En kioscos: Mayo 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Se volvió a encender Santiago: la memoria por los jóvenes combatientes. Por Alex Ibarra

Se volvió a encender Santiago: la memoria por los jóvenes combatientes. Por Alex Ibarra

El Estado no ha cesado en su guerra contra el pueblo, una muestra de esto ha sido su estrategia de «recuperación» de la plaza de la Dignidad, como siempre los poderes dominantes atentan contra la memoria para después fabricar una memoria oficial. Para eso necesitan vaciar los espacios públicos de los contenidos y símbolos populares que soporta la ocupación visual y gráfica desde el estallido ocupado por la fuerza constituyente que protagonizó la revolución de octubre.

El Gobierno apostó por el agotamiento del movimiento popular, equivocandose en el pronóstico, ya que las protestas no se acabaron con las supuestas vacaciones de verano.

El inicio de marzo fue claramente de rebeldía, con manifestaciones de protestas que mantuvieron las interrupciones del sistema de transporte público, las tomas de los colegios, el retraso de las clases para los estudiantes universitarios, las barricadas, incipientes saqueos a supermercados y un 8M que llamó la atención mundial.

El pueblo seguía fiel a las demandas proclamadas en octubre y el Gobierno continuaba aumentando la dotación y los recursos represivos, aliado con el Congreso que apoyaba los proyectos de ley en contra del movimiento social.

En este contexto había comenzado la pirotecnia en torno al plebiscito que sería en abril y los debates se agudizaban en si seguir el juego de la democracia indirecta o si habría que insistir en un nueva revuelta en busca de la democracia directa, volvía el «con todo sino para qué».

Así nos encontró la pandemia y llegamos a la reclusión domiciliaria, con una demanda de libertad para los presos políticos que están encarcelados arbitrariamente, dado que no son un peligro social.

Anoche nuevamente se encendió Santiago con la conmemoración del «día del joven combatiente», oportunidad en que se recuerda el asesinato de los hermanos Vergara en la emblemática población «Villa Francia» que este año no contaba con la presencia de Mariano Puga. Las barricadas se extendieron más allá de la «Villa Francia», Peñalolen, Puente Alto, Quinta Normal, Pedro Aguirre Cerda. Seguramente hoy continuarán, es costumbre esto cuando 29 de marzo cae en fin de semana.

Esta vez las barricadas no sólo reivindicaban a esos jóvenes guerrilleros caídos hace décadas sino que actualizaban la representacion de que hay un pueblo que se mantiene fiel a su causa liberadora, mientras el Estado ponía a prueba sus nuevos carros de gases, preparándose para la represión de la lucha que seguirá en cuanto podamos volver a las calles.

El enriquecimiento ilícito de la clase política y la lógica de la exclusión, que hemos visto una vez mas, en contra de las principales víctimas del neoliberalismo, siguen siendo fermento para las demandas del Chile que despertó y que debe insistir en su legítimo poder constituyente.

Alex Ibarra Peña.
Dr. Estudios Americanos.

Compartir este artículo