En kioscos: Diciembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Cooperativas de salud: Las personas en el centro. Por Jessica Gutiérrez

En un momento histórico de demandas sociales globales, el modelo cooperativo se presenta como una alternativa que crece, basada en la colaboración, la ayuda mutua y el impacto local.

Sermecoop, la más grande cooperativa de salud en Chile, cuenta con una trayectoria de 55 años protegiendo la salud de miles de personas. Hoy las cien mil personas beneficiadas con nuestro servicio reciben una cobertura de casi el 50 por ciento de sus copagos, o gasto de bolsillo y, en conjunto con un acompañamiento permanente, evitamos que dichos gastos médicos se vuelvan catastróficos por su costo económico.

El aporte de Sermecoop en Chile a través de sus servicios ha permitido descentralizar la oferta y descongestionar la tensión de recursos de salud del sector público. En la actualidad Sermecoop da cabida al sector de la población más desfavorecido, el cual ha podido cubrir la brecha de acceso a través de planes de cobertura que les permite atenderse en el sector privado. La exitosa experiencia en Chile y el mundo confirma que el modelo cooperativo en salud es una forma consolidada y sostenible de proteger la salud de las personas.

Cabe tener en cuenta que el 70 por ciento de la población beneficiada por nuestra cooperativa corresponde al sector de menores recursos, por tanto, afiliados al sistema público. Es de dominio público el hecho de que por el exceso de demanda de atenciones médicas, las personas se ven expuestos a largos tiempos de espera, o incluso la ausencia de especialistas médicos. Con nuestro servicio de cobertura, estas personas han podido atender de manera oportuna sus enfermedades, pudiendo acceder al sector privado.

El creciente interés por la difusión y resurgimiento de cooperativas de salud a nivel internacional está vinculado a la diversificación de oferta, descentralización de servicios de salud y constituye una respuesta a la creciente asimetría de la oferta y demanda de aquellos. El sistema se tensiona dada la disponibilidad de recursos producto del aumento de los gastos de salud, envejecimiento de la población, largas esperas, tratamientos de largo plazos por enfermedades crónicas y degenerativas.

A nivel internacional, las cooperativas prestan una amplia gama de servicios, incluyendo seguros de cobertura, medicina familiar, servicios de prevención, cuidados, distribución de productos farmacéuticos, gestión de hospitales y prestaciones sanitarias. Bélgica, España, Brasil, Canadá, Japón, Colombia y Uruguay son países que destacan por el impacto que significa en sus sociedades una propuesta de solución a las necesidades de salud. Además de brindar servicios a millones de personas, han permitido empoderar a los más desfavorecidos.

Tanto en Chile como a nivel mundial, las sociedades se han adaptado a una lógica de interacción en donde el capital económico se distribuye de manera vertical y decreciente, por tanto, quienes están en la base siempre estarán expuestos a recibir lo mínimo. Las cooperativas somos parte de un movimiento de economía social y solidaria, en donde las personas están en el centro y son dueñas de sus recursos y decisiones.

Si se busca un punto de comparación, se podría decir que en las cooperativas, el «capital económico» es fruto del aporte de cada uno de sus integrantes y, por tanto, éste se distribuye de manera equitativa y consistente con sus aportes, de manera horizontal. Esta diferencia estructural nos expone como modelo constantemente a quedar fuera de los marcos tradicionales. Por ello es necesario que esta brecha tanto de conocimiento como de diseño sea abordada de las políticas públicas, en donde los gobiernos tengan un rol clave para difundir y promover la apertura de espacios para poder participar y complementar las ofertas de servicios.

Ante los posibles cambios que se avecinan en el sector salud, resulta clave conocer el detalle de coberturas que otorgará, efectivamente, el nuevo sistema. Creemos que es relevante el enfoque de las políticas públicas, las cuales deben abrir los espacios para que diferentes actores puedan entregar una oferta ampliada en favor de las personas.

Jessica Gutiérrez
Gerente general de Sermecoop

Compartir este artículo