Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Lucha mapuche. Comunicado de la CAM y entrevista a Héctor Llaitul
- ¿Tiene relevancia enseñar hoy Religión, Filosofía o Ética? Por Juan Pablo Espinosa
- “El crecimiento económico chileno, es sólo para algunos chilenos, que se hacen más ricos gracias a las crisis económicas” Por Mario Paz, Secretario de Los Hijos de Mafalda

- Sumario completo



Página de inicio

La Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Playa Ancha sobre la situación que vive la educación superior pública

DECLARACIÓN PÚBLICA

El claustro de académicos y académicas de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Playa Ancha, reunidos a propósito del contexto político nacional que reinstala como demanda transversal del movimiento social el derecho a la Educación, considera necesario compartir con el resto de la Comunidad Académica y Nacional estas reflexiones, impulsados por el compromiso ético y la perspectiva crítica de las disciplinas que cultivamos.

Retomamos la declaración de un conjunto de académicos y académicas de las Facultades de Ciencias Sociales y Humanidades que hace cuatro años atrás, en el 2011, y frente a una coyuntura nacional similar, puso en evidencia la recurrencia cíclica de problemáticas estructurales que afectan a la educación chilena, enfatizando en la defensa de la educación pública. Como cientistas sociales, evocamos y reafirmamos lo señalado en esa ocasión, al definir lo público no sólo como un espacio que asegure el acceso a la educación, sino como un espacio plural desde donde se contribuya al ejercicio democrático de pensar y participar en la construcción sociopolítica del país que habitamos. Desde este lugar, consideramos que tiene sentido, fortalecer los espacios de gobierno triestamental, que nos conduzcan a generar una cultura más democrática.

Queremos articular con el conjunto de actores que desde diferentes ámbitos del sistema educativo se esfuerzan hoy día por hacer sostenible una movilización social, que demanda inclusión participativa en el conjunto de reformas impulsadas por el Gobierno en el ámbito educativo, a saber: estudiantes de diferentes universidades, profesores y profesoras de colegios municipales, Frente de Académicos y Académicas por el Derecho a la Educación Superior. Con el fin de posicionar la perspectiva de análisis y constante problematización que emana del Claustro de la Facultad de Ciencias Sociales, hemos querido levantar y apoyar una apropiación colectiva de ideas fundadas en diversas declaraciones del Consorcio de Universidades Estatales, en lo que se ha convertido hoy en nuestra declaración pública de sentidos y principios.

1. Destacar y enfatizar el PILAR PÚBLICO en Educación Superior a través del fortalecimiento de un sistema de Educación Superior Estatal.

2. Fortalecer el pilar público en Educación Superior: las universidades estatales no deben ser tratadas como oferentes privados, esperando que en una lógica de cooperación cumplan con su misión pública. En este sentido, se propone un cambio de paradigma en el rol competitivo del sistema educativo estatal, buscando fortalecer la red de universidades estatales en todos los ámbitos de su quehacer a través de la cooperación interinstitucional.

3. Destacar y enfatizar el PILAR PÚBLICO en Educación Superior, considerando a la educación como un derecho y no como un bien de consumo. Esto significa criticar las políticas DECLARACIÓN PÚBLICA – CLAUSTRO ACADÉMICO – FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES – UNIVERSIDAD DE PLAYA ANCHA que profundizan la perspectiva de focalización, lo que necesariamente implica poner en discusión el actual sistema redistributivo, el carácter jerárquico y desarticulado del diseño de la inversión y el gasto público.

4. En cuanto al financiamiento, las universidades estatales deben recibir aportes basales permanentes y exclusivos, considerando también un fondo permanente descentralizado de apoyo a las universidades estatales regionales, reconociendo las deudas y desigualdades históricas que pesan sobre ellas, como asimismo los desafíos que implica el compromiso de aportar mediante proyectos de I+D+I al bienestar de las comunidades locales y regionales proponemos: (i) financiamiento de la docencia (para garantizar gratuidad en el pregrado); (ii) financiamiento basal a las universidades estatales determinado por estándares nacionales y regionales; (iii) financiamiento directo de la investigación, o al menos que asegure el destino de fondos de investigación a universidades públicas regionales, descentralizando los fondos de investigación; y, (iv) frenar el paradigma de asignación de recursos mediante subsidio a la demanda, reemplazándolo por aportes directos a las instituciones a través de la instalación de nuevas dinámicas para el financiamiento.

5. En la construcción de una sociedad plural, que reconoce las diferencias y singularidades, integrada y equitativa, el rol de las instituciones públicas de educación constituye una función cívica esencial. La suma de agendas particulares, por variadas y legítimas que éstas sean, por más orientadas a lo público que estén, no reemplaza el rol esencial que juega un sistema de educación superior estatal de calidad. Este componente está llamado a garantizar un conjunto de orientaciones básicas para hacer de la función educacional un aporte sustantivo a la construcción de una sociedad plenamente democrática, basada en la defensa del bien común.

6. La misión de una institución estatal, en tanto es parte constituyente del propio Estado, no debe promover proyectos particulares, pero a la vez lo que la caracteriza no es esta omisión, sino aquella obligación positiva de garantizar la promoción y defensa del interés público en todo su quehacer y ámbito de competencia. Es esto lo que define el deber ser de una institución educacional del Estado. A las universidades estatales les cabe siempre la tarea de aportar, desde el conocimiento avanzado y el más amplio pluralismo intelectual y científico, a una reflexión sobre el futuro de la sociedad, adoptando en esa tarea la posición irrenunciable de la búsqueda del bien común y la consideración de todos los posibles caminos hacia el buen vivir que la sociedad pueda concebir. Como Claustro Académico, consideramos que este bienestar debe poner de relieve el desarrollo de las necesidades diversas de las comunidades, con el fin de construir nuevos caminos de fortalecimiento de la realidad local.

7. Se requiere revertir el proceso creciente de privatización y atomización de la educación superior, el que ha aumentado la proporción privada de la oferta en educación en desmedro de la pública, y ha creado un régimen de competencia en el sistema público en desmedro de la colaboración en pos de dar respuestas pertinentes y oportunas a las reales necesidades de las regiones y el país. Todo ello, además, ocurre en condiciones de menoscabo para las instituciones estatales. Hoy está amenazado un sistema de provisión mixta porque la oferta estatal representa DECLARACIÓN PÚBLICA – CLAUSTRO ACADÉMICO – FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES – UNIVERSIDAD DE PLAYA ANCHA sólo un 16% de la matrícula en educación superior y no más de un 29% de la matrícula universitaria.

8. Este Claustro Académico reclama como una tarea urgente de las políticas gubernamentales avanzar en la aprobación de nuevos Estatutos Orgánicos, derogando definitivamente las estructuras de gobierno universitario instaladas por la dictadura cívico-militar y mantenidas, salvo escasas excepciones, hasta el día de hoy. Esta reforma esencial permitirá garantizar mayores niveles de democratización en la toma de decisiones en la Universidad Pública nacional, espacio matricial desde donde se debería construir un pensamiento situado sobre los problemas-país, y a la vez representar una metáfora de la conviviencia nacional, basada en el diálogo, la participación y el reconocimiento de la diversidad de saberes y prácticas sociales.

9. Creemos necesario insistir en el fortalecimiento de las universidades regionales, a través de lo que se ha constituido como uno de los rasgos del sello de la Facultad de Ciencias Sociales de la UPLA, es decir, generar paulatinos avances en procesos de innovación social, en los cuales las universidades públicas debiesen tener un rol fundamental.

10. Las condiciones laborales y contractuales de los académicos y académicas en las Universidades del Estado, no pueden seguir reproduciendo la lógica de flexibilización, pluriempleo y sobredemanda del trabajo, al cual los lleva una política de fragmentación del mercado de trabajo docente en el contexto universitario. Esto deja lamentablemente en evidencia no sólo que nuestras universidades públicas cuentan con estudiantes que están siendo forzados a precarizar sus condiciones de trabajo por el lamentable sobre-endeudamiento al cual deben recurrir en una política arancelada, sino además, precariza el servicio educativo en sí mismo, al dificultar que se puedan ofrecer condiciones de estabilidad laboral para los académicos y académicas del Estado. Esperamos que estos principios guíen nuestras discusiones, fortaleciendo aquellas propuestas que comienzan a esbozarse a partir de ellos.

El Claustro Académico de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Playa Ancha, declara que se encuentra en proceso de problematización de las condiciones estructurales y culturales que estarían actualmente sosteniendo un sistema educativo altamente injusto y desigual. Esperamos paulatinamente avanzar hacia mayores y mejores niveles de proposición de acciones, con el fin de materializar los principios que dan vida a esta declaración.

CLAUSTRO ACADÉMICO FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES UNIVERSIDAD DE PLAYA ANCHA

Valparaíso, julio de 2015

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.