Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- La desigualdad que ahoga a Chile
- La historia del capitalismo a través del kétchup
- Bielorrusia desconfía de su “hermano mayor”

- Sumario completo julio de 2017





Sobre el autor

Nicolas Autheman
Periodista, documentalista, codirector de Réfugiés, un marché sous influence, La Compagnie des phares et balises, France 5, 2017.
plus...



Página de inicio >> Julio de 2017

En un abrir y cerrar de ojos

por  Nicolas Autheman

“Acerque su ojo… Gracias por su colaboración”. La voz metálica proviene de una caja luminiscente colgada de un brazo articulado. Les habla directamente a los refugiados sirios. En este supermercado que se encuentra en medio del campamento de Zaatari, en Jordania, ahora todos tienen que escanear su ojo en la caja para pagar sus compras. Instalado en febrero de 2016 por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el dispositivo verifica, gracias al registro del iris, la identidad del refugiado, después la solvencia de su cuenta virtual, con un crédito de 50 dólares por mes y con domicilio en un banco local, el Jordan Ahli Bank. Esta colaboración se desarrolla “en un abrir y cerrar de ojos”, según el comunicado entusiasta del ACNUR, y permite “evitar fraudes”. El sistema también se implementó algunos meses después en Azrak, el otro gran campo de refugiados sirios, en el norte del país.

Tanto si vienen de la frontera huyendo de los combates como si viven desde hace ya varios años en el campamento, muchos refugiados no consideran la cuestión de la biometría entre sus principales preocupaciones. “De alguna manera es más práctico, no podemos perder la tarjeta”, comenta lacónicamente una mujer en los pasillos del negocio. A lo sumo esta madre de familia lamenta no poder mandar a sus hijos a que hagan las compras por ella. En Amán, la capital del país, Hani Maoued, ex periodista sirio que pasó por el campamento de Zaatari, afirma sin embargo que muchos refugiados en privado se muestran inquietos: “Para ellos, este tema es preocupante. Viven en campamentos, es decir que todo su entorno se basa en restricciones; todo les es impuesto. Ven este sistema como una forma de obligación suplementaria”...

Texto completo en la edición impresa del mes de JULIO 2017
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2017 Le Monde diplomatique.