En kioscos: Abril 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Superar la lógica de privilegios. Por Cristina Bianchi

Imagen: Il Quarto Stato. Autor: Giuseppe Pellizza da Volpedo.

Ya empezó. Hace un año, los ciudadanos de todo Chile desataron sus energías en manifestaciones callejeras, reclamando un sistema más equitativo e igualitario para su país. Ya la coordinadora feminista, el movimiento NO+AFP y otros gremios estaban llevando adelante sus luchas para los derechos, cada año con más ímpetu. El 18 de Octubre del año pasado señó una fecha clave para que toda la ciudadanía se implicara. Esto se ha demostrado con las asambleas locales, cabildos, coordinadoras de varios sectores, como aquel de la cultura. No fue gana de destruir; fue gana de construir alternativas y el pueblo se lo tomó en serio. El comentario: “Esto no prendió”, ridiculizado ampliamente en los meses sucesivos, define la primera derrota de un gobierno que no ha sabido leer los signos, a expensas de él mismo y de muchos ojos que ya no ven. Pero no queremos hablar de derrotas, ni de victorias. El pueblo dejó bien claro que: “No estamos en guerra”, como también remarcó el general Iturraga, Jefe de la Defensa Nacional, a pocas horas del estallido, aunque los hechos dicen otra cosa.

El libre pensamiento es un virus que se difunde rápido y que en Chile ha llegado antes de la pandemia de Coronavirus. Los poderes han intentado primero comprarlo con migas, pero no lo han logrado. Después, han intentado reprimirlo y tampoco lo han logrado. Y por tercero, han tenido que dejar abierto el camino democrático para la decisión sobre una nueva Constitución. Sin embargo, políticos de muchos partidos de ambos lados fijan asuntos técnicos que reducen considerablemente los poderes de democracia directa escogidos por el pueblo, a través de mecanismos como los dos tercios de aprobación de cada modificación a la Constitución, entre otros.

Y así llegamos al 25 de Octubre de este año, tras una pandemia ya casi controlada. Sin embargo, el Gobierno mantiene el Estado de Emergencia al menos hasta la mitad del mes de diciembre, dejando la interrogante sobre el motivo real de querer mantener los poderes concentrados en manos del Presidente y del poder militar y policial durante 9 meses, como también las fronteras cerradas.

Hoy 25 de Octubre 2020 Chile reescribe los libros de historia contados por Colón y por el nuevo colonialismo, constituyendo un ejemplo para toda Latinoamérica y el mundo entero que otro mundo es posible, necesario y urgente! Ya llegan los primeros resultados desde Australia, Nueva Zelanda, Japón y Corea del Sur, con un #apruebo ganador a más del 80%. Será un día glorioso hoy para Chile, por la cantidad de ciudadanos que irán a votar; por el extremadamente alto nivel de participación y atención a todo el proceso constituyente. Las plazas que hemos visto llenas de jóvenes y viejos, de niños y padres de familia, de clase media y personas de escasos recursos, de artistas y de retornados del exilio hoy canalizarán sus reclamos una vez más de manera democrática en las urnas.

Y mañana? El verdadero reto es superar la lógica de privilegios que la realidad y las leyes han sembrado y que la Constitución ha respaldado hasta ahora. Esta misma lógica es lo que la televisión y los principales canales de comunicación impulsan hace más de 40 años: la aspiración a ser como “ellos”. Los modelos de mujeres y hombres, de farándula y de tomadores de decisiones, de profesionales y de ricos: estos modelos han trabajado silenciosamente en nuestro imaginario común y, sin querer, nos han ido transformando. Las modas, el consumismo, las ofertas 3x2, la compra por cuotas, el endeudamiento, los autos de lujo y todo lo que se constituye como Status Simbol es parte de la gran mentira. Todo está dirigido a decirle al pueblo lo que quiere ser, en quién quisiera convertirse. Darle respuestas al pueblo, en lugar de enseñarle a pensar, y mucho menos a preguntar, es parte del sistema de legitimización de los poderes actuales.

A partir de los resultados de la jornada referendaria de hoy, que da como ganador el Apruebo Nueva Constitución, Convención Constitucional, queda abierta la interrogante: Sabrá este pueblo salir de la lógica de poder? Sabrá construir y vivir con la responsabilidad y el protagonismo que está reclamando y que lo obliga a informarse, a tomar decisiones de manera consensuada y a llevar adelante prácticas que lo responsabilizan? Sabrá este pueblo chileno salir de la práctica de la délega-y-queja detrás de la cual muchas personas esconden la cobardía de no querer comprometerse en la política, como gestión de la cosa pública? O simplemente quedarán frases alentadoras que terminarán conla victoria de hoy?

El verdadero reto hoy se juega en las urnas y mañana se juega en las asambleas ciudadanas. Porque si es verdad que se quiere un cambio desde la base, desde la misma hay que trabajar.

Así que... qué Chile gane hoy y mañana a seguir trabajando!

Compartir este artículo