En kioscos: Julio 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Corporaciones comunales de fomento para la reconstrucción post Covid-19. por Guido Asencio Gallardo

La irrupción de la pandemia mundial sin lugar a duda ha dejado sus secuelas, estas se ven en diferentes dimensiones, en este caso se abordará desde la perspectiva sustentable, lo cual implica aspectos económicos, sociales y medioambientales, por medio del planteamiento de una estructura societal destinada a trabajar en la reconstrucción de las comunas, justificada por la necesidad de repensar la forma de enfrentar lo que se viene para las nuevas autoridades municipales.

La mayoría de las estructuras municipales tienen unidades de fomento productivo, enfocadas principalmente en abordar programas o proyectos específicos, casuísticos y contingenciales que no obedecen necesariamente a una estrategia integral, que realmente pueda contribuir a la mejora de las condiciones actuales en se encuentran las economías locales, por cuanto, su foco está dado en la organización de ciertas actividades aisladas que buscan ayudar “por goteo”, a algún empresario o conjunto de ellos para salir adelante, pero esto obedece simplemente a una buena intención, que hace poco o nada para reconstruir estructuralmente una economía local, lo cual está muy lejos de alcanzar metas que realmente puedan tener efectos en la ciudadanía.

En este orden de las cosas, es plausible pensar que hoy en día existe la urgente necesidad de abordar de manera estratégica las estructuras económicas a nivel local, donde el surgimiento de una nueva institucionalidad es fundamental para garantizar la articulación organizada de los entes productivos una comuna, con el fin de generar un trabajo planificado que apunte a identificar y clasificar las necesidades urgentes e importantes que forman parte de la complejidad de una comuna, teniendo presente que cada localidad tiene un tejido social que tiene sus propias características e idiosincrasias, por lo tanto, se debe evitar caer en “cortar y pegar”, pues el fenómeno u objeto de análisis es siempre diferente y, por lo tanto, las recetas para unas, no son la solución para todos, por lo que el método científico aquí no es una opción a considerar.

La modalidad jurídica de una corporación de derecho privado y sin fines de lucro que en esta instancia se propone, es la estructura más adecuada para llevar a cabo una reconstrucción integral, para lo cual será necesario la elaboración de estatutos que expliciten de manera detallada, los fines que se tienen para fomentar la productividad con un sesgo medioambiental y social, agregando elementos que contribuyan a generar una estrategia que incorpore el establecimiento de algunos “mínimos comunes”, tales como bienestar social, buen vivir, progreso de sus habitantes, donde la colaboración no debe estar ausente, pues en el camino de la reconstrucción existen instituciones tanto públicas como privadas que pueden ayudar a elaborar esta estrategia. Para esto será necesario también tener claridad de cuál es la visión estratégica que se compromete a realizar esta nueva institucionalidad, para convertirse en un actor relevante en el posicionamiento de las comunas, incorporando herramientas de gestión, para ir en ayuda de empresarios, de diferente tipo, que se han tenido que reconvertirse, en muchos casos de manera obligada, para enfrentar la pandemia, entendiendo que todos necesitan urgente apoyo.

Esta estructura, debe también conocer las características endógenas del territorio, esto quiere decir, saber identificar los sectores productivos que han estado presentes antes, durante y después de la pandemia, tanto en sectores urbanos como rurales.

En concreto, las líneas prioritarias que una corporación de estas características debiera abordar:

En materia económica y sustentable.

• Generar un diagnóstico de las empresas individuales y societales de la comuna.

• Desarrollar un Modelo de Competitividad y Cooperación (existe un término utilizado para esto se llama “Coopetencia”, que consiste en competir y colaborar a la vez) de instancias comerciales de la comuna, por ejemplo, centros comerciales, ferias libres, asociaciones gremiales, etc.

• Trabajar coordinadamente con los Centro de Negocios de SERCOTEC, para coordinar actividades de fomento canalizadas en proyectos prioritarios para las comunas.

• Articular planes de trabajo con las Corporaciones Regionales de Fomento, las cuales presentan información actualizada del quehacer regional, esto no debe desconectarse con las realidades comunales.

• Desarrollar campañas permanentes para incentivar las compras a nivel local, tanto de organismos públicos (utilización de la Ley de Compras con tratos directos que beneficien a PYMES locales, emprendedoras y organizaciones de pueblos originarios), empresas locales, como empresas y ciudadanos, quienes son los que mejores pueden ayudar al restablecimiento económico.

• Fomentar la creación de una incubadora de negocios a nivel local, por medio de alianzas, que incentiven el desarrollo de nuevas empresas, atrayendo ideas de negocios de los habitantes de la comuna.

• Creación de concursos creativos para solucionar problemas municipales, invitando a personas naturales o jurídicas para que colaboren con soluciones desde el mundo privado, privilegiando a empresarios locales. Esto ayuda a generar un impacto social que mejora la viabilidad de ideas que normalmente están amparadas en las estructuras municipales, pero en este caso se invita a ser parte de la comunidad a través de ideas ciudadanas. En materia tecnológica

• Realizar planes de trabajo para mejorar los índices de conectividad, tanto en el ámbito urbano como rural, esto disminuiría la brecha digital y acceso a internet considerablemente, para incentivar el uso de tecnologías a nivel laborar y educacional.

• Incentivar el uso de tecnologías de la información para generar diálogos permanentes entre diferentes tipos de instituciones de carácter social, económico y cultural. Un ejemplo de esto generar ruedas de negocios de forma virtual, para estimular la compra y venta de productos y servicios en el mercado interno.

• Abordar el concepto de “Smart City” o más conocidas como “Ciudades Inteligentes”, esto implica aplicar tecnología e innovación en el servicio público, para incrementar un mejor vivir para los ciudadanos.

• Para avanzar en este tipo de tecnologías, la corporación debe establecer medidas a nivel municipal, teniendo en cuenta un plan de adaptabilidad y alfabetización digital, para quienes no sepan usar las tecnologías ofreciéndoles alternativas al alcance de la ciudadanía.

• Plataforma “Big Data comunal”, en el entendido de que la producción de datos que se manejan en una comuna son cada vez más amplios, por lo tanto, esta herramienta serviría para analizar grandes volúmenes de datos, para tomar decisiones más inteligentes y oportunas, detectando patrones de comportamiento en tiempo real.

En materia de formación de personas

• Creación de la una unidad de estudios a nivel local para investigar y levantar información relacionada con los datos comunales, este es primordial a la hora de tomar decisiones. Un plan piloto seria incentivar a que los jóvenes que son de la comuna y que están en etapa de realizar sus tesis o memorias de titulación de cualquier institución de educación superior, pero que sean de la comuna, lo hagan con temas locales, creando incentivos a través de concursos. Esto contribuiría enormemente a la mejora continua de información comunal y sería a un bajo costo.

• Articular a los centros educativos de la comuna o región para interactuar permanentemente con las empresas, permitiendo una relación bidireccional que tiene beneficios tanto para los empresarios como para las instituciones.

• Solicitar el trabajo de laboratorios o instancias de simulación de centros educativos para trabajar en conjunto con empresarios de la comuna, aprovechando la plataforma que ofrecen estos centros educativos.

• Realización de charlas permanentes de actualización en temáticas PYMES a la comunidad, invitando a expertos a todo nivel. En materia laboral

• Incentivar la incorporación de jóvenes en el mundo laboral a través de instituciones públicas y empresas privadas, que sean de las comunas.

• Generación de incentivos de atracción de capital humano local, por medio de concursos públicos que tengan una ponderación por ser de la comuna.

• Invitar a jóvenes que estén en etapa de práctica laboral a realizarla en instituciones públicas o empresas locales.

• Creación de bolsas de empleo de forma sectorial, es decir por segmento etario, por tipos de profesionales, por tipos segmento productivo, etc., para colaborar directamente con la OMIL, pero de forma interactiva con la corporación. Lo importante de cada una de estas propuestas, es que sirven como complemento a la gestión municipal teniendo presente el sesgo en el fomento productivo, pero que actúa como ente articulador entre la corporación y los demás estamentos municipales.

Niveles de articulación

Para incentivar una institucionalidad destinada a cumplir objetivos que vayan en directa relación con lo que una comuna requiere, es necesario articular a los actores, tanto institucionales como comunitarios, dentro de los niveles se contemplan a los actores que incluyen servicios públicos y empresariales, identificando los tipos y complejidades de las decisiones públicas, para conectarlo con las necesidades de las organizaciones gremiales, para lo cual será importante contar con la estructura organizativa de un directorio integrado con todos los actores anteriormente identificados. Respecto a los niveles de interacción, deben existir las internas estratégicas, que busquen una fluida comunicación con el directorio de la corporación. En cuanto al nivel de articulación de estrategia externa, se debe vincular con las organizaciones gremiales, para establecer comunes mínimos de trabajo, que involucren tácticas operativas en su lógica de articulación externa, conectando su labor con el accionar de los servicios públicos y empresas. Para responder a la pregunta de ¿cómo debe hacerse la articulación?, es necesario esquematizar un Primer Nivel de Articulación, en esta instancia se presenta la interacción del Alcalde como Presidente de la corporación, con el Consejo de Concejales Directores, Organizaciones Gremiales Directores, Empresas Directores y Profesionales Directores. Cada uno de estos actores, deben contemplar un nivel de conocimiento de los lineamientos estratégicos, tanto comunales como de la propia corporación, sin dejar de lado el foco relacionado con productividad y sustentabilidad que se señala al principio de esta propuesta. Un Segundo Nivel de Articulación contempla los servicios municipales, medios de comunicación existentes en la comuna, servicios públicos a nivel provincial y regional, empresas y emprendedores beneficiarios, Centros de Negocios e instituciones de educación media como superior. Este nivel que se puede considerar como avanzado, debido a que se apunta a los fomentar lo siguiente:

• Fortalecer el diálogo intersectorial, con el fin de fijar planes de trabajo en conjunto para reactivar la economía local. • Generación de una red sinérgica de instituciones públicas de fomento tales como Gobernaciones Provinciales, CORFO, SERCOTEC, SENCE, PROCHILE, entre otras, para crear programas y proyectos adecuados a las realidades comunales.

• Establecer definiciones estratégicas y decisiones tácticas internas, conectadas con los Planes de Desarrollo Comunales (PLADECO) y otros instrumentos de planificación territorial, que permitan un control y seguimiento adecuado.

En definitiva, esta propuesta destinada a focalizar la estrategia de una reconstrucción económica sustentable, solamente puede ser efectiva en la medida de que existan autoridades como Alcalde y Concejales comprometido con la ciudadanía, donde es importante considerar una estructura flexible, para ir incorporando elementos de la coyuntura comunal, que no pierdan de vista que las instituciones públicas y privadas deben “conversar” permanentemente para establecer y garantizar sostenibilidad en el trabajo colaborativo, con realidades comunales que contemplen lo urgente y lo importante, por medio de planes de corto, mediano y largo plazo, que vaya de la mano con la incorporación de profesionales de la comuna para entregar un sello identitario que aporte desde una mirada local y comprometida.

Guido Asencio Gallardo
Académico

Compartir este artículo