En kioscos: Junio 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Quien no espera vencer ya está vencido. Por Eustorgio Bernaldo Delgado

En este refrán que muchos lo enunciamos cuando entablamos un diálogo con la familia, los amigos y en una reunión; conocemos que nuestra vida en su recorrido por el mundo terrenal, nos encontramos con algunas sorpresas, unas agradables y otras desagradables, pero que las toleramos, por eso es menester estar prevenidos para soportarlas con cautela, y poder actuar con discreción, y cumplir con aquello que nos proponemos.

El deseo ferviente de satisfacer nuestros designios es laudable, por consiguiente, avancemos e impongámonos una meta, que con decoro la podemos hacer realidad siempre con el optimismo que nos debe caracterizar, en la lucha por una mejor convivencia digna, y lograr el éxito que anhelamos; actuando de esta forma seremos dichosos en el transito infinito, un tanto difícil pero superable.

No podemos quedarnos estáticos cada vez que tomamos una decisión, reflexionemos para realizar una acción que propenda enfrentar la desesperanza, habilitando ese camino poco frecuentado y se torne expedito y coronar con los proyectos que tenemos en mente, sin dar un paso al costado, porque seriamos vencidos, eso es lo que debemos evitar; anticipémonos gloriosamente con el espíritu irresistible, en procura de lograr una firme prosperidad en nuestros años de existencia.

En los seres humanos, desde que nacemos se origina la transición en las etapas de vida, entre ellas la adolescencia, considerada como una de las etapas más difíciles e incompresibles, donde el comportamiento es variable en los aspectos físicos y biológicos, en que la inestabilidad se hace presente, son épocas precarias, que con el transcurso del tiempo vamos dominando estos malestares que se interponen en la cotidianidad, de igual manera, cuando ejecutamos ciertas actividades, las hacemos predispuestos a concluirlas, aunque en ocasiones nos encontramos con escollos complicados, que con sensatez podemos franquearlos y seguir adelante con los objetivos.

En las competencias deportivas, en sus diferentes ramas, se evidencia el hecho de bregar con vehemencia por un triunfo, desarticulando todo lo que se interfiera en el campo de juego y salir airosos ante la hinchada, que con sus ovaciones animan al equipo de sus amores; así mismo el estudiante en los niveles educativos, tiene que perseverar durante el proceso aprendizaje sin interrumpirlo, y optar en el futuro por una carrera profesional, que le permita un desenvolvimiento correcto y eficaz, en cualquier área que le corresponda laborar, y por ende prepararse más y más para actualizar conocimientos.

Lic. Eustorgio Bernaldo Delgado Palma

bernardo1940d@outlook.es

Compartir este artículo