En kioscos: Julio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El valor patrimonial del vino chileno: El aporte de la experiencia industrial internacional. Por Alex Ibarra Peña

La historia del vino en Chile habitualmente se ha destacado como parte de un desarrollo industrial aunque no es esta la única visión que se tiene de nuestro desarrollo viticultor. En este escenario son varias las historias de emprendedores, comerciantes y también de utopistas que dedican su vida a la elaboración de los mostos. Considerando una perspectiva de migración son varios los proyectos que han venido desde otros países con personas que llegan cautivadas a trabajar en la producción de vinos dada nuestra geología y clima. No hay dudas de que en el mundo internacional del vino un lugar destacado en los últimos años es el Valle de Napa en California al norte de San Francisco, Estados Unidos.

El preámbulo anterior es para darle contexto a la tradición vitivinícola de la América del Norte que representa Parker Wine Co bajo el protagonismo de Graham Parker socio y enólogo de este pequeño viñedo ubicado en El Huape-Cunaco localidad del Valle de Colchagua que se inició desde el 2018 con la vinificación de parras de casi cien años de la cepa Cabernet Sauvignon, una de nuestras cepas más relevadas en el plano internacional. Este enólogo respetuoso de la tradición vinificadora adherida a su apellido, con experiencia en varias cosechas no sólo en Napa, viene trabajando esta viña a mano entregando todo su conocimiento y pasión a elaborar productos de calidad.

La etiqueta incorporada a la botella de Cabernet Sauvignon representa su pertenencia familiar y las posibilidades de la libertad, en ella aparece una fotografía de su abuelo a la vuelta posterior a la segunda Guerra Mundial, no hay que olvidar que el final de ese conflicto trajo la sensación de libertad frente a la amenaza del peligro del facismo. Ese espíritu de libertad es el que motiva este proyecto que además de entregarnos este vino Cabernet Sauvignon que posee una destacada nota de cata para esta notable botella. Destaco otros productos como el Semillón, Rosé de Cabernet Sauvignon y un Malbec pronto a salir. Esto no es lo único dado que poseen sidras de manzana o de manzana y pera con Moscatel de Alejandría. Otra elaboración son los Piquettes, eso que en Francia consideran vino barato proveniente del orujo mezclado con agua y miel, en este caso gasificado.

Esta es una de las historias que forman parte de nuestras historias del vino que están repartidas a lo largo del territorio y que nos van revelando la importancia cultural que tiene el oficio de hacer vinos. En esta obra la experiencia de sus protagonistas aportan a la custodia de la tradición y a las posibilidades creativas de este elemento de alimentación orgánica, es decir viva y por lo tanto en movimiento. Comenzar a conocer las historias de nuestro vino nos van haciendo complejo un relato sobre esta práctica patrimonial que permite un acompañamiento para los momentos de compartir la vida con alegría tomando conciencia sobre las bondades de estas nobles bebidas.

Alex Ibarra Peña.
Dr. En Estudios Americanos.
@apatrimoniovivo_alexibarra

JPEG - 1.7 Mio

Compartir este artículo