Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Bases para una nueva Constitución en Chile: de la forma y el fondo (informe DECIDE Nº6
- Huelga de Hambre Mapuche
- Septiembre; paternidades, desfiles y política pública sin garantía de derecho. Por Marco Silva Cornejo

- Sumario completo



Página de inicio

Piñera, un miope tercermundista que contradice las prácticas de los líderes de las economías desarrolladas. Por Pablo Fernando González

(JPEG)

Los impuestos "deberían subir para los ricos y no para el resto" porque eso "es lo justo"... " En estos momentos, yo no creo que la gente como yo esté pagando lo suficiente" Bill Gates, cofundador de Microsoft. http://www.abc.es/20120127/tecnologia/abci-bill-gates-cree-paga-201201271439.html

Piñera quien seguro no comparte la afirmación de Bill Gates que encabeza esta columna transparento que pagó un monto cercano a los 190 mil dólares -120 millones de pesos- en impuestos personales durante el ejercicio tributario 2016, lo que ha sorprendido a muchos por lo exiguo del monto ya que según FORBES su fortuna supera los 2.700 millones de dólares.

Mientras Bill Gates hace unos años atrás se comprometía con el pago de más impuestos para ayudar a enfrentar los problemas de la economía de EEUU, el ex Presidente Piñera durante su presente campaña nos ha tratado de convencer que para alcanzar el desarrollo debemos hacer justo lo contrario, esto es, bajar los impuestos a las grandes empresas donde él y las élites empresariales concentran sus inversiones personales y de sus familias. http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/05/05/ricardo-ffrench-davis-sepulta-propuesta-de-pinera-para-rebajar-impuestos-a-empresas-es-una-aberracion-es-populismo-de-derecha/

Piñera al dar cuenta de cómo ha construido su fortuna y como se ha beneficiado de la rebaja de impuestos por cifras multimillonarias hace comprensible lo que nos diferencia de las economías desarrolladas. De las explicaciones que ha dado Piñera se deduce que para dar forma a Bancard, su empresa estrella, ha necesitado de Estudios Jurídicos expertos en derecho tributario, fusiones y adquisiciones de empresas, y que la multiplicación espectacular de fortunas como la de él han surgido de los vacíos y omisiones que encubre el tejido de leyes en Chile. Piñera ha transparentado en estos días por TV que en Chile hasta hace unos años atrás las grandes empresas se beneficiaban de la compra de empresas que registraran pérdidas multimillonarias las que utilizaban para descontar impuestos a las utilidades en igual cantidad, lo que "ERA LEGAL", un ejemplo de ello fue su compra de Compañía de Desarrollo Industrial, una empresa de un giro distinto a la de él, la que inmediatamente la compró la rebautizó con el nombre de Bancard Ltda. , la que según CIPER le habría servido para descontar impuestos por un total de 44 mil millones de pesos en ocho años.

http://ciperchile.cl/2017/03/17/las-empresas-zombis-que-compro-pinera-para-ahorrar-millones-en-impuestos/

Fortunas basadas en Ciencia, Tecnología e Innovación, destacan a Bill Gates y a EEUU, mientras en Chile son las que han conseguido hacerlo vía impuestos. La anterior manera de hacer fortuna con impuestos resulta inimaginable en una economía como la de EEUU, de allí que Bill Gates para construir su empresa Microsoft a diferencia de Piñera ha tenido que liderar poderosos equipos de científicos expertos en Investigación, Desarrollo e Innovación, I+D+i, un emprendimiento virtuoso que ha sido fundamental para dar forma al ecosistema que gira en torno a la industria informática de EEUU entre los que destaca Apple, Intel, Dell, y más tarde Google, Facebook, etc. Su aporte ha sido un pilar fundamental para el crecimiento de la economía de su país en las últimas décadas a lo que suma el aporte significativo de Microsoft al liderazgo tecnológico de EEUU entre los países desarrollados.

A diferencia de Piñera que tiene su fortuna invertida a través de Fondos Mutuos o en forma directa en el tejido de redes de grandes empresas de los principales grupos económicos que tienen su foco en un extractivismo acelerado de recursos naturales (minería, forestal, pesquero y servicios financieros), las que contribuyen a perpetuar a nuestro país como una economía tercermundista, con un desarrollo No sostenible y en exceso dependiente de los altibajos de los precios de las materias primas en los mercados globales, y que a los únicos que ha favorecido es al enriquecimiento multimillonario de las grandes fortunas de nuestro país como las de él, su mujer e hijos.

Chile un país donde lo legal tiene un alcance distinto si se es Pyme o multimillonario como Piñera.

Piñera respondiendo a las razones porqué parte de su abultado patrimonio lo tiene en tres sociedades offshore, dos en Islas Vírgenes y una en Luxemburgo, argumentó que aunque "la tendencia mundial es que cada vez hay mayor transparencia y mayor control sobre los llamados paraísos fiscales, que son países de baja tributación,..." ... “la operación es legal” en Chile y por lo mismo es muy recurrida por las grandes fortunas. Una ventaja odiosa que se agrega a la de los impuestos rebajados con empresas zombis a favor de los más ricos de nuestro país y a la que los miles de emprendimientos Pymes nunca hemos tenido acceso. "...en un Estado de Derecho la ley es el estándar que es exigible en forma obligatoria a todos, por encima de la ley cada persona puede voluntariamente ponerse reglas más estrictas que la ley y esa es una decisión voluntaria de cada persona...". La anterior afirmación de Piñera que pareciera un compromiso con un sistema democrático donde el rayado de la cancha es igual para todos, ha sido el mismo quien se ha encargado de dejar al desnudo que en Chile ese Estado de Derecho del que nos habla majaderamente está lejos de tener los estándar de un país como Alemania o EEUU. Con Piñera nos hemos enterado de como él para obtener ganancias multimillonarias ha sacado provecho de LO QUE ES LEGAL en Chile y a lo que echan mano las élites empresariales, sin embargo lo mismo resulta un imposible para los miles de emprendimientos Pymes que luchamos por sacar adelante nuestros sueños, lo que resulta una discriminación odiosa a favor de los más ricos y poderosos de nuestro país.

El fideicomiso ciego de Piñera es una burla en un país donde él y un puñado más controlan su economía.

Para ningún emprendimiento Pyme es desconocido que las inversiones de Piñera se encuentran en la veintena de grupos económicos dueños de un millar de empresas que controlan nuestra economía. Por esta razón, dar por superado el problema de incompatibilidad de intereses con la firma de un fideicomiso ciego, es del todo mentiroso e hipócrita , ya que ello en un país donde un puñado de grupos económicos controlan nuestra economía, un fideicomiso ciego es una patraña burda que da la apariencia de legal de algo que todos hemos comprobado y sabemos que no lo es.

http://www.latercera.com/noticia/quinenco-antarchile-andina-las-principales-acciones-pinera/

Lo mismo ocurre con las inversiones que controlan su mujer e hijos, ya que estos últimos se han asegurado el éxito de sus negocios asociándose a los principales grupos económicos en el sector pesquero, minero, forestal y servicios financieros, es así como en el caso de sus hijos, estos no han necesitado destacarse en proyectos de I+D+i para transformarse a poco de nacer en accionistas y copropietarios de las principales empresas del país.

http://www.elmostrador.cl/mercados/2017/05/19/la-radiografia-de-la-fortuna-de-sebastian-pinera-fin-de-los-paraisos-tributarios-y-una-diversificacion-digna-de-una-afp/ Los miles de emprendimientos Pymes que sostenemos el 80% del empleo en Chile podemos afirmar sin temor a equivocarnos que el Sr. Piñera ni su mujer e hijos nunca han tenido una presencia en el sector de las pymes ni como accionista directo ni a través de los Fondos Mutuos donde él y su familia concentran sus inversiones.

Piñera y el negocio de ser Presidente, la promoción de las leyes pesqueras que favorecieron sus inversiones.

Se equivoca el diputado Gutiérrez al colocar el caso Exalmar como el problema de conflicto de interés más gravé de Piñera. En un reciente debate radial Manuel José Ossandón - colega de Piñera en Renovación Nacional- preguntó a éste respecto a su rol como accionista de Corpesca cuando se estaba debatiendo la Ley de Pesca, lo que quedó sin respuesta por Piñera y que está asociado a su inversión en Antarchile controladora de la anterior.

La acusación del senador Ossandón es del todo gravísima ya que Piñera promovió dos leyes de la mano del ex ministro Longueira que terminaron con la principal pesquería que tiene Chile -las anchovetas- en un 90% en las manos de Corpesca a perpetuidad y el resto en igual condición a favor de las 7 Familias, un negocio redondo del que se estaría beneficiando la empresa donde él, su mujer e hijos tienen inversiones, y que nos cercenó los sueños a decenas de pequeños emprendimientos que no tuvimos otra opción que enfrentarnos al cierre de nuestras fábricas durante su gobierno por no tener acceso a esta riqueza pesquera que nos pertenece a todos y poder participar de la industrialización de la anchoveta para agregarle valor y destinarla a nuevos emprendimientos y productos para los mercados globales y a la alimentación saludable de los hogares de nuestro país.

Con las leyes Piñera-Longueira la explotación de las principales pesquerías del país -anchovetas, sardinas, jurel- que alcanzan casi las dos millones de toneladas por año quedó a perpetuidad a manos de un puñado de grupos económicos - las 7 Familias entre ellos Corpesca- donde él tiene inversiones. De allí que las dos leyes en cuestión que promovió Piñera no resulta extraño que sean un modelaje de la ley como anillo al dedo a favor de sus inversiones y las de su familia en el sector pesquero.

http://www.sindicatoifop.cl/newSite/index.php? option=com_content&view=article&id=153:opinion-riqueza-pesquera-pais-habria-sido-devastada-a-cambio-de-financiamiento-de-la-politica&catid=88&Itemid=610&lang=es-es Las Leyes Piñera-Longueira, la primera de ellas: la Ley 20.560 en palabras de Longueira tuvo como propósito blanquear las pescas de investigación ideológicamente falsas amparadas por la Subsecretaría de Pesca y que les significaron un enriquecimiento de cerca de mil millones de dólares a sus autores, donde Corpesca y las 7 Familias eran los principales beneficiarios de las resoluciones ilegales de Subpesca, las que terminaron con casi todas las pesquerías del país sobreexplotadas y agotadas. Lo anterior se encuentra denunciado al Ministerio Público desde mediados del año 2016 y que compromete las resoluciones dictadas por los últimos cuatro ex Subsecretarios de Pesca. A principios de junio y después de casi un año el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago acogió la solicitud de incompetencia presentada por el Ministerio Público en relación con esta denuncia y ordenó remitir los antecedentes al Juzgado de Garantía de Valparaíso, lo más probable es que ésta denuncia siga empantanada hasta que termine declarándose prescrita.

http://www.emol.com/noticias/Nacional/2017/06/08/861964/Corpesca-Cuarto-Juzgado-de-Garantia-se-declara-incompetente-para-revisar-querella-de-diputada-PC-contra-Longueira.html

La misma ley 20.560 incorporó que fuera LEGAL: a) que Corpesca y las 7 Familias pudieran adquirir las cuotas de pesca en manos de la pesca artesanal y que estos últimos se transformaran en meros depositarios de lo que capturan. Se modeló por LEY que las principales pesquerías de Chile que se capturan a diario y que totalizan cerca de 2 millones de toneladas por año -90% del total desembarcado- no necesiten venderse en Mercados de compra-venta, esto es tan grave que es lo que explica que NINGUNA familia que quiera consumir estos peces tenga acceso a su compra y lo mismo le sucede a los emprendimientos Pymes que deseen adquirirlas para dar vida a nuevos productos con valor agregado. b) En la Patagonia el Grupo del Río consiguió de la mano de Iván Fuentes que el 100% de las cuotas de la pesca artesanal de merluza austral y otros que se capturan en los mares australes pudiera concentrarlas en su manos; c) Piñera- Longueira agregaron como parte de la ley 20.560 que Corpesca pudiera extraer jurel de 22 centímetros ( juveniles), una devastación amparada y protegida por LEY aunque la misma se promovió para cuidar la sustentabilidad de nuestras pesquerías.

La Ley Longueira o PIÑERA-Longueira. El senador Bianchi que fue uno de los que se abstuvo en la votación de la ley, transparentó el alcance del regalo regulatorio del artículo 26A y columna vertebral de la ley Longueira: "Resulta imposible, pues, no entender que las licencias son a perpetuidad, para siempre. Y la temporalidad, que, según entiendo, es parte del acuerdo que logró una mayoría en este Congreso, dura mínimo 20 años. Pero la licencia se renueva cada 20 y de manera permanente. Entonces, los industriales, quienes según el artículo 30 que se aprobó, con mi voto en contra, gozarán de licencias transables, transferibles, susceptibles de todo negocio jurídico, ahora tendrán en la mano un negocio con un una duración mínima de 20 años.". De esta manera lo que denunciara el senador Ossandón es de una perversión odiosa ya que por ley se habría hecho a favor de las inversiones de Piñera en Antarchile que es la dueña de Corpesca y explicaría porque se nos sacó del camino a los emprendimientos pymes que deseábamos participar del negocio de la industrialización del 90% de las pesquerías que posee Chile.

Carlos Peña rector de la UDP se hizo del siguiente convencimiento de la ley que promovió Piñera y que beneficio sus inversiones en el sector pesquero siendo Presidente "El problema es que en el caso de la Ley de Pesca esas cuotas no se licitaron a cambio de un precio, sino que simplemente se entregaron a algunas empresas. Fue un perfecto regalo regulatorio, una pesca bíblica, milagrosa, en la que el Congreso cumplió el papel de Jesús y las empresas el de muchos Pedros agradecidos." https://www.lemondediplomatique.cl/Chile-es-conducido-a-su-peor-ruina.html

La acusación del senador Osandón en contra de Piñera nos deja perplejos a muchos, ya que el alcance de lo que es LEGAL en Chile habría pasado todos los límites. Un Presidente que promueve leyes a favor de los negocios de su familia - Inversión en Corpesca- y que se queda a perpetuidad con una riqueza país a favor de los negocios donde tiene inversiones, nos coloca en un escenario inimaginable incluso entre los países más asolados por la corrupción donde sus líderes les ha resultado cuesta arriba modelar tanto beneficio a favor de ellos y sus familias. Vale precisar que Corpesca es la única empresa en la historia de Chile procesada por presuntos delitos por el Ministerio Público, entre ellos el financiamiento a la política y que ha arrastrado a igual condición a su gerente general, a senadores, diputados y al ex Ministro Longueira.

La política controlada por los más ricos ha probado que ha perpetuado a Chile en la Desigualdad.

Piñera durante su campaña nos ha mostrado que en Chile tenemos dos escenarios para el emprendimiento, uno que favorece al 1 % más rico del país y otro muy diferente con el que debemos lidiar los emprendimientos que nos proponemos los 17 millones de chilenos, algo así como una vuelta a los tiempos del latifundio en Chile, donde los últimos se encontraban con el derecho a abusar de su posición de privilegios con respecto a los peones y el inquilinaje, con un Estado de Derecho modelado por ellos a su antojo, sin ley para cuando les resultaba más conveniente o con leyes modeladas a su antojo y tan mínimas que eran ellos los que decidían cuando y como superar sus exigencias, con una Justicia complaciente que les permitía proteger sus fortunas a la par que considerarse los dueños del destino político del país, lo mismo a lo que hoy echa mano Piñera y que desea rescatar como una virtud de su parte, aunque siempre ha sido una práctica odiosa que ha impedido que el país se sacuda la corrupción que lo ha perpetuado como una economía y democracia tercermundista.

Pablo Fernando González, PYME INNOVACION

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2017 Le Monde diplomatique.