En kioscos: Mayo 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Desafíos del emprendimiento: más tecnología e inclusión para el desarrollo de Chile. Por Julio González Candia

El 16 de abril se celebra a nivel internacional el día del emprendimiento, esta instancia nos permite reconocer el aporte y trabajo de emprendedores y emprendedoras a las sociedades desde un punto de vista económico y también social. De manera muy simple, podemos decir que "un emprendedor o una emprendedora es toda persona que aplica y desarrolla una idea u oportunidad de negocio, con el apoyo de recursos, asumiendo ciertos riesgos económicos” .

Por cierto, esta definición se puede quedar un tanto corta, si convenimos que los “riesgos” no son sólo económicos. También lo son emocionales, personales y, por ende, muchas veces familiares cuando un emprendimiento fracasa o no llega a un buen puerto e impacta tanto a la persona que lidera el emprendimiento como a su círculo más cercano.

Revisemos algunas cifras a nivel nacional, de acuerdo a la VII Encuesta de Microemprendimiento (2022) , el universo total de personas microemprendedoras, alcanza en Chile a 1.977.426, de las cuales 11,2% corresponde a empleadores y 88,8%, a quienes trabajan por cuenta propia. Del total de personas microemprendedoras, un 59,3% son hombres y 40,7%, mujeres.

Las regiones que tienen una mayor proporción de personas microemprendedoras que trabajan por cuenta propia son Maule (93%), Bíobío (92,1%) y La Araucanía (90,7%), las mismas que presentan niveles por sobre el promedio nacional (88,8%); mientras que la región con menor proporción de personas microemprendedoras que trabajan por cuenta propia es Ñuble, con un 83,1%. Por otra parte, la misma encuesta arroja que el 94,5% de las mujeres microemprendedoras trabajan en las actividades de comercio, servicios y manufactura, mientras que el porcentaje de microemprendedores que trabaja en estas actividades es de 57,4% .

Resulta también relevante señalar que los obstáculos, o para decirlo en positivo, los desafíos del emprendimiento en nuestro país son variados y de distinto nivel de complejidad. El primero, de acuerdo a los datos de las VII Encuesta, existe nuevamente una brecha de género, donde las mujeres presentan una diferencia muy significativa respecto del rol asociado al emprendimiento en comparación a los hombres . Por otra parte, y según Forbes (2022) -teniendo como horizonte a Latinoamérica- señala que los principales desafíos son: a) mercados cada vez más cambiantes e inciertos, b) consolidación de lo digital, especialmente después de la pandemia y la “nueva presencialidad”, c) personalización de productos y servicios, d) talento para poder innovar, e) conseguir los fondos necesarios y f) contar con un propósito, lo que implica para esta fuente que “en todo lo que hagamos, haya una genuina conciencia y búsqueda de soluciones para los principales problemas que tiene nuestra sociedad” .

Ahora bien, así como hay desafíos importantes para el emprendimiento, también existen oportunidades para promoverlo y consolidarlo. Entre ellas podemos mencionar, a) madurez de un ecosistema de innovación y emprendimiento en el país que es algo destacable a nivel internacional, b) existencia de una diversidad de fondos y fuentes de financiamiento, c) mayor sensibilidad de diferentes actores y agentes respecto de la promoción del emprendimiento y sus impactos positivos para la sociedad y, por supuesto, d) la Tecnología.

Respecto de esta última y en la mirada del sitio web especializado Smart Placement, podemos señalar que el uso de tecnologías se ha hecho cada día más accesible, lo que permite nivelar las oportunidades para las y los emprendedores. Y es que, teniendo acceso a Internet desde un computador, smartphone o cualquier otro dispositivo habilitado para ello, las personas pueden ingresar a un mundo de información, conocimientos y redes de contactos; todos factores determinantes a la hora de emprender un negocio . De esta forma, para Verónica Ferrer (2023) y sumando la innovación, la actualización digital y el panorama futuro con los avances de la inteligencia artificial, la tecnología está siendo un generador de oportunidades al alcance de cualquier emprendedora o emprendedor preparado para identificarlas y rentabilizarlas. Una de las ventajas más destacadas que ofrece hoy en día la tecnología es la automatización de procesos. Tanto a nivel profesional, como personal, la tecnología nos ofrece soluciones especializadas para abordar los retos que nos puedan surgir de manera prácticamente instantánea .

Finalmente, confiamos en que el emprendimiento en Chile se pueda fortalecer y proyectar, apoyado estratégica y conscientemente por la tecnología con todas las oportunidades que representa, se sigan definiendo políticas públicas para apalancarlo y pueda predominar una perspectiva inclusiva. Lo anterior, para que, así como las mujeres puedan lograr una mayor representación, también lo hagan las y los jóvenes, adultos mayores, personas con capacidades diferentes, migrantes y otros grupos de personas que han quedado al margen de aplicar y desarrollar creativamente una idea u oportunidad de negocio y aportar a la construcción de una sociedad más equitativa y sostenible.

Dr. Julio González Candia
Director Magíster en Gestión de la Innovación y el Emprendimiento Tecnológico
Depto. de Tecnologías de Gestión - Facultad Tecnológica – USACH

julio.gonzalez@usach.cl

Compartir este artículo