Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Frente al intento del Gobierno de avanzar en el TPP-11 y el TLC con Uruguay antes de terminar el mandato
- El EIIL o como sacar las castañas del fuego con la mano del gato. Por Alfredo Saieg
- Perdón de presidenta Michelle Bachelet y reacción de Aucan Huilcaman

- Sumario completo



Página de inicio

(Re)Inventar el socialismo. Construirlo desde abajo. Por Carlos Fernández Jopia

“Vamos a andar, Hundiendo al Poderoso
Alzando al perezoso
Sumando a los demás…”
(S. Rodríguez)

I. Como introducción

En todo dato histórico, uno puede desprender que los procesos sociales se desenvuelven casi con patrones comunes. Es decir, tienen un inicio, un desarrollo y un final. Imaginarse el fin del Neoliberalismo, eufemismo de lo que debiese llamarse Capitalismo salvaje, se vuelve un esperanza casi utópica, pero, pensar que éste último no tenga fin, convierte cualquier intento de transformar la sociedad en solo un deseo de buenas intenciones. “Vivimos en tiempos de preguntas fuertes y respuestas débiles. Las preguntas fuertes son las que dirigen –más que nuestras opciones de vida individual y colectiva – a nuestras raíces, a los fundamentos que creen en el horizonte de posibilidades entre las cuales se puede elegir. Por ello son preguntas que generan una perplejidad especial. Las respuestas débiles son las que no consiguen reducir esa complejidad sino que, por el contrario, la pueden aumentar”

La transformación de la sociedad fue una palabra clave para quienes apostaron por un mundo distinto. Al calor de las luchas sociales se abrazaron ciertas herramientas científicas que ayudaron a transformar la sociedad hasta lo que hoy disponemos. Valga elaborarse entonces una pregunta, ¿es suficiente con la sociedad que tenemos, o se necesita profundizar los cambios? La teoría Crítica, herramienta científica emancipadora, que orientó las luchas populares en la transformación del mundo, no logro, curiosamente, emancipar a la sociedad. ¿Se puede seguir pensando que el torrente teórico de este pensamiento está intacto y, por ende, hay que seguir intentando su lógica, o se hace necesario el (re) planteamiento de su metodología y su concepción para la emancipación social? ...

Leer texto completo en archivo:

Zip - 34.4 KB
 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.