En kioscos: Marzo 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Juan Moreno, presidente sindicato Walmart, envía carta a Ministra Zaldívar con fuertes cuestionamientos por Dictamen de la DT

Juan Moreno, presidente del Sindicato SIL Walmart, en representación de la Coordinadora de Sindicatos Interempresas (CSI) que agrupa a diversos sindicatos del sector privado, envió ayer una carta a la Ministra del Trabajo, María José Zaldívar, cuestionando el dictamen que emitió la semana pasada la Dirección del Trabajo, acerca de las consecuencias y efectos laborales de la situación de excepción que han debido enfrentar las empresas y trabajadores del comercio por el estallido social.

“El Dictamen es tardío, escueto y pro empresa” señaló Juan Moreno.

“Hace varias semanas le habíamos señalado al Subsecretario y a la Ministra la necesidad de que la DT emitiera un pronunciamiento, pues veíamos que las empresas tenían poca claridad en distintas materias laborales que se vieron afectadas por la crisis social que vive el país”.

Agregó Moreno: “Los trabajadores del sector privado vemos a diario problemas con los horarios de cierre cuando hay disturbios; muchas veces se pone en peligro nuestra integridad; tenemos enormes problemas de desplazamiento en la ciudad. También hemos constatado despidos y un uso indiscriminado de la causal de fuerza mayor”.

En la carta que enviaron a la Ministra, se cuestiona, en primer lugar, que el Dictamen aborda de manera insuficiente el tema de la suspensión de las obligaciones del contrato de trabajo. Cuestionan que el Dictamen no dé lugar ni promueva que las empresas con sus trabajadores puedan acordar medidas especiales para enfrentar las distintas contingencias, por ejemplo, mecanismos para abordar el tema de los atrasos o la inasistencia en días críticos.

También cuestionan que el Dictamen no profundiza en la aplicación del artículo 184bis del Código del Trabajo, que establece el derecho a evacuar el lugar de trabajo en caso de riesgo inminente. “El Dictamen no aclara las hipótesis y casos donde tiene lugar el ejercicio de este derecho, ni tampoco hace mención a que su uso no puede significar descuento de remuneraciones”.

Respecto a la “Terminación del contrato de trabajo”, la CSI sostiene que “se desarrolla de forma muy escueta la hipótesis del caso fortuito o fuerza mayor como causal de terminación de contrato, a diferencia de lo que ocurrió el año 2010 (terremoto) o 2016 (aluvión), en los que se acotó y restringió su aplicación”. También se observa que no se enfatiza en la oportunidad de aplicar otro tipo de causales, correspondiente a los momentos que estamos viviendo como sociedad.

En el fondo, sostienen que el Dictamen hace un análisis en extremo legalista acerca de las situaciones de despido, sin dar lugar ni incentivar a que las partes busquen medidas diferentes.

Finalmente, la misiva cuestiona que no se desarrolle adecuadamente las “obligaciones del empleador” en materias de garantizar la seguridad de sus trabajadores, o para abordar situaciones como los graves problemas de movilización pública que se han dado en muchas ciudades. En síntesis, para Juan Moreno la crítica va más allá de las observaciones legales que presentan en la carta. “El Director del Trabajo demoró 5 semanas en atender las situaciones cotidianas que viven los trabajadores, y cuando lo hace, no los protege adecuadamente. Con esto solo se fomenta el aprovechamiento de algunos malos empleadores”.

Compartir este artículo /