-01-28&catid=44:noticias

La corrupción que vive nuestro país en el Sector Pesquero está absolutamente desbordada. Raúl Sunico hace un par de meses informó que durante el año 2015 la Subsecretaría que tiene a su cargo había conseguido que el colapso de las pesquerías superara el 70%, lo que en cualquier país que no esté sumido en la corrupción ese indicador ocasionaría un escándalo político y que se le pidiera la renuncia . El Desastre Ambiental de las pesquerías pelágicas y demersal es tan dramático o más grave que el que perjudica a Chiloé ya que afecta a toda la riqueza pesquera país desde Arica a Punta Arenas. El mismo extrañamente ha sido pasado por alto por autoridades tan destacables como: la Presidenta de la República; la Contraloría General de la República y el Ministerio Público, quienes enterados de la auto-denuncia de Subpesca de llevar al colapso las pesquerías que administra se mantienen indiferentes. El descaro del Subsecretario de Pesca los debería obligar a investigar si la ley vigente le da atribuciones a las autoridades y funcionarios públicos de esa institución para que faciliten la DESTRUCCION del medio ambiente y si no fuera así - que es lo más probable - investigar si esos funcionarios que violentan la ley lo hacen por estar involucrados en redes de corrupción.

Las denuncias de las organizaciones comunitarias de Chiloé han permitido visibilizar el sistema de corrupción que ha terminado en una catástrofe ambiental de su territorio, las mismas han impactado a todo el país ya que compromete a un ecosistema Biocultural único, identificable para todo el país. La protesta social de los chilotes se encendió como una reguera de pólvora hasta por el último rincón de Chiloé y consiguió la solidaridad de todo los chilenos de norte a sur. La corrupción como nunca había dejado al desnudo que puede comprometer las bases de convivencia de una comunidad, una que se siente parte de una cultura que tiene asociado a su destino lo que le ocurra a su mar y su borde mar, no por casualidad su territorio es un archipiélago.

Por lo anterior es que la crisis de Chiloé supera las expertise de la Academia de Ciencias y de su Comité de expertos en ciencias biológicas y oceonográficas, de allí que si se persiste en una visión analítica acotada al fenómeno de la Marea Roja y si la Academia de Ciencias se presta para dejar de lado el análisis multifactorial que se necesita, el Desastre Ambiental de Chiloé seguirá manipulándose por las autoridades. Por ello la intención de los expertos en cuanto a que “Pretendemos contestarle a la ciudadanía con datos científicos, cuáles de las posibles hipótesis es la más probable”, la misma peca de una ingenuidad incomprensible y se presta para los fines de tergiversación de las causas de fondo que persigue la corrupción que controla el Sector Pesquero y para una clase política que está interesada en igual propósito y que por lo mismo está ausente del conflicto. El desastre ambiental ha sido anticipado por muchos, el año 2012 me toco hacerlo ante Senadores y diputados de la Comisión Pesca de la Cámara de Diputados y del Senado, y luego ante los diputados Vallespín y Espinoza de la X Región, sin que a ninguno de ellos les interesara y por lo mismo ninguno de ellos puede mostrar que hizo algo por impedirlo. https://www.youtube.com/watch?v=0dlK-t8d-38

Los Movimientos Sociales y organizaciones comunitarias de Chiloé y la X Región consiguieron una movilización inmensamente exitosa que los debe enorgullecer, ya que visibilizaron a través de todo el país el desastre ambiental y social que lleva consigo la industria del salmón, y que la misma está rodeada de corrupción, la que hasta antes de esta crisis las autoridades de gobierno y de los grupos empresariales vociferaban que era la mejor solución para el desarrollo de la Patagonia. La comunidad de Chiloé se levantó en una protesta social más allá de la solidaridad que le mereció la crisis de la pesca artesanal, lo que es destacable, la misma dio cuenta que los chilotes se sienten parte de una cultura viva que desean proteger y defender, y que no están disponibles para que sea arrasada a cambio del empleo que le ofrece una industria que le destruye la naturaleza que es la columna vertebral de su cultura. Este aprendizaje comunitario de protesta social territorial que duró un par de semanas agregó a las nuevas generaciones, se transformó en conciencia social entre los estudiantes, las comunidades huilliches, artistas, colegios de profesionales, vecinos de cada ciudad y poblado de Chiloé.

Hoy se abren nuevos frentes de batalla para esa comunidad, uno de ellos y del que da cuenta esta columna, es el de llevar a la justicia y a la Contraloría General de la República a los autores de la corrupción en la que están coludidos instituciones del Estado y grupos empresariales. La tarea por delante es perseguirlos sin tregua ante el Ministerio Público, la Contraloría y la justicia, también ante los organismos como Naciones unidas. La tarea para los próximos días es extremar la vigilancia sobre las instituciones del Estado que están comprometidas con la industria del salmón y la acuicultura, denunciarlos cada vez que sean sospechosos de atentar en contra del medio ambiente, asumir esta tarea como comunidad, crear Comité de vigilancia ambiental en cada isla del archipiélago de Chiloé y en cada rincón de su borde costero. Potenciar el uso de las redes sociales para mantenerse informados y vigilantes como comunidad.

El acuerdo del gobierno con los dirigentes de la pesca artesanal y su intento de desmovilizar a ese sector deben aprovecharlo las organizaciones Comunitarias de Chiloé para erigirse ellas como garantes de las demandas colectivas de la que dieron cuenta las protestas sociales y que afectan a cada habitante del Archipiélago de Chiloé. La pesca artesanal la próxima vez tendrá que plegarse al movimiento esta vez no como protagonista sino como uno más. Vale precisar que Chiloé tiene una tradición comunitaria más allá de la pesca artesanal y que está en lo más profundo de su cultura, es la de la familia chilota pequeño agricultor que también mariscaba y pescaba, que cultivó el trabajo colaborativo en comunidad por siglos, a la que llamó MINGA, justo lo contrario del tipo de prácticas egoístas que identifican a las élites empresariales y políticas de nuestro país, por lo mismo los chilotes deben echar mano a la cultura de Minga para colaborarse en su organización comunitaria, para sobrevivir como cultura. Chiloé está dando pruebas que sí podemos defender nuestros territorios y la riqueza país que los acompaña de la corrupción demencial de nuestras élites, que en su afán de enriquecimiento sin límites no trepida en el Desastre Ambiental de cada rincón de nuestro país.

Pablo Fernando González, PYME INNOVACION.

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.