Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Cuando todas las víctimas de atentados no valen lo mismo
- Los nuevos avatares del sexismo
- La invisible penosidad del trabajo femenino

- Sumario completo marzo de 2018





Sobre el autor

Josefina Canales Rodas
Presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC).
plus...



Página de inicio >> Marzo de 2018

¿Por qué seguir luchando por la educación chilena?
Nuevos desafíos frente a “nuevos” escenarios

por  Josefina Canales Rodas

Las diversas manifestaciones de organización estudiantil en Chile ya no resultan una novedad, pues forman parte de una larga historia de colaboración y lucha que ha reunido a varias generaciones en un espíritu coincidente. En ese sentido, no resulta extraño ver cómo los estudiantes hemos tomado protagonismo en discusiones institucionales, que atienden la dirección que las diversas políticas públicas y nuevas legislaciones deben tener. La imagen de una Alameda colmada de jóvenes con uniformes y pancartas sin duda pasó a formar parte de nuestra cultura colectiva. El movimiento estudiantil chileno es, sin posible cuestionamiento, uno de los movimientos sociales que ha logrado perdurar a lo largo de los años, a pesar de ello, mucha gente se sigue preguntando por qué las consignas y demandas históricas: educación pública, gratuita y de calidad, le hacen sentido a una gran parte de la población de nuestro país.

La educación es uno de los ejes centrales del desarrollo del ser humano, es el espacio para conocer el mundo, para reflexionar y para desarrollar pensamiento crítico. La educación permite la movilidad social, desarrolla habilidades y genera oportunidades; por lo cual una buena educación es esencial para erradicar la injustificada desigualdad que hoy existe en nuestro país. Es precisamente en la educación, donde esta desigualdad se manifiesta de manera más potente, generando posibilidades de formación diametralmente distintas según el nivel socioeconómico del niño/a o joven en cuestión. Es frente a este desolador escenario que la lucha de los estudiantes, bajo la demanda de la educación como un derecho social, adquiere su sentido. Esta transformación, deviene así como una necesidad por la búsqueda de una educación más igualitaria para todos y todas...

Texto completo en la edición impresa del mes de MARZO 2018
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.