En kioscos: Abril 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Contaminación y enfermedad de la convención constituyente: la repetición de la política. Por Alex Ibarra

Es detestable en periodos de campaña política, la sonrisita de los candidatos, pero también la gran cantidad de papeles impresos que circulan por las calles, pero que además invaden nuestros hogares. Esto no me parece normal, es un atentado a la justa y necesaria tranquilidad domiciliaria.

Mi enojo con esta contaminación es por la gran cantidad de panfletos publicitarios. Cada elección acarrea este problema. Pero, en este contexto de pandemia además me parecen un atentado sanitario. Nos invaden el espacio domiciliario con contaminación y ahora colocan en riesgo nuestra salud dado el peligro de contagiarse con covid. Me pregunta que incompetente servicio público resuelve esto: el SERVEL, Ministerio de Salud, el Tribunal Constitucional, los Partidos Políticos.

Me permitiré mencionar algunos de los candidatos que más usan este tipo de publicidad por mi barrio. El alcalde José Manuel Palacios que va a la reelección junto a los candidatos a concejal Alvaro Yáñez y Juvenal Olmos, también Sara Campos, Claudio Orrego. Supongo que los otros candidatos intensificaron la contaminación y el riesgo de contagio en los días que vienen.

Más insensato me parecen las campañas publicitarias de los candidatos a constituyente de los Partidos y Alianzas Políticas Henry Boys, Elisa Walker, María José Cumplido, Caro Pérez, Patricio Fernández. Este último, por lo menos muestra una gráfica más interesante propia del The Clinic. Por otra parte, estos no entendieron que la ciudadanía dijo no a los Partidos Políticos y socavan la legitimidad que pudo haber tenido la convención constituyente. Aunque en esto son muchos más temerarios personajes como Monckeberg y Harboe que corrieron a defender el sistema político amenazado.

Por último la vieja pregunta, además del involuntario financiamiento del cual nos hacen participar con los recursos económicos, ¿de dónde provienen los otros dineros que financian esta infame forma de hacer «política»? Pero, lo peor es, ¿qué compromisos adquieren quienes aceptan estos financiamientos?

Alex Ibarra Peña.
Dr en Estudios Americanos.

Compartir este artículo