En kioscos: Octubre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Libertad inmediata para Isabella y Camila

DECLARACIÓN PÚBLICA MUJERES MODATIMA

Desde MUJERES MODATIMA DENUNCIAMOS nuevamente la persecución política de parte del Gobierno y sus representantes a militantes de movimientos sociales, especialmente, a mujeres feministas y defensoras de derechos humanos sociales y ambientales.

El 4 de noviembre de 2019, en el contexto de las movilizaciones del estallido social en la ciudad de Punta Arenas, fueron detenidas Isabella Baeza Raffanel, 23 años, militante de MODATIMA Punta Arenas; y Camila Vera Sandoval, 32 años, militante del Movimiento Feminista.

Ambas compañeras enfrentaron, junto a otres manifestantes, acciones represivas por parte de Carabineros para dispersarlos. En sus testimonios declaran que cuando vieron acercarse el carro policial avanzaron unas cuadras para estar protegidas. Entre la multitud, vieron a un grupo de carabineros acercarse directo hacia a ellas. Tres carros policiales, dos funcionarios motorizados y dos autos de civil las rodearon y arrinconaron. En efecto, su detención fue desproporcionada y llevada a cabo por dos civiles que participaban en la misma manifestación como infiltrados. El personal policial a cargo del procedimiento las esposo a una reja y las mantuvo inmovilizadas.

Como MUJERES MODATIMA consideramos que el aparataje policial fue desmedido y de mucha violencia durante la detención y el proceso posterior por el que debieron pasar las dos compañeras. Su relato nos cuenta que fueron trasladadas a un recinto que se habilitó especialmente para el estallido social, el gimnasio GOPE. A sus familiares no se les permitió ingresar a verlas, tampoco entregarles ropa seca. Recién en la madrugada, las trasladaron a una comisaría, donde debieron entregar todas sus pertenencias, incluidos sus celulares. Además, se las amenazó diciéndoles que “si no cooperaban les iría mal y que ellos ya tenían claridad de todo, que el Intendente estaba al tanto y que se iba a querellar”.

En el control de detención, Isabella y Camila, fueron acusadas por “desórdenes públicos y daños calificados a monumentos nacionales por haber rayado el frontis de la Intendencia Regional, un edificio patrimonial”. El fiscal a cargo del caso, pide una pena de dos años por el primer delito y tres años por los daños al inmueble. Se dictó arresto domiciliario, medida que se extendió por más de un año, sin tener pruebas claras y contundentes que las vinculen a los actos por los que se las acusa. En efecto, los informes hechos por Carabineros, se basan en información que extrajeron de sus celulares. Específicamente, pantallazos de conversaciones que mantuvieron entre ellas y otras personas donde destacan su participación en MODATIMA y en Organizaciones Feministas.

Si bien, el 14 de diciembre cambiaron la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno a firma quincenal y arraigo regional. Cabe señalar que la siguiente audiencia será de preparación del juicio oral y está fijada para el 31 de marzo de 2021. Es decir, más de un año de arresto domiciliario y vigilancia policial que sobrepasaba las atribuciones de Carabineros. Eso sin contar con la negativa del fiscal para resolver el caso sin ir a juicio.

Según los hechos:

• Existe una desprotección y desproporción entre la supuesta afectación con la sanción. • Las medidas cautelares decretadas son demasiado gravosas para los delitos que se imputan. • No hay pruebas claras y contundentes que las vinculen a los actos por los que se las acusa. • Sus abogados concuerdan que esto no tendría que ir a juicio.

Por lo mismo, denunciamos que: • Su prisión es una prisión política, por el hecho de pertenecer a una organización socio ambiental. • Isabella ha sido criminalizada por defender los Derechos Humanos Socio Ambientales. • A ambas compañeras se las imputa por ser mujeres y por su participación del Movimiento Feminista.

Como MUJERES MODATIMA exigimos:

1. La libertad inmediata de Isabella y Camila, pues carecen de pruebas que las imputen

2. La reparación de la imagen pública de Isabella y Camila

3. El termino de la persecución política de les defensores de los Derechos Humanos, especialmente, los Socio Ambientales

4. El termino de la persecución política a Organizaciones Feministas y a quienes militan en ellas

Como es de conocimiento público, MODATIMA y sus militantes están siendo blanco de interés por parte de los organismos de inteligencia chilenos y objeto de persecución e investigación. Tal como lo consignan diferentes medios de comunicación y estudios realizados. Eso, por el solo hecho de defender los DDHH y los bienes naturales comunes. Por lo mismo, creemos que la detención de Isabella, su prisión, persecución posterior y judicialización de una causa en la que las pruebas no son probas son parte de las acciones que buscan condenarnos.

Por la gravedad de los hechos, el derecho a manifestarse y a participar de diferentes organizaciones que luchan por los Derechos Humanos es que MUJERES MODATIMA llama a suscribir esta De

Compartir este artículo