En kioscos: Mayo 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El cansancio y el conflicto de las alteridades internas como expresión sintomatológica en la era de la sociedad global. Por Marco Silva Cornejo

Son diversas las aproximaciones teóricas que desarrollan los temas de formas de trabajo (productivas); construcción de dinámicas sociales y expresión de patologías durante los últimos cien años. En este sentido el desarrollo teórico de Byung Chul Han, nos permite una mirada interesante a la idea del cansancio como producción social y como giro epistemológico para comprender los ejes de referencia de las patologías y sus epidemiologías en el desarrollo civilizatorio actual.

Repensar a los griegos y particularmente a Prometeo, como un mismo mito que puede ser interpretado de doble manera en términos del posicionamiento epocal, es un ejercicio que abre infinitas puertas para el desarrollo de distinciones pertinentes en función de los desafíos del presente periodo. Siguiendo el mito de Prometeo, desde una perspectiva moderna o inmunológica como lo señala Chul Han, el sujeto es devorado permanentemente por otro por una alteridad.

En este contexto Prometeo bajo el prisma del paradigma moderno, representa el sujeto asediado constantemente por una amenaza externa, un otro que lo devora. La inmunología y el desarrollo del conocimiento científico durante la modernidad se abocó de manera incansable a dar respuesta desde la medicina y la farmacología a esas amenazas que son externas y que ponen en tensión de fragilidad existencial las formas de vida humana y sus correlatos productivos y sociales. Sin embargo la metáfora de un Prometeo amenazado por uno otro no es solo un mero reflejo de la medicina, también aplica a las matrices ideológicas que construyeron el mapa geopolítico durante el último siglo. La guerra fría por ejemplo es la idea de un cuerpo o entidad colectiva, una organización social amenazada por un externo. Qué más cercano que el ejemplo de que el exterminio en dictadura a los opositores fuese bajo el argumento del enemigo interno.

Ahora bien, si nos situamos en el teatro operativo actual, el Prometeo en el mundo globalizado, ya no tiene amenazas significativas en el exterior, todo pareciera indicar que sus amenazas están situadas en el espacio configurado por el sí mismo. No es casual que las principales entidades diagnosticadas del presente periodo estén constituidas por los trastornos depresivos, trastornos conductuales (TDAH) y trastornos límite de personalidad. La evidencia clínica nos señala con claridad que la amenaza emerge de la adaptación de nosotros a las nuevas formas de organización social y productivas. En este contexto Prometeo es el sujeto posmoderno y el águila que devora sus intestinos es el alter-ego, que está en conflicto con el si mismo, fragmentándolo, disociándolo y obligándolo a padecer permanentemente en la lucha por la aceptación y la auto explotación productiva.

En términos generales, el Prometeo posmoderno, presenta dificultades adaptativas y se patologiza a si mismo en un acto disociativo que esta mediatizado por una dinámica en donde la sobre explotación ya no es impuesta por la acción de un patrón, sino que es un sujeto subordinado y domesticado que ha internalizado el mandato de la sobre exigencia y se auto explotación a si mismo de manera casi natural y espontánea, pero por sobre todo inconsciente. De este modo la amenaza de la organización social saludable ya no solo reside en las formas de organización y cuidados mutuos con los y las otras, sino que se sitúa en la lucidez de atender a la pugna disociante que hay en el nosotros mismos.

La invitación es entonces a tomar conciencia de nuestro grado de alienación en medio de la sociedad del cansancio que nos gobierna y enferma. Además de profundizar lecturas que nos invitan a la lucidez del existir. Desde la Araucanía se puede acceder a este tipo de lecturas desde la acción de la librería comunitaria “Lectura Súbita” a la que pueden vincularse mediante redes sociales.

Marco Silva Cornejo Mg. Ciencias Sociales Aplicadas UFRO

Compartir este artículo