En kioscos: Abril 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

“Juventud Divino Tesoro”. Por Carlos Ernesto Sánchez

Al decir del gran poeta Rubén Darío “Oh Juventud divino tesoro…” en la realidad de Chile es verdad absoluta. Los jóvenes han demostrado valentía, arrojo, honestidad, al salir a espacios públicos y desde la lucha callejera imponer temas que de otra forma estarían ausentes.

Una Diputada UDI estos días emitía comentarios despectivos hacia la juventud. Por supuesto la vergüenza no son los jóvenes ni su actuar, sino gente de esa colectividad política de ultra derecha, que en cada declaración muestra desprecio total hacia la vida.

Los jóvenes portadores de sana rebeldía, sueños, esperanza en la construcción de un país más justo, día a día se juegan en calles y también en esos espacios son reprimidos hasta causarles muerte.

Los jóvenes sin duda no son solo el futuro de Chile, son el hoy que permite que muchas injusticias sean exhibidas como fruto de política neoliberal aplicada por el Gobierno del empresario Sebastián Piñera.

Los jóvenes de las coordinadoras de estudiantes han mostrado valor, que muchos adultos y hombres y mujeres de la tercera edad, no hemos tenido para enfrentar el poder. La cobardía de la autoridad ha implementado una y mil, medidas represivas en contra de estudiantes. Ellos no se han acobardado. Siguen en la lucha con sus mil formas de expresión. Es cierto, muchos ya no están para proseguir la marcha hacia el triunfo final. No han muerto, viven en cada acto, donde el pueblo se exprese o donde un adolescente inicie su camino de rebeldía.

Es cierto que hay jóvenes que defiende el sistema neoliberal opresor, sin darse cuenta que envejecen su alma hasta ser cadáver viviente. Es una verdadera contradicción ser joven y no ser rebelde.

No solo los luchadores son grito furioso y puño en alto, son generosos en trabajar en campamentos de verano, auxiliar a damnificados, trabajar por la comunidad, volver a creer que el amor es más fuerte que el odio. Este Gobierno ha asesinado muchos hombres y mujeres a otros los ha dejado mutilados, pero no puede detener la primavera rebelde.

Los jóvenes son más que violentos o drogadictos, más que delincuentes. Los que tomaron estos caminos facilitados por un sistema inhumano, que busca domesticarlos para ser funcionales pasivos al sistema, un dia rehabilitaran sus vidas entendiendo que solo eran marionetas de poderosos, para mantener a grandes mayorías domesticadas.

Los viejos –si el día de mañana- logramos pensiones dignas, será gracias a hombres y mujeres que salieron a la calle, y gritaron nuestro dolor de vivir al filo de la muerte en abandono y pobreza.

Sin duda, el futuro será mejor. La lección está dada en las más atroces violaciones a los Derechos Humanos, en la pobreza que vivimos amplios sectores del pueblo, en la falta de libertad real, sin copamiento de plazas y lugares públicos. Sin carabineros que asesinan en total impunidad. Sin congresales más interesados en defender sus parcelas de poder que el sentir del pueblo.

Nadie dude; habrá nueva Constitución pero no como quiere el gobierno o los poderosos, sino como el pueblo determine. Y para ellos uno de los custodios de que no se tergiverse lo que determine el pueblo, serán los jóvenes.

¡Juventud Divino tesoro!

Compartir este artículo /